Dólar18.60

Ante la crisis, militares desplazan a civiles

El presidente de México no quiere que se encarguen de la ayuda por Otis ni el gobierno federal ni sus colaboradores en la administración federal y mucho menos las organizaciones no gubernamentales: sólo militares.

Por Emequis
10 / 30 / 23

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS.– El Ejército desplazó al gabinete civil en lo que será la atención a la tragedia en Guerrero, luego del paso del huracán Otis. El presidente López Obrador se afianza en lo único que no ha destruido en estos cinco años.

No es sólo la activación del plan DN-III, es algo más, porque ilustra que el régimen se está transformado y que el nuevo esquema los soldados son ya un actor político y económico relevante. 

El tema de las despensas y los apoyos es una muestra. La orden es que sean los soldados quienes repartan los apoyos. No se prohíbe que la sociedad participe, pero sí estará acotada a lo que se determine en los cuarteles. 

Al menos esa es la idea en principio, aunque todo puede variar porque la crisis está en curso y todo cambia rápidamente.

El presidente de México lo dijo con claridad, no quiere que se encarguen ni el gobierno federal ni sus colaboradores en la administración federal y mucho menos las organizaciones no gubernamentales. 

El pretexto es que se roban los apoyos, sostiene el presidente de la República, sin dar pruebas al respecto y aunque buena parte de los escándalos al respecto provengan de los suyos, de quienes manejan las redes clientelares, las que son uno de los brazos de operación más importantes de Morena. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

 TE RECOMENDAMOS: “¡ACAPULCO NO SÓLO ES LA ZONA COSTERA!”. RECLAMOS EN PARTES ALTAS

Pamela Cerdeira descubrió que donaciones para los afectados del terremoto en Turquía, que se hicieron en las instalaciones del Gobierno de la Ciudad de México, terminaron en un puesto de la Central de Abastos. La periodista puso un localizador dentro de unos rollos de papel higiénico y la señal la llevó a un punto de venta. 

Por lo pronto y como suele ocurrir, la sociedad activó sus mecanismos de solidaridad y ellos rebasan pretensiones e instrucciones de los gobiernos.  

La tardanza en la atención a una ciudadanía desesperada se explica, de alguna forma, porque las estructuras técnicas que se responsabilizaban de la vigilancia y planeación ante los desastres fueron disminuidas o son inoperantes. 

Los episodios de pillaje mostraron, por lo demás, que las estructuras de seguridad municipales y estatales no tienen la capacidad de atender lo que estaba ocurriendo, pero también que la Guardia Nacional no estaba preparada para lo que podría ocurrir y por ello no se anticipó operativo de seguridad alguno.  

Es más, el comandante de la 27 zona militar, el general Martín Gerardo Franco Flores, quedó atrapado en el Hotel Princess, porque la noche del huracán estaba en una cena con los participantes en la convención minera. En la columna Red Compartida del diario La Prensa, se explicó que, para poder comunicarse con los mandos militares, el general tuvo que utilizar una antena Starlink que llevaron los organizadores del encuentro.

Al margen de lo que se hizo o no se hizo, ahora los soldados tendrán la responsabilidad primaria en la atención directa a los damnificados, pero con la presencia de siervos de la nación que tienen la tarea de dejar claro que cualquier tipo de apoyo es por la voluntad de Palacio Nacional. 

Ya si la gente, que está realmente agraviada, ayuda, será otra cosa.  

 Pronto sabremos si funciona el planteamiento, sobre todo porque la atención a lo ocurrido trascenderá los días, semanas y meses más apremiantes, para establecer desafíos de mediano y largo plazo. 

Las reconstrucciones son tareas difíciles, plagadas de riesgos y de trampas.

Algo es claro, la 4T proveyó a los militares de un papel central y ante la tragedia más grande de este sexenio, tienen que ayudar a resolver una crisis que puede ser también un daño severo para el propio gobierno. 

Del gabinete civil, el presidente López Obrador no espera mucho, sino es que nada, pero a pesar de las notorias incompetencias de sus integrantes, eso no es una buena noticia. 

LAS VÍSPERAS DEL 24

La posposición del anuncio sobre quienes serán los abanderados y abanderadas de Morena en las contiendas de las nueve gubernaturas, atribuida a la emergencia en Guerrero, es una muestra de que falta trabajo político para que los anuncios no terminen en una ruptura. El método no está resultando tan virtuoso como se anunció y los factores de poder real en ese partido, no van a dejar la oportunidad de obtener dividendos y más aún ante un futuro que por momentos ya no parece tan promisorio. El 10 de noviembre veremos qué tanto se lograron contener las inconformidades.

@jandradej

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



“Sobrevive” PRD en lo local con 60 alcaldías y registro en 13 estados

No obstante, en los estados se cuestiona la rentabilidad política de mantener las insignias, y hay propuestas tanto de refundación como de que, con las posiciones obtenidas, se creen nuevos partidos desde lo local.

Hace 2 horas

Emmanuel Macron, una crisis autoinfligida

Algo parece seguro, Macron tendrá que invitar a un primer ministro en esquema de cohabitación, una fórmula que permite que siga gobernando, quien ya no tiene mayoría, aunque sujeto a diversas restricciones, como ocurrió entre François Mitterrand y Jacques Chirac

Hace 2 horas