Dólar16.71

Putin y Xingpin arrinconan a Biden. ¿El marco? Los Juegos Olímpicos de Invierno

La analista Lila Abed explica en Opinión 51 que la alianza entre China y Rusia es un mensaje directo a los Estados Unidos: se está construyendo un mundo paralelo al de Occidente, con libertad restringida y centrado en el poder político. Sin embargo, pareciera que Vladimir Putin necesita más a Xi Jinping que viceversa.

Por Emequis
2 / 07 / 22

EMEEQUIS.– En medio de los Juegos Olímpicos de Invierno que se disputan en Beijing, la alianza “sin límites” entre Rusia y China es un mensaje contundente en contra de Estados Unidos y los derechos humanos, analiza la columnista Lila Abed en Opinión 51.

Al tiempo que Rusia concentra más de 100 mil tropas en la frontera con Ucrania, Vladimir Putin y Xi Jinping se reunieron y acordaron una nueva alianza. Esta, plantea Lila Abed, “llega en un momento clave, es un mensaje directo a Estados Unidos de que sus dos rivales más importantes a nivel internacional están construyendo un sistema global paralelo al de Occidente”.

Sin embargo, el problema, según Abed, es que ese sistema estaría “centrado en el poder del Estado, con las instituciones, las leyes y la tecnología bajo su control. Un mundo que limita las libertades democráticas, restringe la actividad de los mercados y el flujo de la información. Bajo este sistema, el respeto a la soberanía de otros países no aplica de la misma manera que en la actualidad.”

TE RECOMENDAMOS: JUEGOS POLÍTICOS

Los conflictos internacionales exponen la crisis geopolítica que envuelve los Juegos Olímpicos de Invierno. Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña y Canadá no enviaron deportistas representativos de sus países como queja ante la violación de derechos humanos atribuida a China. “Es un claro recordatorio de que los juegos se llevan a cabo en un contexto que no se había visto desde de la Guerra Fría”, dice Lila Abed en su columna.

El contexto político de los Juegos Olímpicos de Invierno “no se había visto desde la Guerra Fría”, señala Lila Abed. Foto: Opinión 51. 

Xi Jingpin, pese a la crisis internacional, juntó en el Gran Salón del Pueblo a mandatarios aliados del país chino, como Fatta al-Sisi, presidente de Egipto; Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, algunos líderes europeos y de Asia. Y como no podía faltar, asistió Vladimir Putin. Juntos, como si el conflicto geopolítico no existiera, celebraron con música y arte.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El líder de China es señalado, expone Abed, como “un hombre que sistemáticamente viola los derechos humanos”. Mientras que ahora Putin también amenaza con tomar el poder político en Ucrania.

Los chinos y los rusos dicen, para justificar su alianza, que la relación es para fortalecerse y garantizar equilibrio internacional, paz y estabilidad a nivel mundial. Es decir, un contrapeso a la hegemonía norteamericana.

El acuerdo “sin límites” tiene antecedentes recientes: Rusia apoyó la postura de China al intentar tomar Taiwán, China se unió a Rusia para parar la ampliación de la OTAN a Europa del Este y demandar garantías de seguridad para Occidente. Para dimensionar, Abad dice que “es la primera vez desde la división sino-soviética que inició a finales de 1950 que China toma una posición contundente sobre la seguridad europea para apoyar a Rusia en algo tan fundamental como la OTAN”.

Asimismo, los países ruso y chino se opusieron a la alianza de seguridad “AUKUS” creada en septiembre de 2021 entre Australia, Gran Bretaña y Estados Unidos, ya que según ellos aumenta el peligro de iniciar una pelea armamentista en la India y el Pacífico. 

TE RECOMENDAMOS: EMPRENDEDORES 4T. A LOS 22 FUNDÓ EMPRESA MILLONARIA EN UN COWORKING DE POLANCO

Por otra parte, Gazprom y Rosneft hicieron acuerdos para suministrar gas y petróleo a China. Las dos naciones se comprometieron a trabajar juntos en materia aeroespacial, el cambio climático, la inteligencia artificial, la seguridad informática, y el control del Internet.

Todas estas acciones, como dice Lila, “dejan claro que unidos podrán oponerse a Estados Unidos, resistir las sanciones económicas de Occidente, y desplazar su liderazgo mundial. Se unen para defender sus intereses y sistemas autoritarios de la presión occidental.”

Para la columnista, todo esto tendrá un punto de quiebre que se decidirá en cuanto Putin decida, o no, avanzar y atacar Ucrania, lo que significaría una guerra regional. Además, por el lado chino, habrá que ver si Xi Jinping desea involucrarse en un conflicto de tal magnitud. “Putin necesita a Xi, pero el mensaje de fondo de Xi es que él no necesita a nadie”, concluye Lila Abed.

@emeequis 

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Manuel Buendía, 40 años de un mayo negro

Aún ahora es incierto el móvil del asesinato de Manuel Buendía, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía.

Hace 4 horas

La estafa de La Estafa: FGR y auditores negociaron sobornos para sabotear casos y encubrir a beneficiarios 

Testimonios, un audio –en exclusiva– y miles de documentos revelan las mecánicas de extorsión, encubrimientos, y tráfico de influencias que dejaron impune al principal operador de la Estafa Maestra pese al cúmulo de evidencia. Uno de los fiscales, separado por sospecha de corrupción, es ahora un director de justicia en la Segob.

Hace 4 horas