Dólar18.56

Alito Moreno y Renato Sales, un pleito de pronóstico reservado

Quizá el menor de los problemas de Alejandro Moreno sea que algunos lo quieren fuera del PRI. Hay una amenaza mayor: Renato Sales Heredia, el fiscal de Campeche, está decidido a meterlo a la cárcel. La investigación va muy avanzada.

Por Emequis
6 / 15 / 22

EMEEQUIS.– Lo que son las cosas. Quizá el menor de los problemas de Alejandro Moreno sean los expresidentes de su partido y los militantes que lo quieren fuera de la dirigencia. Resulta que hay una amenaza mayor, y esa sí muy seria: Renato Sales Heredia. Sí, el fiscal de Campeche está decidido a meter a la cárcel al exgobernador.

Este martes, muy temprano, un grupo de agentes de la fiscalía hizo una inspección ministerial a una de las propiedades de Alito en el fraccionamiento Lomas del Castillo. 

Los que saben del asunto señalan que la carpeta de investigación que se está integrando ya va muy avanzada, por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, defraudación fiscal y lavado de dinero, y que se alinea a las denuncias que lanza cada martes la gobernadora Layda Sansores en contra del presidente del PRI. 

TE RECOMENDAMOS: “ALITOGATE”: AMLO NIEGA EXTORSIÓN, VELASCO SE OFENDE Y LAYDA SACA OTRO “ESTRENO”

Sales Heredia no parará, se la debe Alito desde la época en que ambos pertenecían a los círculos de influencia con el presidente Enrique Peña Nieto, uno responsable de la Comisión Nacional de Seguridad y el otro como operador legislativo y luego gobernador.

Parte del pleito, y acaso sea lo sustancial, viene de que el fiscal campechano tenía aspiraciones políticas en su terruño y Alito simplemente no lo dejó pasar, vamos, ni siquiera lo dejaba viajar con tranquilidad al estado. 

ALITO SE IMPONE, AUNQUE ESCUCHA A LOS EXPRESIDENTES

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Alejandro Moreno pasó la prueba. En el fondo todos los que asistieron a la reunión, en el Salón Presidentes del PRI, sabían que no les alcanzaría para quitarlo. Cautelosos, como son, más bien buscaron un nuevo reparto de la baraja de oportunidades para el 2024. Es más, no hay un acuerdo entre ellos, los que alguna vez dirigieron a los priístas, para proceder de alguna forma determinada, aunque sí para discutir lo que se tendría que hacer. 

TE RECOMENDAMOS: ALITO RESISTE ENCERRONA CON LÍDERES PRIÍSTAS: “A MÍ ME PUSO LA MILITANCIA”, DICE

Por ello, algo trascendente, es el ejercicio de reflexión sobre la situación en la que se encuentran. Las derrotas consecutivas, pero a la vez los signos de que con Va por México hay posibilidad de no desbarrancarse de modo definitivo. 

Acordaron, eso sí, afinar la unidad; ya veremos si lo logran.   

Alito, en los últimos años, se adueñó de los órganos de dirección del partido y no hay forma de moverlo bajo la estructura formal. En el pecado está la penitencia. Muchos de los liderazgos se alejaron y no dieron la pelea interna.

Y Alito se los dejó claro, que a él lo habían elegido para cuatro años, “no un presidente de la República”, sino la militancia misma. 

NOROÑA TODAVÍA NO ES CORCHOLATA

Como todos saben que la única encuesta que contará, para la definición de la candidatura de Morena a la Presidencia de la República, es la sola voluntad de López Obrador, todos quieren que los incluya en sus listados y los eleve a la categoría de corcholatas, porque pueden ser destapadas. 

Durante la conferencia de este martes, el titular del ejecutivo incluyó al embajador en Washington, Esteban Moctezuma y a la secretaría de Economía, Tatiana Clouthier

Un “espontáneo”, de esos que asisten y preguntan en Palacio Nacional, gritó el nombre de Gerardo Fernández Noroña. El presidente López Obrador, que tiene un colmillo muy largo para ese tipo de grillas, ni se inmutó. 

Por ahora, el diputado del PT puede aspirar a la que quiera, pero, si sabe contar, que no cuente con el respaldo del hombre más poderoso de México.

EL CRIMEN ORGANIZADO PROHÍBE LA VENTA DE POLLO

En Chilpancingo ya no se puede comprar pollo. Los jefes del crimen organizado se están disputando el control de ese mercado. Esto es la consecuencia no sólo de una estrategia equivocada en materia de seguridad pública, sino el reflejo mismo del mal gobierno que está haciendo Evelyn Salgado.

En los hechos, la ciudadanía se encuentra desprotegida y a merced de los maleantes.   

En los últimos días han muerto asesinados dos distribuidores que trabajaban, sobre todo, en el mercado central de la capital del estado. Por eso los polleros no quieren abrir sus locales, en tanto no amaine la violencia. 

En Guerrero, por desgracia, se mezclan muchos de los problemas más graves que afronta el país y a estas alturas está muy claro que ni la gobernadora, ni quien ejerce el verdadero poder, el senador Félix Salgado, tienen interés de que la situación mejore. 

@emeequis 

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Entrega Toño Astiazarán patrulla eléctrica a vecinos de colonia Altares

Equipan el Centro de Respuesta Inmediata con una patrulla adicional a las 300 que circulan en la ciudad para reforzar la seguridad del sector

Hace 6 horas

A buen ritmo avanza la construcción del Viaducto elevado de Progreso

El Gobernador Mauricio Vila constató los trabajos de este proyecto, el cual tiene un importante porcentaje de avance. La obra permitirá reducir el tráfico constante dentro de la ciudad, congestionamientos viales, accidentes automovilísticos y el deterioro de las vialidades.

Hace 6 horas