Dólar17.09

Luis Donaldo Colosio y los defensores de Aburto

El 23 de marzo de 1994 Luis Donaldo Colosio Murrieta fue asesinado en Lomas Taurinas por Mario Aburto. Un fallo de un tribunal determinó que debió ser juzgado por el fuero común, aunque el candidato era senador con licencia. La Suprema Corte está por decidir si le otorga la libertad, lo que quizás no sea un logro, sino un golpe más para la justicia

3 / 22 / 24

EMEEQUIS.- Hace tres décadas, un 23 de marzo, asesinaron a Luis Donaldo Colosio Murrieta en Lomas Taurinas, Tijuana. Como candidato del PRI, estaba destinado a ser presidente de México. Lucía imposible el derrotarlo, aunque la oposición había postulado a dos aspirantes poderosos: Diego Fernández de Cevallos, por el PAN y Cuauhtémoc Cárdenas del PRD. 

Desde un primer momento, el proceso legal contra Mario Aburto, detenido en flagrancia luego de que realizó dos disparos en contra de Colosio Murrieta, se volvió una de las prioridades de la PGR.

Pero también para el presidente Carlos Salinas, quien sufrió dos golpes tremendos, en lo personal y en lo político. Colosio Murrieta, además de colaborador y amigo cercano, era el ariete de la continuidad de un proyecto de largo alcance. 

Por eso viajó a Tijuana el procurador Diego Valadés y se atrajo el caso de modo inmediato, aunado a la relevancia que tenía.  

Lo primero que se intentó dilucidar es si el asesino contó con algún apoyo y si existían personajes o grupos detrás de lo ocurrido. Hasta ahora no hay datos que indiquen que Aburto no actuó en solitario, más allá de las especulaciones que han prevalecido a lo largo del tiempo. 

Por eso se buscó que el perpetrador del crimen recibiera el castigo más severo posible. En el pasado habría sido un escándalo, motivador de sospechas, que el Ministerio Público no hubiera consignado bajo los parámetros del Código Penal Federal, que son más severos en el caso de asesinato y llegaban justo a los 45 años de cárcel, que son los que Aburto recibió de sentencia. 

Ahora, para liberar a Aburto, se afirma que se actuó de modo incorrecto y que todo se debió desarrollar dentro del fuero estatal, que establece, como pena mayor los 30 años de prisión para los responsables de homicidio. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Los argumentos son debatibles. Colosio Murrieta, en el momento de su muerte, era senador de la República con licencia y su trabajo electoral recibía el financiamiento público del Instituto Federal Electoral. 

Hay que tener en consideración, que las investigaciones del caso resultaron exhaustivas. No hay hipótesis que no se indagara, inclusive se clarificaron diversos aspectos que tenían que ver con teorías bastante absurdas y carentes de pruebas. 

Al margen de esto, es probable que Aburto sea liberado próximamente. Su caso está en la Suprema Corte, donde la discusión radica en si es de su competencia la revisión de lo que ya determinó un tribunal, donde establecieron que Aburto debió ser juzgado bajo las normas del fuero común. 

Este sábado se cumplen los 30 años del homicidio y el horizonte máximo de castigo bajo las normas de la legislación de Baja California en ese momento. Para que sea liberado solo falta que en la Corte discutan el asunto y fallen en su favor. 

Al margen de lo que al final decida la Primera Sala, no deja de ser inquietante el constatar que se sumaron en ese empeño esfuerzos desde la propia CNDH, intentando que se probara que Aburto recibió torturas, lo que ya se demostró, de nueva cuenta, que no ocurrió. 

La liberación de Aburto no es una buena noticia, es más bien la constatación de cómo la historia pierde su fuerza a lo largo del tiempo. 

La muerte de Colosio Murrieta trastocó al sistema político mexicano, generó una crisis de altas proporciones y significó la ruptura entre corrientes y aspiraciones dentro del propio priismo. 

Las dos balas sembraron sospechas y alentaron intrigas, algunas de las que explican acontecimientos posteriores. 

Sí, Aburto hizo mucho daño, en primer lugar, al propio Colosio Murrieta, a su familia y amigos, pero también a la sociedad en su conjunto. 

Hay que esperar la decisión de la Corte, que tiene la última palabra, pero no hay que dejar de advertir la irresponsabilidad de quienes verán como un logro, lo que será con el tiempo, otro golpe, uno más, a la justicia. 

LAS VÍSPERAS DEL 2024

Concluyó la impresión de los 105 millones de boletas que se utilizarán en la elección presidencial del próximo 2 de junio. De inmediato, en los Talleres Gráficos de la Nación, iniciarán los trabajos para que las boletas para el Senado y la Cámara de Diputados estén listas antes del 30 de abril. 

El INE contará con el apoyo del Ejército, la Marina Armada y la Guardia Nacional para custodiar las papeletas en las 287 bodegas con que cuenta.

@emeequis

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Julián Andrade



“Sí nos alcanza el tiempo”: AMLO afirma que Ley de Amnistía puede aplicar a Israel Vallarta

“A los que encarcelan por lo de Ayotzinapa, en dos, tres o cuatro años los liberan (...). Liberaron a 80 en 4 años; con Vallarta lleva 18 años sin sentencia”, afirmó el presidente.

Hace 1 hora

AMLO pasa del buen humor con NASA al enojo por Derechos Humanos

Ayer por la tarde México se mostró de buen ánimo cuando dirigentes de la NASA le mostraron una foto de México desde el espacio. Ese buen humor se esfumó este miércoles al hablar sobre el informe de derechos humanos de Estados Unidos.

Hace 2 horas