Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

El problema del Dr. López-Gatell es no poder decir: “Necesitamos más dinero”

El zar de la influenza explica que la precariedad del sistema de salud en México dificultará el combate a la pandemia. El sistema no ha mejorado desde 2009, advierte. Aquella vez, dice en entrevista el doctor Alejandro Macías, “fue un golpe de suerte”.

Por Alejandra Crail
15 abr 2020

COVID19
López-Gatell en una de sus intervenciones en la conferencia del presidente López Obrador, este 14 de abril. Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro.com

EMEEQUIS.– “El mayor problema del doctor López-Gatell es no poder decir: señores no tenemos suficiente dinero, necesitamos más”, dice el doctor Alejandro Macías Hernández, el hombre que en 2009 lideró la batalla contra la influenza AH1N1, sobre el actuar de su pupilo ante la pandemia del coronavirus

No habla al tanteo. En 2009, tras haberse detectado un incremento atípico de las muertes por influenza en el país, fue designado comisionado nacional para la Atención de la Influenza en México. 

Vio en primera fila la vulnerabilidad del sistema de salud mexicano para enfrentar a una mutación de la influenza que se llamó porcina. Días después, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretaría alerta de pandemia. 

“Fue un golpe de suerte, porque el virus no tenía la letalidad que en un principio pensábamos que tenía”, dijo sobre la mutación del virus de la influenza que surgió hace más de una década en México.

TE RECOMENDAMOS: EL IMSS LLEGA A LAS HORAS MÁS DIFÍCILES "TAPANDO HOYOS"

Hay diferencias y similitudes entre aquellos años y el presente. Cambió el virus, pero no el sistema de salud, recalca Macías Hernández. Lo peor: el Covid-19 es mucho más peligroso. La influenza AH1N1 tenía una tasa de letalidad del 1.5%, mientras que la del coronavirus es del 6% a nivel mundial. Además, esta nueva enfermedad es mucho más contagiosa. 

“No nos toma en buen momento esta epidemia. México se encuentra en medio de una pobre inversión en salud, recortes a la salud y en situación precaria en los hospitales. Combatir esto no va a ser fácil”, reconoce. 

Los hospitales –insiste– van a ser fundamentales para enfrentar esta epidemia y por desgracia “no los tenemos en buenas condiciones, están muy mal abastecidos, muy mal atendidos”.


El doctor Macías piensa que se debe incrementar el número de pruebas. 


RECURSOS LIMITADOS

Los recursos que anunció a finales de marzo el presidente Andrés Manuel López Obrador para el combate a la pandemia en el país podrían resultar insuficientes. Por ello la estrategia se ha enfocado en alargar la epidemia, como lo han dicho las autoridades de salud: aceptar que la mayoría de la población se va a contagiar, pero apostar a que el contagio se dosifique para no saturar el sistema de salud pública del país y que la mayoría de la población reciba atención médica de forma oportuna. 

Hasta el momento, la inversión anunciada por el presidente, exclusivamente para apoyar al sector salud, son 4 mil 500 millones de pesos para la Secretaría de la Defensa Nacional y 500 millones para la Secretaría de Marina.  

Una transferencia de 10 mil millones de pesos como adelanto de abril-junio para los gobiernos estatales y otros 4 mil 500 millones de pesos para el recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), para la compra de medicinas y suministros médicos. 

“En 2009 no era mucho mejor que ahora la situación de los hospitales, sin embargo, por fortuna, la gravedad del virus nos ajustó razonablemente bien, porque México tenía muy pocas camas de terapia intensiva. Deberíamos de tener más ahora, deberíamos haber aprendido la lección, nada más que no la aprendimos”, dice en entrevista para EMEEQUIS

Quien fuera llamado el “Zar de la Influenza” en 2009 reconoce que los planes de ampliación de los insumos hospitalarios que se hicieron en su época se ajustaron bien sólo por el “golpe de suerte” de la baja letalidad del virus. Hoy la historia es diferente: México enfrenta la pandemia del coronavirus con 6 mil 425 camas de terapia intensiva, según reconoció AMLO el 5 de abril pasado.

Los escenarios catastróficos que se han visto en otros lugares del mundo, como Italia, en donde han fallecido más de 21 mil personas hasta este miércoles, o la ciudad de Guayaquil, en Ecuador, donde el sistema de salud quedó rebasado y los muertos comenzaron a llenar –literalmente– las calles, no son muy lejanos para un país como México

TE RECOMENDAMOS: LAS 4 EPIDEMIAS QUE POTENCIAN AL CORONAVIRUS

“La población en México no ha tenido un buen apego a las medidas de distanciamiento social y eso hace las cosas más difíciles, porque se va a enfermar más gente al mismo tiempo e, insisto, tenemos muy pocas camas de terapia intensiva y simplemente no nos van a ajustar. Nos toca atender al llamado de la autoridad de salud”. 

MALA SALUD EMPEORA LA SITUACIÓN

Siete de cada diez mexicanos tienen obesidad y sobrepeso, poco más del 14% de la población tiene diabetes, incluyendo niños y jóvenes. Las otras epidemias que México lleva arrastrando desde hace dos décadas, reconoció el mismo Hugo López-Gatell, también pesan. 

“México tiene la ventaja de que tiene una población mayoritariamente joven. Pero tiene la desventaja de que, incluso la población joven, tiene sobrepeso, y es muy probable que eso incida en la letalidad de la enfermedad”, vaticina el zar de la influenza, quien recalca que esta enfermedad será más fácil para quien se encuentre en mejores condiciones físicas, independientemente de la edad.

–¿Qué nos toca como sociedad en este tema? si bien, la mala alimentación y la mala salud no son enteramente culpa del ciudadano, ¿cómo cambiamos ese panorama de las otras epidemias que también nos están matando?

–Tenemos que aprender que no todo es responsabilidad del Estado. Tenemos una responsabilidad individual de estar en mejores condiciones físicas, ejercitarnos, de mantener nuestro peso corporal, porque esta enfermedad nos va a enfermar a casi todos, a no ser que surja una vacuna, es muy contagiosa y le va a ir mejor al que se encuentre fìsicamente mejor, eso que ni qué.

“Eso sí lo tenemos que aprender: que no podemos seguir en el descuido que hemos tenido hasta ahora con nuestro propio organismo, que tenemos que cuidar nuestra relación con los alimentos, que tenemos que hacer ejercicio, que tenemos que tratarnos mejor, ojalá que aprendamos eso y que por lo menos eso bueno nos deje esta epidemia”. 

“HAY QUE RETOMAR LA EXPERIENCIA DE 2009”

En 2009 se dejó establecida la metodología que usa actualmente la autoridad sanitaria. El también miembro de la Academia Nacional de Medicina de México y catedrático de la Universidad de Guanajuato fue una de las mentes detrás de la estrategia que marcó la historia del país. 

–¿Cuál fue la clave de 2009 para solventar la epidemia?

–En México se hicieron muchas pruebas de laboratorio y así pudimos ir abriendo el país a la actividad económica por regiones. 

Actualmente, una de las críticas a la administración es la cantidad de pruebas, que se han calificado de insuficientes. López-Gatell ha defendido que el Método Centinela, instaurado desde 2006, con el que a partir de los casos confirmados se estima la cifra que no queda registrada en el sistema de salud. En el caso del COVID-19, la proporción de casos que no llegan a un centro médico es de aproximadamente 8.5 veces más que los contagios confirmados. 

–¿Qué sí aprendimos bien de 2009?  

–Aprendimos muy bien a tener una buena red nacional de diagnóstico. México tiene una red nacional de diagnóstico de clase mundial: cada estado tiene un laboratorio estatal. El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE) tiene muy buen personal, gente muy capacitada en el diagnóstico, en el laboratorio, eso lo aprendimos bien. 

–¿Qué nos está fallando respecto a la experiencia?

No estamos usando bien el sistema. Creo que debemos de incrementar el número de pruebas que hacemos porque ya estamos en medio de una cuarentena, es una especie de guerra contra un virus, pero el problema de las guerras no es entrar, el problema es salir y para que podamos salir, esa salida va a tener que ser ordenada, porque no hay una fecha para salir, eso no existe. 

“La salida (de la cuarentena) tendrá que ser paulatina y regionalizada. La autoridad de salud va a ser la guía de la autoridad civil, le indicará qué acciones debe seguir para salir de la cuarentena y resulta que el instrumento de la autoridad de salud es la prueba de laboratorio, si no la tienen, va a ser muy difícil que salgamos de manera ordenada de la cuarentena. En 2009 aprendimos a tener una buena red de diagnóstico, pero creo que no saben usarla hoy”.  

TE RECOMENDAMOS: HOSPITALES REALIZAN COMPRA "URGENTE" DE BOLSAS PARA CADÁVER

Hasta el 14 de abril de 2020, las autoridades sanitarias reportaron haber estudiado a 40 mil 091 personas, de las cuales 5 mil 399 dieron positivo, 406 perdieron la vida y 23 mil 900 dieron negativo.

DEBIERON HABER ASIGNADO MÁS PRESUPUESTO

–¿Cómo califica la reacción del gobierno federal respecto a la pandemia? 

–Distinguiría a las autoridades de salud de las federales. Las autoridades de salud están tratando de hacer lo mejor que pueden, es gente muy competente, pero están tratando de hacer lo mejor que pueden con lo poco que tienen. 

“A las autoridades federales no les preocupa tanto la salud, no les ha importado lo suficiente y creo que, ante esto, que se vio venir desde principios de enero, debieron de haber asignado un presupuesto extraordinario, pero no poquito, mucho, porque sin duda cualquier plan que haya tenido el gobierno antes de esta pandemia va a tener que cambiar, cualquier plan o prioridad que haya tenido, va a tener que cambiar, va a cambiar a México, va a cambiar al mundo”.  

–¿Qué se mira para el futuro?  

–Van a tener que cambiar también las prioridades, vamos a tener que voltear a ver al sector salud como un área en la que hemos invertido muy poco y que hemos tenido abandonada y vamos a pagar las consecuencias.  

–¿Qué nos toca a nosotros como sociedad a corto, mediano y largo plazo en relación al sistema de salud y al acceso que tenemos para recibir atención médica de calidad?

La sociedad va a tener que aprender a exigir el derecho a la atención a la salud. Todos vamos a enfermar algún día y vamos a morir, pero sí tenemos derecho, porque la misma Constitución nos lo dice, a la atención a la salud y a una atención razonablemente buena y de calidad, algo que no la hemos tenido.

 

@AleCrail

 


logo mx
Más contenido
¿Qué tan corruptos son nuestros jueces? 8 historias de terror

¿Qué tan corruptos son nuestros jueces? 8 historias de terror

Las liberaciones de “El Mochomo” y de la madre de “El Marro” son apenas un par de casos de presunta corrupción judicial. Abundan testimonios de jueces que doblan las leyes a favor de criminales. Aquí ocho ejemplos.

09 / 07 / 2020

“Sufro más amenazas de muerte que las veces que veo a mis hijos”

“Sufro más amenazas de muerte que las veces que veo a mis hijos”

Susana Prieto Terrazas, la asesora legal del Movimiento 20/32, presa bajo ambiguas acusaciones en Tamaulipas, se expresaba así, antes de ser detenida, de las amenazas y machismo que ha sufrido por defender los derechos de trabajadores de la maquila. “He vivido una psicosis muy terrible”.

29 / 06 / 2020