Dólar18.11

Urgencias médicas se atienden con equipo obsoleto en el Hospital Juárez

“El mal funcionamiento y/o obsolescencia de los equipos, así como el no contar con la totalidad del equipo médico requerido en la atención de urgencias médicas, da origen a un diagnóstico y/o tratamiento erróneo", reconoce el Hospital Juárez en informe interno.

4 / 22 / 23

EMEEQUIS.– Cada dos semanas, en la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su sección “El Pulso de la Salud” repite que a finales de 2023 México alcanzará un servicio de salud como en países nórdicos. Sin embargo, a 6.7 kilómetros de distancia, en el Hospital Juárez de México, el servicio de urgencias pediátrico es la antesala de un diagnóstico erróneo y propicia un incremento en el riesgo de mortalidad o   de secuelas irreversibles para los pacientes menores de edad, revelan documentos oficiales en poder de EMEEQUIS.

En una solicitud de sustitución y modernización de equipos hecho por la directora de Administración del Hospital Juárez de México, Maricarmen Cruz Maldonado, se admite que la carencia de equipamiento médico y el instrumental viejo limitan al personal médico para ofrecer una asistencia médica oportuna, eficaz y exitosa a los niñas, niños y adolescentes.

Advierte que, bajo estas condiciones de trabajo, el personal médico y la institución están en riesgo de sufrir demandas por las deficiencias en la atención.

“El mal funcionamiento y/o obsolescencia de los equipos, así como el no contar con la totalidad del equipo médico requerido en la atención de urgencias médicas, da origen a un diagnóstico y/o tratamiento erróneo, situación que en efecto bola de nieve propicia un incremento en el riesgo de mortalidad y/o perjuicio del paciente con secuelas irreversibles, generando así inconformidades y/o quejas por parte de los familiares y con ello demandas ante la Comisión de Derechos Humanos o la Comisión Nacional de Arbitraje Médico con posibles problemas legales y judiciales tanto para los médicos como para la Institución”, reconoce el Hospital Juárez.

 Existe el riesgo de diagnósticos erróneos por la obsolescencia de los equipos. 

EQUIPO Y ATENCIÓN

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

En el Hospital Juárez, las principales afecciones que se atienden en el área de urgencias son las hemorragias severas, politraumatismos, heridas profundas, dificultad respiratoria severa, infartos cardiacos, embolismos pulmonares, convulsiones continuas (estatus epiléptico), pérdida de la conciencia, crisis hipertensivas con afectación de órganos blanco (falla renal, déficit neurológico o afectación cardíaca), accidentes cerebrovasculares, quemaduras extensas, reacciones alérgicas severas (acompañadas por dificultad para respirar), perforación de vísceras abdominales con peritonitis (relacionada con litiasis biliar, apendicitis, diverticulitis o penetración de una úlcera gástrica o duodenal), entre otras.

Autoridades de salud pasan por alto que hay dos carros rojos con equipo para reanimación con desfibrilador-monitor-marcapaso que están obsoletos en el Hospital Juárez, que fueron adquiridos en 1989, en el gobierno del “innombrable” Carlos Salinas de Gortari, en el neoliberalismo, y que hay cientos de pacientes que la necesitan para tener otra oportunidad de vivir.

Con el equipo en esas condiciones, el Hospital Juárez no puede cumplir con el “código azul” (un paciente entra en paro cardíaco o respiratorio y necesita atención inmediata para salvar su vida).

“Las ruedas del carro rojo, así como los cajones se atoran, además no cuenta con desfibrilador de marcapasos, por lo que no se cumple de forma óptima con el código azul”, señala el documento.

Hay cinco monitores de signos vitales que ya no registran con precisión por su obsolescencia, “no se cuenta con el equipo suficiente para la atención de las emergencias, adicionalmente gran parte de estos bienes se encuentran en condiciones desfavorables, por lo que existe la posibilidad que la información obtenida de los monitores contenga errores”. 

Se tienen dos cunas de calor radiante con fototerapia que “no regula bien la temperatura, además no tiene fototerapia incluida y las protecciones laterales, cefálica y podálica se encuentran deterioradas”.

Hay una báscula electrónica que se adquirió en 1992, la cual ya superó el tiempo de vida útil, y pese a los mantenimientos efectuados esta se descalibrada constantemente, pues ya tiene 31 años en servicio.

El electrocardiógrafo multicanal con interpretación, no se compró, se hizo de varias piezas de otros equipos que dejaron de funcionar, “el equipo con el que se cuenta actualmente fue armado con partes de varios equipos y solo es de tres canales, por lo que presenta un alto nivel de obsolescencia”. 

Las dos básculas electrónicas con estadímetro, para medir y pesar a los pacientes, están inservibles. El Hospital Juárez señala que la parte de la báscula denominada estadiómetro se encuentra rota y por tal motivo se atora en la guía.

Expone que hay dos carros camilla para adultos que “ya se encuentran en el término de su vida útil, por lo que actualmente no ofrecen óptimas condiciones para transportar a los pacientes”, uno de ellos fue adquirido en 1996.

También hay un déficit de cinco camas clínicas múltiples posiciones para paciente adulto, una incubadora de traslado y una cama camilla radiotransparente que se encuentran obsoletas. 

PELIGRO DE SECUELAS Y DEMANDAS

En cuatro años del presidente López Obrador, la Secretaría de Salud ha hecho muy poco para pretende revertir el rezago tecnológico y sustituir el equipo obsoleto e inoperable, poniendo en riesgo a los pacientes de un diagnóstico erróneo y de presentar secuelas irreversibles.

“Por las condiciones actuales del equipamiento en Urgencias Pediatría presenta cierta imposibilidad de respuesta médica, en primera instancia a causa de la obsolescencia se ha perdido eficiencia al tener equipos desactualizados tecnológicamente y en segunda instancia, pero no menos importante, la ausencia de equipos necesarios en el servicio, vulneran la atención de los casos que se presentan”, exponen.

El Hospital Juárez anticipa que por la obsolescencia presente en los equipos, se prevé que la productividad de los equipos se vea afectada en un 20% anual, pasando de 10 mil 882 consultas de Triage, observación y área de choque, a 8 mil 706 servicios, postergando la atención de los pacientes, o bien, dejándolo sin atención a niñas, niños y adolescentes.

A menos de ocho meses de que se cumpla el plazo que el propio presidente López Obrador estableció para brindar un servicio de salud de calidad para los mexicanos, las carencias en los hospitales públicos se hacen cada vez más evidentes.

@Alatriste_III

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



CDMX: tambaleante presupuesto en comedores comunitarios y mala higiene en albergues

EMEEQUIS obtuvo fotos de uno de los albergues de Iztacalco, alcaldía gobernada por Morena, en la que se aprecia la mala higiene de los espacios en los que conviven todos los días personas en situación de vulnerabilidad.

Hace 10 horas

Tribunal da golpe a FGR, “Don Rodo”, hermano de “El Mencho”, no será procesado

La decisión se da después que un juez de control determinara que existieron irregularidades en la detención de “Don Rodo” y su decisión fuera ratificada de manera unánime por un grupo colegiado de magistrados.

Hace 11 horas