Logo MX

Precio
dólar

Análisis

La auditoría de Chimoltrufia

ENRIQUE SERNA escribe sobre el informe de la ASF y David Colmenares: “O bien quiso perjudicar al gobierno dolosamente, como asegura López Obrador, o es un inepto sin capacidad para desempeñar ese cargo (como denunciaron Portal y Buchahin)”.

Por Enrique Serna
1 mar 2021

David Colmenares y la Auditoría Superior de la Federación.
Ilustración: Raquel Moreno.

EMEEQUIS.– La Auditoría Superior de la Federación está dilapidando el prestigio que se ganó el sexenio pasado, cuando destapó la cloaca de La Estafa Maestra a pesar de tener en su contra al gobierno de Peña Nieto. La dirigía entonces Juan Manuel Portal, un funcionario insobornable que resistió presiones de toda índole con tal de revisar concienzuda y minuciosamente la cuenta pública de una administración podrida. Con el auxilio de Muna Dora Buchahin, su tenaz directora de auditoría forense, Portal desenredó la compleja maraña de contratos fraudulentos con empresas fantasma montada por el equipo de Rosario Robles, en complicidad con varios rectores de universidades públicas, y como suele suceder en México, su acto de valor civil le costó el puesto. 

Tras esa gran victoria de la sociedad civil sobre la rapiña política, parecía que al fin contábamos con un instrumento confiable para detectar los desfalcos a la nación de los diferentes órdenes de gobierno. Pero en un solo día, el actual auditor David Colmenares hizo añicos la buena reputación y la credibilidad que la dependencia bajo su mando conquistó con grandes esfuerzos, al retractarse como un niño asustado de la noticia más importante contenida en la auditoría de la cuenta pública del 2019: el altísimo costo de la cancelación del aeropuerto de Texcoco (331 mil millones de pesos, según el primer informe que dio a conocer). Bastó un jalón de orejas del presidente, acusando a la Auditoría de jugarle chueco, para que el genuflexo auditor reconociera un supuesto error de metodología.  Sólo le faltó preguntar a López Obrador cuál es la cantidad que debe asignarle a la cancelación del aeropuerto para dejarlo contento.

Se supone que los resultados de la auditoría son o deberían ser irrefutables, pues el equipo que la realiza está formado por expertos en la materia, revisa con lupa el gasto público y todas las instituciones sujetas a su control están obligadas a darle información veraz. De lo contrario sería necesario auditar las auditorías en una espiral sin fin. Hay tres hipótesis para explicar la pusilánime conducta de Colmenares: o bien quiso perjudicar al gobierno dolosamente, como asegura López Obrador, o es un inepto sin capacidad para desempeñar ese cargo (como denunciaron Del Portal y Buchahin cuando el congreso lo nombró en 2018, con el aval de Morena y el PRI), o hizo bien las cuentas, pero se dejó intimidar por los rugidos del caudillo, revelando, de paso, que la Auditoría ya no es un órgano independiente. Imitador de la Chimoltrufia (como digo una cosa digo otra), Colmenares debería renunciar de inmediato a su puesto, pero si el próximo auditor sirve a intereses partidarios, como probablemente suceda, siguiendo la tónica del sexenio, en lo futuro el gasto público será ejercido bajo un denso manto de niebla. Si el gobierno quiere quedar a salvo de toda sospecha, la solución es muy simple: reponer en el cargo a Juan Manuel Portal.

TE RECOMENDAMOS: EROTISMO ANGÉLICO

Aunque haya doblegado a la Auditoría, con su regaño López Obrador perdió una instancia legitimadora, pues un gobierno que obstaculiza o falsea la rendición de cuentas quizá pueda manejar a su antojo los fondos públicos, pero la desconfianza provocada por la permanente refutación de datos adversos al gobierno, vengan de donde vengan, tarde o temprano le pasará una factura política. La Auditoría no es el primer organismo autónomo o semiautónomo sometido a la 4T. El Tribunal Electoral de la Federación tampoco goza ya de verdadera autonomía, como lo demuestra su indulgente autorización a López Obrador para hacer propaganda electoral en las mañaneras. Presidido por José Luis Vargas, un juez acusado de enriquecimiento ilícito por la UIF, el Trife ya es en los hechos un apéndice de Morena, pues Vargas se doblegará ante cualquier presión con tal de que la fiscalía no le deje caer encima esa espada de Damocles.

Tanto Colmenares como Vargas llegaron a sus puestos con la bendición del PRI, pero se han puesto dócilmente a las órdenes del nuevo amo al que deberían acotar. Ni el árbitro supremo de las contiendas electorales, ni la institución encargada de supervisar las cuentas públicas representan ya a la sociedad civil, sino al gobierno que les da palos y zanahorias. Eliminados los contrapesos que la democracia creó para limitar el presidencialismo, se empieza a aclarar en qué consiste el “cambio de régimen” cacareado por la propaganda oficial: un retorno de ciento ochenta grados al poder absoluto del ejecutivo. 

Todavía está en pie el último baluarte de la democracia, la libertad de prensa, pero a juzgar por la rabieta de López Obrador en la mañanera del 26 de febrero, cuando acusó a casi todo el gremio periodístico de conspirar en su contra por haber difundido el informe y la retractación de la Auditoría, seguirá recurriendo a la intimidación y las amenazas para imponerle silencio.

 

  

David Colmenares y la Auditoría Superior de la Federación.

Enrique Serna

El autor (Ciudad de México, 1959) es novelista, cuentista, ensayista, guionista y biógrafo. Entre otros reconocimientos, ha obtenido el Premio de Narrativa Antonin Artaud. Acaba de publicar “El vendedor de silencio”, novela sobre el periodista Carlos Denegri. (Alfaguara, 2019).

David Colmenares y la Auditoría Superior de la Federación.

Enrique Serna

El autor (Ciudad de México, 1959) es novelista, cuentista, ensayista, guionista y biógrafo. Entre otros reconocimientos, ha obtenido el Premio de Narrativa Antonin Artaud. Acaba de publicar “El vendedor de silencio”, novela sobre el periodista Carlos Denegri. (Alfaguara, 2019).

logo mx
Más contenido
Mentiras convincentes

Mentiras convincentes

ENRIQUE SERNA escribe sobre teorías de la conspiración. “En la actualidad, los grandes manipuladores de la opinión pública no son los traficantes de mentiras verosímiles como Daniel Defoe, sino los creadores de teorías descabelladas como David Icke, el autor del best seller El mayor secreto”.

29 / 03 / 2021

Paz y Fuentes: historia de una amistad

Paz y Fuentes: historia de una amistad

“Hijo de un embajador, Fuentes superaba a Paz en astucia diplomática. Desde niño se forjó una personalidad pública seductora que lo catapultó a las altas esferas de la política internacional”. ENRIQUE SERNA sobre Octavio Paz y Carlos Fuentes.

22 / 03 / 2021