Dólar18.47

Manuel Buendía, 40 años de un mayo negro

Aún ahora es incierto el móvil del asesinato de Manuel Buendía, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía.

5 / 28 / 24

El asesinato de Buendía. Análisis de Julián Andrade.

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS.– Mayo negro, así fue calificado ese mes de hace 40 años en que se engarzaron problemas. Incursión guatemalteca en la frontera sur, con el saldo de al menos seis muertos en el campamento de refugiados de El Chupadero, bombazo en Palacio Nacional en pleno desfile del día del trabajo y, lo más grave, el asesinato de Manuel Buendía, el columnista político más influyente y leído en ese momento. 

Aún ahora es incierto el móvil del crimen, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía: la CIA, la ultraderecha, la irrupción del narcotráfico, denunciado por los obispos de la región Pacífico sur, la corrupción de los servidores públicos y la degradación paulatina del ejercicio del poder. 

También sabemos que la fiscalía del caso descubrió la participación de quien fuera el titular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), José Antonio Zorrilla Pérez, como autor intelectual del crimen y a Rafael Moro Ávila Camacho como uno de los operadores del ataque. 

Como en todo caso de alto impacto, existen dudas y hay zonas brumosas. Quizá se deba a que desde el momento en que Buendía recibió los impactos de bala, grupos incrustados en la Secretaría de Gobernación, trabajaron para sembrar dudas. 

Los agentes de la DFS detuvieron a unas 30 personas, ninguna involucrada en el asunto, inclusive al hijo de Jorge Díaz Serrano, quien se quejó publicando un desplegado en los diarios de circulación nacional.  

Se trataba de generar confusión y confundieron al propio presidente Miguel de la Madrid contándole el cuento de que los atacantes, que habían privado de la vida al periodista, no eran profesionales. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Claro que lo eran, y por fortuna no pudieron salirse con la suya, por la persistencia del fiscal Miguel Ángel García Domínguez, nombrado por el propio De la Madrid para que se encargara de esclarecer el homicidio. 

Trabajó sin descanso en una indagatoria que se prolongó por años y al cumplirse los primeros seis meses del mandato de Carlos Salinas en la presidencia de la República, es que se giraron las órdenes de captura respectivas.  

El entonces procurador de Justicia del Distrito Federal, Ignacio Morales Lechuga, conversó con Zorrilla Pérez, dándole todas las garantías de seguridad para que señalara si había algún jefe que lo hubiera instruido para terminar con la vida del autor de Red Privada, que se publicaba de lunes a viernes en Excélsior. 

El exdirector de la DFS guardó silencio, como lo ha hecho por cuatro décadas. Esas horas en las oficinas de la procuraduría fueron peculiares, al grado de que el imputado pidió comida china y ver alguna película de ficheras. 

La muerte de Buendía significó el inicio de muchas otras, al grado de que México es el país, que no está en guerra, más peligroso para ser periodista. 

Pero también impactó en lo que ya no hizo un reportero de talante y que también se preocupaba por enseñar a las generaciones que serían su relevo. 

Enemigo de la mediocridad, sugería leer varios diarios al día, más de dos revistas por semana y todos los libros al alcance, a lo que habría que añadir el reporteo permanente.

“Ni siquiera en el último día de su vida, un verdadero periodista puede considerar que llegó a la cumbre de su sabiduría y destreza. Imagino a uno de esos auténticos reporteros en pleno tránsito de su vida a la otra lamentándose así para sus adentros: ‘hoy he descubierto algo importante, pero ¡lástima que ya no tendré tiempo para contarlo! ´”, escribió Buendía.  

Y más aún cuando señaló que “los periodistas, como combatientes sin relevo, vivimos y morimos con el uniforme de campaña puesto y con el fusil humeante entre las manos.”

LAS VÍSPERAS DEL 2024

Karen Quiroga acusó a la Fiscalía General de Justicia de estar amedrentando a simpatizantes de la alianza Va X la CDMX en Iztapalapa. 

El pretexto son denuncias anónimas sobre actividades en domicilios que, curiosamente, tienen lonas apoyando a Quiroga en su búsqueda de la alcaldía de Iztapalapa. 

En Tlalpan, Alfa González se quejó de la activación de un call center en el que preguntan por preferencias electorales, pero si se marca la opción de PAN, PRI, PRD, se activan comentarios negativos.  

En Morena el arroz ya no se pudo cocer y están utilizando todo lo que tienen a su alcance para evitar que quien defina el menú sea Santiago Taboada.

@jandradej

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Julián Andrade



El PRI se someterá a “terapia intensiva”: Alito Moreno

Alito Moreno dijo que el PRI se someterá a "terapia intensiva" luego de los resultados de la pasada elecciión, incluyendo logotipo y siglas, para lo cual harán consultas a los ciudadanos que votaron por el partido

Hace 1 hora

Detienen a 5 elementos de Guardia Nacional por masacre en León

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la Secretaría de la Defensa Nacional los aprehendió por presumiblente estar ligados al crimen de cuatro mujeres y dos niños en el 11 de junio pasado

Hace 3 horas