Dólar17.12

Trotsky y los expanistas con Sheinbaum

Gonzalo Espina debería asumir que cambió de ideología y de amigos porque así le conviene a sus intereses y cálculos, y no argumentar el pasado ideológico de Xóchitl Gálvez para unirse a Claudia Sheinbaum.

Por Emequis
7 / 25 / 23

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS.– El diputado José Gonzalo Espina creó la Ola Azul con Claudia Sheinbaum. El objetivo es que panistas se integren a la campaña y que trabajen para que la exjefa de Gobierno sea la designada para encabezar el proyecto de la 4T.

Pronostica que serán muchos los que lo acompañarán en su aventura, ya que hay diversas inconformidades. 

Sostiene, el hasta hace poco integrante de la bancada del PAN en el Congreso de la Ciudad de México, que Sheinbaum es la que mejor se ajusta a los viejos postulados del panismo. Así como se escucha. 

Es decir, para Espina, la aspirante presidencial es de derecha o quienes lo son, no tendrían problema en respaldarla. 

Nadie sabe a qué se refiere con ello y mucho menos en dónde estarían las convergencias, pero al mismo tiempo sostiene que no le gusta Xóchitl Gálvez, porque fue trotskista y que eso representa todo lo que la derecha panista trató de combatir desde sus orígenes. 

Si bien el morenismo es muy conservador e inclusive reaccionario, la caracterización no les va a gustar nada.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El PAN surgió para enfrentar a Lázaro Cárdenas y sus políticas de carácter social y, de modo específico, lo que se refiere a la educación. 

TE RECOMENDAMOS: LLAMABA “CERDOS POPULISTAS” A MIEMBROS DE LA 4T. AHORA ES ALIADO DE SHEINBAUM

Es evidente que a los fundadores como Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna les daba igual León Trotsky, por la sencilla razón de que encabezaba un movimiento ultra minoritario. En 1929, al instituir Trotsky su primera organización en el exilio, contaba con 70 integrantes, y al conformar la Cuarta Internacional, en 1938, poco más de mil, y eso porque se integraron los militantes del Partido Socialista de los Trabajadores de Estados Unidos. 

El PAN se constituyó en 1939 y Trotsky murió asesinado, en la Ciudad de México, el 21 de agosto de 1940. 

Son interesantes las confusiones de Espina, porque lo harán topar con pared tarde o temprano. Es curioso que repudie a una exintegrante de la Liga Obrera Marxista y en cambio se adhiera a quien formó parte de Convergencia Comunista 7 de enero, porque ahí hacía trabajo político Sheinbaum en sus tiempos universitarios.

Serán interesantes las conversaciones que en su momento llegue a tener Espina con Antonio Santos, uno de los asesores más relevantes de Sheinbaum, y él sí trotskista, al grado de que militó en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que en su momento postuló a Rosario Ibarra a la presidencia de la República. 

Lo más probable es que el trotskismo de Santos se haya diluido desde sus propias experiencias en el CEU y posteriormente en el gobierno de Pablo Salazar en Chiapas, pero es cosa que el señor Espina pruebe si ahí el espanto no es tan pronunciado como el que al parecer le provoca la senadora Gálvez. 

En todo caso, tendrá que plantear esas objeciones a la que es ya su jefa política, a la que por cierto rechazaba hace apenas unos meses y con las peores maneras. 

Al igual que tendrá que puntualizar en dónde está la diferencia en la imposición que existe, sostiene él sin dar prueba alguna, para que Gálvez sea la candidata del Frente Amplio y en las supuestas libertades que hay en el procedimiento de Morena. 

Es absurdo, porque en la 4T sí existe una favorita y en la oposición, en cambio, hay un proceso con incertidumbre y no decidido.

Es el problema del oportunismo, que suele caer en contradicciones, como las de ver el espanto de Trotsky en uno de los cuadrantes y obviar los lazos, esos sí evidentes, con el viejo comunismo el otro. 

Por lo demás, ni el pasado comunista de Sheinbaum la define y mucho menos la minoritaria Liga Obrera lo hace con Gálvez. A ambas hay que contrastarlas en la globalidad de sus trayectorias, las que explican, de algún modo, por qué están dónde están. 

Sería un delirio que se argumentara que el panismo era hostil al creador del ejército Rojo y que en su lugar matizara las barbaridades de José Stalin y de toda la saga de muertes que le acompañó. 

Espina debería de asumir que cambió de ideología y de amigos porque así le conviene a sus intereses y cálculos, no mezclando una historia de la que no tiene la menor idea y en la que no encontrará solidaridad alguna de sus nuevos compañeros de viaje. 

@jandradej

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

AMLO frente al espejo: votará el domingo “ni por una cosa ni por la otra”

El presidente López Obrador aseguró que votará en la consulta de revocación el próximo domingo, a pesar de que la pregunta lo involucra a él mismo. Llenará el espacio con la frase “Viva Zapata”. El 10 de abril fue asesinado el caudillo. Con esto se considerará “voto nulo” de acuerdo con la ley electoral.

4 / 5 / 22

El país de la 4T, los jueces y los militares

Para nada es una buena idea que los aspirantes a ministros tengan que hacer campaña para llegar al cargo, porque ello requiere de dinero y de apoyos de diversa índole.

5 / 10 / 23