Logo MX

Precio
dólar

Al día

Quién es quién entre las mujeres que aspiran a ser la primera presidenta

No sólo Claudia Sheinbaum aspira a ser la primera mandataria del país en 2024. En Morena y en la oposición suenan desde fuertes contendientes hasta perfiles improbables, que avanzan con el impulso de una marea feminista que ha cambiado el mapa político. Es su tiempo.

Por Óscar Balderas
14 jul 2021

Mujeres hacia 2024.
Margarita Zavala, Claudia Sheinbaum y Tatiana Clouthier. Aspiraciones presidenciales. Fotos: Especial.

EMEEQUIS.– Dicen los que saben de elecciones que la sucesión presidencial arranca un día después de las elecciones intermedias. Y a juzgar por los movimientos en Morena y en la oposición, eso lo saben bien las políticas de nuestro país, quienes han comenzado a mover sus fichas para explorar sus posibilidades de hacer historia al convertirse en la primera jefa del Estado mexicano.

A diferencia de otros años, la lista es extensa y podría dividirse en tres cuadrantes: quienes están interesadas y tienen buenas posibilidades de suceder a Andrés Manuel López Obrador; quienes están interesadas, pero no parecen tener buenas perspectivas –por ahora–; y quienes están animadas por distintos sectores de poder y no parecen estar tan interesadas… por ahora. 

El primer cuadrante lo encabeza la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien no sólo cuenta con el apoyo del presidente, sino con algo más que ninguna otra presidenciable tiene: el cariño franco del tabasqueño, conocido por su frialdad hacia sus colaboradores. 

A pesar del descalabro que significó la elección de 6 de junio, cuando la oposición se quedó con nueve alcaldías de las 16 de la capital mexicana, la científica de 59 años sigue como favorita y ha reordenado sus piezas de cara a la segunda mitad de su mandato: a la Secretaría General de Gobierno, la segunda plaza más importante de la administración local, llegará el veterano Martí Batres con la promesa de negociar –o aplacar– a los alcaldes rebeldes.


Claudia Pavlovich tiene altos índices de popularidad en Sonora. Foto: Especial.


Además, Claudia Sheinbaum tiene alfiles en cada área sensible de la vida pública del país: la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, fue su colaboradora; este martes tuvo una reunión privada con el próximo coordinador de la bancada morenista en San Lázaro, Ignacio Mier, y la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, es afín a sus planes.

La segunda mujer en ese primer cuadrante es la exprimera dama, Margarita Zavala, quien promete ser una figura clave en la Cámara de Diputados, agrupando detrás de sí a los calderonistas que anhelan volver al gobierno federal. 

Entre sus colaboradores no es secreto que su plan es volver a competir por la nominación presidencial y usar la veteranía que ganó como candidata independiente para lanzarse a la grande. Tiene experiencia, trayectoria y esta legislatura le permitirá brillar con luz propia y no con la de su esposo, dicen en su círculo cercano.

Una panista que está adquiriendo protagonismo es Kenia López Rabadán, vicecoordinadora de los senadores de ese partido, quien realiza una “contramañanera” para replicar los dichos de AMLO. Entre sus cercanos hay entusiasmo por verla en la boleta electoral de 2024.

LAS QUE QUIEREN, PERO SE VE DIFÍCIL

En el segundo cuadrante están las morenistas a quienes se les ha visto muy animadas desde que el tabasqueño las nombró como presidenciables en la conferencia mañanera del 6 de julio pasado.

La más entusiasmada, cuentan en Morena, es la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, quien podría seguir los pasos de su padre, Manuel “Maquío” Clouthier, y buscar la nominación presidencial desde los resultados que pueda ofrecer como la salvadora de la economía, tras la crisis que dejó la pandemia de Sars-Cov-2. 

A la pregunta sobre si se ve como presidenta, Tatiana Clouthier respondió con el guión que usan quienes sí están interesados, pero no quieren adelantarse en la carrera: “Yo tengo un compromiso enorme con el presidente y ahora estamos trabajando para buscar una economía con rostro humano”.



Rocío Nahle, secretaria de Energía, y Xóchitl Gálvez, senadora del PAN. Fotos: Cuartoscuro.com.


Otra emocionada por la unción del dedo presidencial es la secretaría de Energía, Rocío Nahle, quien ha sido una colaboradora leal en los controvertidos planes de López Obrador en seguir apostando a los combustibles fósiles en lugar de energías limpias.

Sus aspiraciones morirán o crecerán según le vaya a una de las obras cruciales para el sexenio de la llamada Cuarta Transformación: la refinería de Dos Bocas en Tabasco, la tierra del presidente, así como la promesa de bajar el precio de los energéticos. 

En la oposición otros nombres aparecen en la baraja: en Acción Nacional dicen que si la senadora Xóchitl Gálvez no consigue ser candidata a la jefatura de Gobierno, podría dar la sorpresa y anotarse a la nominación presidencial. 

Su curul en la Cámara Alta, su trayectoria en el tema indigenista, su agenda liberal dentro de un partido conservador y su estilo desenfadado le darían una oportunidad, afirman. 

Y en el PRI cuentan una historia similar: si la secretaria general del partido, Carolina Viggiano, no asegura la candidatura al gobierno de Hidalgo, donde enfrenta fuertes resistencia de los liderazgos locales, es posible que intente ser la ungida de su partido rumbo a la elección presidencial de 2024.

TE RECOMENDAMOS: SE DESATAN QUEJAS DE PRESOS CON COVID POR LA VULNERACIÓN DE SU DERECHO A LA SALUD

Sus fortalezas, aseguran, es la estructura del partido a sus pies, su trayectoria en el servicio público y la capacidad de su esposo, Rubén Moreira, de conseguir fondos para una costosa campaña electoral cuyo principal reto sería dar a conocer su nombre por todo el país.

Y quien tampoco quita el dedo del renglón es la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, quien actualmente es diputada federal electa y busca quedarse con la coordinación de la bancada de Movimiento Ciudadano y desde ahí aspirar a Palacio Nacional... o Los Pinos. 

En 2017, Ortega intentó arrebatar la nominación presidencial de su expartido, el PRI, a José Antonio Meade. El desaire causó una ruptura entre la exsenadora y exdiputada con el expresidente Enrique Peña Nieto y provocó que Ivonne Ortega abandonara a los tricolores y se pusiera la camiseta naranja, desde donde buscará dar un largo salto. 

Desde Sonora se menciona a la única gobernadora del PRI, Claudia Pavlovich, quien cuenta con el apoyo de grupos de poder al interior del partido. La oriunda de Magdalena de Kino dejará el cargo con altos índices de popularidad. 



Carolina Viggiano, secretaria general del PRI, y Kenia López Rabadán, senadora del PAN. Fotos: Cuartoscuro.com.



LAS QUE PODRÍAN ANIMARSE Y LAS QUE NO

Luego está el tercer cuadrante, cuya fortaleza está en integrantes de nombres conocidos, muy mediáticos, o con grupos de interés que las animan desde ahora a postularse, pero sin experiencia en el servicio público y que no han manifestado públicamente su interés.

Ahí están María Amparo Casar, presidenta de la organización Mexicanos Contra la Corrupción, que el presidente observa como un implacable adversario; Denise Dresser, politóloga y escritora con constantes apariciones en televisión; e, incluso, la empresaria regiomontana Blanca Treviño, una de las mujeres más poderosas de México, que cuenta con la motivación del líder patronal Gustavo de Hoyos.


Ivonne Ortega lo podría intentar por segunda vez. Foto: Cuartoscuro.com.


Otras mujeres que han acumulado poder en el actual sexenio han creado su propio cuadrante, el cuarto, el de quienes piden no ser tomadas en cuenta. Ahí está, por ejemplo, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien aseguró que cuando salga del Palacio de Cobián se retirará de la política y disfrutará su jubilación.

TE RECOMENDAMOS: EBRARD EN EL JUEGO DE AMLO. EL PRESIDENTE ADELANTA EL GRAN “SHOW” DE LA SUCESIÓN

“En mi caso particular, tengo la fortuna de que el presidente me invitó a ser secretaria de Gobernación, y tenemos secretaria de Gobernación para rato, pero cuando termine mi periodo yo quisiera retirarme”, aseguró en una reunión con reporteros en la Cámara de Diputados. 

Y a ella se suma la senadora Beatriz Paredes, de 67 años, quien ha dicho a sus colaboradores que no cuenten con ella para una nominación presidencial. La expresidenta nacional del PRI, exdiputada federal, exembajadora, tres veces subsecretaria de Estado y aspirante derrotada a gobernar la Ciudad de México no irá a la contienda, aunque sus cercanos le aseguran que tiene el currículum necesario para llegar a la más alta magistratura del país.

Todas llegarían a las contiendas internas de sus partidos, o a la puerta de una candidatura independiente, en un momento inmejorable para las mujeres en la política mexicana: la legislatura saliente está confirmada por 241 diputadas federales, en contraste con lo que sucedió hace casi 70 años, cuando sólo había una legisladora.

Por primera vez, el gabinete presidencial tiene ocho secretarias de Estado y tras las elecciones intermedias el país verá un histórico número de gobernadoras, siete, incluyendo oficialistas y opositoras. Es el tiempo de ellas. 

 

@oscarbalmen




logo mx
Más contenido
Para AMLO, Conacyt pasó de bandera de campaña a chivo expiatorio

Para AMLO, Conacyt pasó de bandera de campaña a chivo expiatorio

A lo largo de sus campañas presidenciales, AMLO criticaba el trato que se le daba al Conacyt, lo defendía ante recortes. Ya en la silla presidencial, justifica la petición de órdenes de aprehensión de la Fiscalía en contra de 31 científicos y exfuncionarios.

Hace 2 horas

El opaco señor Gertz Manero: oculta objetos, patrimonio y conflictos de interés

El opaco señor Gertz Manero: oculta objetos, patrimonio y conflictos de interés

El titular de la Fiscalía General de la República brilla por opaco: oculta 61 objetos millonarios de la dependencia y los mostrará hasta dentro de 5 años. También eligió no hacer pública su riqueza, lo cual complicaría comprobar actos de corrupción en su gestión.

Hace 7 horas