Dólar17.92

Los halcones vuelan sobre el Poder Judicial

Al ministro Luis María Aguilar en Palacio Nacional no lo quieren. Lo acusan de usar la facultad de atracción judicial sobre una presunta evasión fiscal por 25 mil millones de pesos, pero en el fondo, el coraje de López Obrador es porque otorgó suspensiones a Chihuahua y Coahuila para no distribuir los Libros de Texto Gratuitos

Por Emequis
8 / 23 / 23

CONFIDENTE EMEEQUIS


EMEEQUISLe tocó al ministro Luis María Aguilar MoralesEn Palacio Nacional no lo quieren. Les molesta la independencia judicial y preferirían un pleno integrado por personalidades similares a las de Yasmín Esquivel o Loretta Ortiz, las que siempre coinciden con el gobierno. 

 

Aguilar Morales era el presidente de la Suprema Corte cuando López Obrador llegó al poder. Solo un mes convivieron y aquello no resultó agradable, ya que, desde los primeros días de diciembre de 2018, se empezó a notar que debilitar al Poder Judicial iba a convertirse en uno de los principales afanes del titular del Ejecutivo.  

 

Pero aún antes, cuando recibió la constancia de presidente electo en el Tribunal Electoral, López Obrador tuvo una proyección al señalar que no habría ni palomas ni halcones en su relación con los jueces. Hubo puros halcones.  

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

 

Los alcances del pleito se matizaron porque en el arranque del año 2019, los ministros designaron a Arturo Zaldívar como cabeza del Poder Judicial, quien se encargó de no contrariar en lo más mínimo al presidente López Obrador, y para ello dilató buena parte de las discusiones relevantes.  

 

Algunas de ellas, sobre todo las relacionadas con la utilización de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública demoraron en someterse a la discusión 40 meses.

 

 

Pero ahora a Aguilar Morales lo acusan de usar la facultad de atracción sobre una presunta evasión fiscal, por 25 mil millones de pesos, que habría cometido una empresa de la que no señalan el nombre.  

 

Para el procurador fiscal de la federación, Felipe Medina Padilla, la actuación del ministro es extraña e indebida y por ello presentarán una queja ante el propio pleno. 

 

Es un disparate. Primero porque el ministro no está haciendo nada contrario a la legalidad y segundo, porque cualquier resolución se da de manera colegiada, es decir, no decide un solo ministro en los asuntos que de los que se ocupan las Salas o el Pleno.  

 

En el fondo, el coraje del presidente López Obrador se debe a que el ministro Aguilar Morales otorgó una suspensión a los estados de Chihuahua y de Coahuila para que no se repartan los Libros de Texto Gratuito (LTG) en tanto no se estudie el fondo de los alegatos que consisten en que no se siguieron los pasos que mandata la ley para elaborar y aprobar los materiales que se distribuirán en el sistema educativo. 

 

La SEP apenas dio a conocer este martes el plan de estudios para educación primaria, que es indispensable para poder elaborar los textos. Es como si se construyera un edificio y luego se hiciera el trazo de los planos. Un desastre anunciado. Pues eso es lo que está ocurriendo en términos educativos. La Nueva Escuela Mexicana es una edificación a ojo de buen cubero.  

 

Como la SEP todo hace sin seguir las reglas y les dan igual los mecanismos de consulta que son indispensables, se suelen meter en líos. 

 

Los libros están mal hechos y cada día se conocen más errores y lo que son distorsiones, como las injuriosas acusaciones en contra de Lorenzo Córdova, sacando de contexto una historia que en su momento se aclaró puntualmente, pero que ahora lo utilizan, convirtiendo a las lecturas de los niños en panfletos políticos.  

 

Hay incertidumbre sobre la conclusión del asunto de los LTG, inclusive es probable que al final la Corte se incline por darle la razón a la SEP, pero mientras esto ocurre, aprovechan para amedrentar y amenazar. Algo similar está ocurriendo con los amagos de someter al Poder Judicial a un recorte de 25 mil millones de pesos, hachazo, sin rigor alguno, que promueven los diputados de Morena en el próximo presupuesto.   

 

Por fortuna, el ministro Aguilar Morales cuenta con una larga trayectoria y experiencia que le permiten resistir y tomar las determinaciones en estricto derecho.  

 

Sabe que su trabajo consiste, en alguna medida, en no amilanarse y mantenerse firme. En Palacio Nacional lo saben, pero de todos modos aprietan, hacen afirmaciones sin sentido y exigen cuestiones que no son posibles bajo el principio de división de poderes. 

 

Los colegas de Aguilar Morales lo respetan porque fue un buen presidente de la Corte, quien los tomó en cuenta y les dio su lugar. Todo un contraste con lo que pasó posteriormente y que no se reparó sino a la llegada de la ministra Norma Piña.

@jandradej 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Estatua de la Libertad, viva y contenta por liberación de Assange: AMLO

Julian Assange está libre: abandonó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh este 24 de junio tras llegar a un acuerdo de culpabilidad.

Hace 2 horas

Cambio de canal

Por @osvaldomonos

Hace 2 horas