Logo MX

Precio
dólar

Al día

Respira. medita. reza. Consejos para esperar a un familiar hospitalizado por Covid

Un programa en TV, una técnica contra la ansiedad, manualidades, yoga, rezos... Así es como la gente lidia con la angustia mientras espera noticias de algún familiar hospitalizado por Covid. “Literalmente Netflix me salvó la vida”, cuenta Fernando.

Por Óscar Balderas
22 ene 2021

yoga
Con la pandemia, la práctica del yoga se realiza también en casa. Foto: Crisanta Espinosa / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Todos los días, desde que su esposa está intubada en la Clínica 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Fernando Acevedo abandona lo que está haciendo a las 11 de la mañana y enciende la televisión que tiene en la habitación para entrar a Netflix. Se trata del mismo cuarto que ha compartido con Andrea Escalante desde hace nueve años 

Mientras la aplicación abre, este diseñador gráfico de 38 años se descalza, se sienta en un cojín que bordó su suegra y selecciona su nuevo programa favorito, Guía Headspace para la Meditación, que Fernando sospecha que está en el nuevo catálogo de Netflix porque millones de personas están atravesando en sus casas una crisis de ansiedad a causa de la pandemia.

“Lo hago a esa hora porque es la hora en que conocí a mi esposa”, cuenta. “De no haber sido por ese programa me estaría volviendo loco. Jamás había meditado, pero ahora lo hago dos veces al día. Si no lo hago, me dan ataques de pánico porque siempre crees que ahora sí es el día en que te digan que tu familiar ha fallecido”.

Fernando es uno de los cientos de miles de mexicanos a los que el coronavirus no les ha roto la salud física, pero sí la mental, mientras esperan noticias de sus seres queridos hospitalizados o intubados luchando contra un virus que ha provocado –hasta hoy– más de 146 mil muertos en el país, con un 8.8% de letalidad, según el conteo Covid-19 de la Universidad Johns Hopkins. 



“Va sonar a comercial, pero literalmente Netflix me salvó la vida. Jamás he ido a terapia, nunca he hecho yoga, no rezo, no hago ejercicio. Mi distracción es estar con mi esposa y ahora no está… no sé, ojalá esto le ayude a alguien, saber que en la televisión hay una herramienta para respirar y que te ayuda a aguantar hasta la próxima llamada del hospital”.

Sin un manual que les enseñe a lidiar con la ansiedad y la depresión –ni recetas médicas que les prescriban antidepresivos o ansiolíticos– miles han aprendido sobre la marcha y con remedios caseros cómo sobrellevar la espera de una anhelada recuperación.

Esto es lo que han aprendido y que podría funcionar a otras personas, como ellos, para aligerar la espera del fin de una hospitalización. 


Un programa de Netflix le ayudó a Fernando a sobrellevar la espera.

 

HACER COSAS NUEVAS

El abogado Alejandro Achirica no ve a su mamá desde hace 15 días. Los primeros cinco días los pasó hospitalizada y los últimos 10 ha estado intubada en el Hospital San Javier, un privado en Guadalajara, Jalisco.

Además de la batalla contra la incertidumbre del diagnóstico médico, Alejandro necesita tener un buen estado de salud mental para sus dos hijos, de tres y cinco años, y estar enfocado en su trabajo, el salvavidas para pagar la cuenta de un tratamiento en un hospital particular.

TE RECOMENDAMOS: VOLARIS Y VIVA AEROBUS LEVANTAN ALAS; AEROMÉXICO E INTERJET, EN PICADA

“Se crea una ‘relación tóxica’ con el doctor. No sabes de él durante horas y es desesperante no saber nada del doctor ni del hospital. Solo te queda la fe de pensar ‘pues si hubiera muerto ya me habrían dicho’. Pero de pronto te marca y te da buenas noticias –que mamá oxigena mejor, que aguantó la medicina– y olvidas del abandono en que el que te tenía. Pero inmediatamente el círculo vicioso empieza de nuevo”.

Alejandro ha descubierto cómo romper ese círculo vicioso: su consejo es hacer hielos para pintar. O, en realidad, hacer cualquier cosa nueva o rara que jamás haya hecho. Intentar nuevas tareas lo ha mantenido a flote.

“Mi rutina sería desayunar, estar en clases con mis hijos, comer y luego atender el trabajo. Pero esa rutina no me ayuda.

“Sí me ayuda que me pidan cosas nuevas o raras. Una consulta jurídica en el trabajo o manualidades con los niños. Eso hace que la cabeza se me desconecte y no sepa cuánto tiempo pasó. Al estar desconectado no hay ansiedad”.

EL “TAPPING” SALVÓ SU VIDA

Un descubrimiento por casualidad, y tres personas, mantuvieron cuerda a Noe Martínez mientras esperaba noticias sobre la salud de su tío, internado en un hospital en la alcaldía Tláhuac, al oriente de la Ciudad de México.

Su esposo, su hermana y su futuro bebé fueron decisivos para esta joven sobrecargo. También el “tapping”, una técnica para disminuir los niveles de ansiedad que solamente requiere de un espacio tranquilo en casa y los dedos de las manos.

Hace más de 30 años, el médico estadounidense Roger Callahan desarrolló una terapia que mezcla la acupuntura china con la psicología moderna en la que sus pacientes, tras valorar del uno al diez el nivel de ansiedad que sienten, comienzan a golpearse suavemente con las puntas de los dedos en determinados puntos del cuerpo, al tiempo que dicen frases positivas sobre sí mismos. Al terminar, el nivel de ansiedad suele bajar, según sus practicantes. 


Noe utiliza el “tapping”, una técnica para disminuir los niveles de ansiedad.


“Mientras vas dando los golpecitos dices lo que te está haciendo sentir mal. Por ejemplo, te das golpecitos en la coronilla y vas diciendo ‘tengo miedo porque mi papá está en el hospital’. Cambias a golpes debajo de los ojos y dices ‘tengo miedo porque lo van a intubar’. Así vas repitiendo y recorriendo puntos. Diciéndolo en voz alta y los sentimientos fluyen solos.

“Ya después empiezas con rondas positivas: te das golpecitos y dices ‘tengo miedo pero me han estado dando noticias todos los días’, ‘sé que va a estar bien porque tiene buena salud’ (...) Parece mentira pero ¡ah, cómo ayuda! Yo terminaba en un mar de lágrimas, pero me liberaba mucho”.

La técnica, aunque criticada al principio, ha sido adoptada en varios colegios de Estados Unidos para atender los problemas de ansiedad entre niños y maestros que dejó el tiroteo en la Escuela Primaria Sandy Hook. 

Su popularidad ha cobrado auge en la pandemia por sus beneficios: el “tapping” promete acabar con la ansiedad sin gastar, sin medicina y sin efectos secundarios.

UN MUNDO DE 2%

Esto es lo que dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la salud mental durante la pandemia: las consecuencias no sólo recaen sobre los sobrevivientes al Covid-19, sino que se extienden hasta los familiares y amigos, especialmente quienes deben esperar, angustiados, los reportes médicos diarios sin poder ver ni tocar a sus seres amados.

En quienes están del otro lado de la puerta del hospital los efectos de la ansiedad pueden ser tan devastadores como el propio virus: no sólo debilita su sistema inmunológico, sino que el miedo puede generar desde dolores de cabeza y opresión en el pecho hasta infartos fulminantes.

TE RECOMENDAMOS: ALERTAN A LA GUARDIA NACIONAL: DURAZO HEREDÓ UN MINI GARCÍA LUNA A ROSA ICELA

La pandemia ha perturbado o paralizado los servicios esenciales de psicología y psiquiatría en 93% ‎países del mundo, mientras aumenta la demanda de atención de salud mental. 

Y la crisis sanitaria ha develado otro problema: antes del Sars-Cov-2, las naciones invertían menos del 2% de sus presupuestos nacionales de salud a la salud mental a sabiendas de que era insuficiente para responder a las necesidades de sus poblaciones.‎

Por eso, Fernando, Alejandro y Noe han tenido que arreglárselas con lo que tienen a la mano, igual que cientos de miles de mexicanos que esperan junto al teléfono o afuera de los hospitales Covid-19 que les digan si su familiar está ganando la batalla contra el virus. 


Familiares de pacientes Covid esperan noticias en el Hospital de los Venados del IMSS. Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro.com.


YOGA PARA PONER A SALVO LA MENTE

A Marco Galván, cuya mamá está hospitalizada en la Clínica 27 del IMSS en Tlatelolco, lo que más le ha servido para lidiar con la espera del próximo diagnóstico es hacer rutinas de yoga en casa.

En los primeros días en que su mamá entró al hospital tras síntomas de cuerpo cortado, dolor de cabeza, falta de respiración y labios morados, este trabajador de la Cámara de Diputados de 26 años solía sudar el estrés corriendo a toda velocidad por las calles de su colonia. Sin embargo, cuando una prueba PCR le confirmó que él también era portador del virus, inició una estricta cuarentena.

Hacer yoga, dice, le ha permitido apoyar a su familia, entre ellas su hermana, quien también ha adquirido el virus. Respirar, estirarse, soltar, poner la mente en blanco, ha sido un ejercicio que no estaba en su rutina antes de la pandemia, pero que ahora es indispensable para sobrellevar el día. 


A Marco Galván le funciona el yoga en casa. 


Cualquier visitante de Youtube puede seguir estos ejercicios en línea. La búsqueda “yoga para principiantes” arroja casi 13 millones de opciones, la mayoría adaptables a un departamento pequeño donde todo lo que se requiere es un piso alfombrado, un tapete o un espacio acolchado donde se puede ejercitar con ropa cómoda. 

“Déjame decirte algo más. Algo que mucha gente no sepa: no toquen libros de personas que tienen Covid-19. El virus también se queda en las hojas. Yo ahora leo mucho, eso me ayuda, pero lo hago de manera digital. Esto es importante que lo sepan. Y respirar: nada ayuda más en la ansiedad de las noticias que respirar”.

CONTAR LAS BENDICIONES

Fernando Acevedo jamás había meditado hasta la pandemia. Ahora, dice, es un ejercicio indispensable.

Él, quien nunca se había preocupado por su salud mental, ahora se dedica a procurar su paz mental. Además de respirar frente a la pantalla que proyecta Netflix, todas las mañanas se para frente a la ventana de su cocina y cuenta las bendiciones que tiene en su vida.

“Pienso que tengo comida en el refrigerador, agua por si me da sed, un teléfono para recibir llamadas sobre el estado de salud de mi esposa, un coche en el que me puedo mover al hospital, un servicio de gas que me da baños calientes cuando lo necesito. Rezo a diario y enumero mis bendiciones y me doy cuenta de que tengo recursos para afrontar este virus”. 

TE RECOMENDAMOS: SE VAN DE MORENA. SURGEN RUPTURAS, GRIETAS Y REBELIONES EN 15 ESTADOS

El día que hablamos me dijo que no sólo aprendió a meditar, sino a respirar, a poner la mente en blanco, a desapegarse de un problema que no puede controlar. También ha encontrado paz en nuevas recetas de cocina, en aceites esenciales, en tararear canciones que no conoce, en reparar detalles de la casa y hasta en hablar con su perro.

Dos horas más tarde me escribió con una inmensa alegría: le retiraron la intubación a su esposa. El diagnóstico del médico es que en cinco días estará de vuelta en casa, viva y sonriente.

 

@oscarbalmen



logo mx
Más contenido
El narcotráfico se diversifica en Guerrero: ahora produce cocaína

El narcotráfico se diversifica en Guerrero: ahora produce cocaína

Ocurrió lo que nunca antes se había registrado en Guerrero: se halló un plantío y laboratorio de coca, a pesar de que esta planta supuestamente no se da en esa altura sobre el nivel del mar. EMEEQUIS presenció el recorrido.

Hace 1 hora

Guarida de abusos: Andrés Roemer “atendía” en casa-oficina financiada por políticos

Guarida de abusos: Andrés Roemer “atendía” en casa-oficina financiada por políticos

Las denuncias de abuso sexual llevan a una casona de la colonia Roma, sede de la asociación civil de Andrés Roemer. Durante una década, Peña Nieto, Mancera, Moreno Valle, Gali y Barbosa le inyectaron donativos por 500 millones de pesos.

Hace 11 horas