Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

“AMLO estaría feliz si Marko Cortés se reelige en el PAN. Perderíamos en 2024”

En entrevista con EMEEQUIS, Gerardo Priego, principal adversario de Marko Cortés del PAN para quedarse con el control del partido, habla del futuro blanquiazul, si no cambia de rumbo. “Estoy hecho para el combate político”, dice. Pone a AMLO en la mira.

Por Óscar Balderas
7 sep 2021

dirigencia nacional del PAN...
Marko Cortés durante una conferencia de la Coalición Va por México. Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Un día antes de que se desatara una tormenta en Acción Nacional por la reunión de sus senadores con el líder ultraderechista del partido español VOX, un panista que busca arrebatarle la dirigencia nacional al presidente Marko Cortés anticipó que la brújula de Acción Nacional estaba rota.

“La dirigencia está perdida. Marko Cortés no tiene ni idea de a dónde lleva al PAN”, asegura del exdiputado federal Gerardo Priego a EMEEQUIS. “Yo sí sé a dónde nos lleva: a la derrota. Vamos derechitos a perder la próxima elección”.

Horas después del escándalo, las palabras de Gerardo Priego se escucharían como un vaticinio: mientras los senadores panistas eran vapuleados en redes sociales por propios y extraños por aliarse con Santiago Abascal, el dirigente nacional Marko Cortés guardaba silencio dejando que los golpes cayeran libres sobre sus militantes.

“La dirigencia del PAN hace buen rato que está extraviada”, tuiteó el expresidente Felipe Calderón. “Yo con VOX... ni a la esquina”, publicó Xóchitl Gálvez, aspirante panista a gobernar la capital del país. “Estamos pendejéandola (...) Somos una oposición domesticada”, opinó Gustavo Madero, exdirigente nacional del PAN.

Ls reacciones de esos líderes en el PAN –y las de muchos otros– coincidirían casi palabra por palabra con los reclamos de Gerardo Priego, un tabasqueño que asegura estar listo para tomar el mando de Marko Cortés y darle batalla a su paisano Andrés Manuel López Obrador para lograr que Morena no se quede en el gobierno federal hasta 2030.

“La elección del 2024 va a ser una lucha dura. Y Marko Cortés no tiene lo que se necesita. Está atrapado en una ‘pseudodiplomacia’ que sólo beneficia a Morena y a extremistas. Yo sí estoy hecho para el combate político: mientras él juega tenis, yo estoy listo para jugar rugby”, dice el panista rebelde.

Según Gerardo Priego, Marko Cortés, 43 años, es un tipo sin mucha personalidad. Ausente cuando hay conflicto, pero presente cuando hay que recoger los frutos del trabajo ajeno. Y son justamente esas debilidades las que lo hacen un mal dirigente para una tropa blanquiazul que quiere redoblar el paso para poner los pies, de nuevo, en Los Pinos.

“Le falta para ser un general, no es un líder”, insiste el tabasqueño, cuya primera promesa para sus correligionarios es que el PRI no tendrá un pase automático para una eventual alianza electoral en 2024.


De ganar la dirigencia del PAN, Gerardo Priego fortalecería cuadros regionales. Foto: @gerardopriegot.


CONTRA EL DEDAZO Y EL INDIVIDUALISMO

En lugar de eso, en caso de ser elegido, dedicaría la mayoría de su tiempo a formar cuadros políticos regionales, estatales y municipales para fortalecer a Acción Nacional como el único partido competitivo en el ecosistema de la oposición.

Será algo diametralmente opuesto a lo que hace Marko Cortés: mientras su adversario aprovecha cada spot del PAN para salir a cuadro en solitario, él promete compartir las cámaras con los panistas más destacados para darles tiempo aire en televisión, radio y redes sociales.

TE RECOMENDAMOS: ESCÁNDALO EN CHATS PANISTAS: CIRCULA FOTO DE CALDERÓN CON “EL AMIGO DE VOX”

“Mi propuesta es que vamos a fortalecernos como partido antes de pensar en fortalecer a otros. Y cuando llegue el momento exploraremos la posibilidad de una alianza, pero no vamos a ir 50% y 50% (de candidaturas) con el PRI. Vamos a ir fuertes para pedir el 70, 80% de las candidaturas.

“Lo lamento mucho, pero a mí se me hace un insulto que ya nos digan ‘prianistas’ en la calle. Nosotros no somos eso, no somos lo mismo”.

Una segunda promesa es que se acabarán las candidaturas por “designación”, es decir, las que decide el presidente nacional del PAN en un cónclave con sus más cercanos amigos. Él, en cambio, promete asambleas abiertas donde la militancia elija a sus nominadas y nominados.

Y una tercera: empujar a Acción Nacional al centro, lejos de los extremos ideológicos y abrir el partido a discusiones que antes eran un tema tabú, como el matrimonio igualitario o la despenalización de las drogas.

EL EMPRESARIO QUE DEVOLVIÓ DINERO 

Su perfil, trayectoria y promesas estarán bajo un intenso escrutinio para los 270 mil militantes panistas que elegirán a su próximo dirigente el 27 de octubre de este año.

Él es casi una definición de diccionario de la palabra “panista”: economista por el Tec de Monterrey, maestro en Administración Pública por una prestigiosa universidad privada en Nueva York, fundador de la Confederación Patronal de la República Mexicana y presidente del Consejo Coordinador Empresarial de su estado.

TE RECOMENDAMOS: ESCÁNDALO EN CHATS PANISTAS: CIRCULA FOTO DE CALDERÓN CON “EL AMIGO DE VOX”

Como blanquiazul ha sido presidente estatal, coordinador de campañas electorales, aspirante a gobernador de Tabasco y diputado federal.

En este último cargo, Gerardo Priego alcanzó notoriedad nacional cuando, en agosto de 2009, subió a la tribuna de San Lázaro para hacer pública la devolución de un millón 100 pesos que le sobraron de una partida presupuestal que se otorga a cada legislador para que compre boletos de avión.

En aquel entonces, el panista aseguró que, aunque la ley permitía que no devolviera ese dinero y lo pudiera depositar en su cuenta bancaria personal, lo regresaba a la Tesorería de la Federación porque “no es dinero nuestro, no son ahorros nuestros, es dinero público”.

Pero son pocos los momentos estelares de Gerardo Priego en los medios de comunicación. A pesar de su hoja de vida, no es tan conocido entre la militancia como Marko Cortés –quien el 1 de septiembre pasado pidió licencia para reelegirse–o la exsenadora y diputada Adriana Dávila, la tercera opción en la contienda interna.

LA LISTA PARA EL 2024

“Yo sé que no habrá ‘piso parejo’. No estamos en igualdad de condiciones, pero sigo siendo la mejor opción del PAN y me estoy acercando al triunfo”, augura el panista rebelde.

Y desde ahora, a tres años de la próxima elección presidencial, Gerardo Priego suelta algunos nombres –“no son todos”– de quienes observa como las y los presidenciables bajo una eventual dirigencia en sus manos.

“Me gusta mucho Martín Orozco, quien ha hecho un gran trabajo como gobernador de Aguascalientes. Me gusta Maru Campos, próxima gobernadora de Chihuahua. Javier Corral (gobernador saliente), por supuesto. Diego Sinhué, gobernador de Guanajuato. Mauricio Vila, gobernador de Yucatán.

“Y ahí está muy fuerte Ricardo Anaya, un joven brillante que está dando una batalla importante. Pero también veo liderazgos regionales que tenemos que hacer crecer… la senadora Kenia López Rabadán, la alcaldesa electa Lía Limón, muchas a las que mi dirigencia les va a servir, no a servirnos de ellas y ellos”.

¿Qué pasa si sus propios compañeros de partido no lo eligen?, le pregunto y del otro lado de la línea Gerardo Priega responde rápido. A diferencia del tabasqueño en Palacio Nacional, el tabasqueño que quiere sentarse en la silla más grande de la sede nacional del PAN en la colonia del Valle habla rápido y sin pausas. 

“Yo creo que está muy fácil saber lo que pasaría. Vamos a ser una oposición que haga alianza con el PRI, no con la sociedad civil, como lo hicimos en 2021. Y volveremos a perder nuestros valores, lo que somos como esencia.

“Yo te lo digo muy claro: el presidente López Obrador sería el más fácil si Marko Cortés se reelige. Con Marko al frente vamos a perder en el 2024. Te lo garantizo”.

 

@oscarbalmen 


 

logo mx
Más contenido
Opinión 51 busca romper monopolio de columnas escritas por hombres: Romandía

Opinión 51 busca romper monopolio de columnas escritas por hombres: Romandía

“Venimos a construir y a encontrarnos en espacios de coincidencia”, plantea Sandra Romandía, directora editorial de Opinión 51, una plataforma disruptiva de columnas de opinión en la que participan 80 mujeres. “Nos estamos apoyando, retroalimentando, conectando”, comenta.

07 / 09 / 2021