Dólar17.12

Niega AMLO acuerdos con el crimen, y Calderón critica intermediación de Espino

El presidente afirma que su política es de cero corrupción, cero impunidad, y con los criminales está bien pintada la raya, aunque el exmandatario panista dice que en la propuesta de Espino de negociar con los cárteles hay más delito que todo lo que andan inventando sobre “Rápido y Furioso”

Por Emequis
10 / 28 / 22

EMEEQUIS.― Andrés Manuel López Obrador negó esta mañana la existencia de acuerdos con el crimen, aunque no aclaró si fue informado de las charlas entre el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y el extitular del Servicio de Protección Federal (SPF), Manuel Espino Barrientos, sobre la intermediación emprendida por este último con organizaciones delictivas para lograr entendimientos con el gobierno.

 “Sí, nosotros hemos definido una política de cero corrupción, cero impunidad, y en el caso del combate a la delincuencia, tanto la llamada delincuencia organizada como de cuello blanco, no hay ningún acuerdo, ningún pacto, está bien pintada la raya, la frontera. Una cosa es la autoridad y otra cosa (es) la delincuencia”, dijo el tabasqueño.

Añadió que, “cuando ya no hay frontera entre unos y otros, es caos, como sucedía antes”, y puso el ejemplo del Secretario de Seguridad de Felipe Calderón (2006-2012), Genaro García Luna, quien se encuentra actualmente detenido en Estados Unidos a la espera de su juicio, por presuntos nexos con el narcotráfico.

TE RECOMENDAMOS: ¿LO SABÍA AMLO? REVELA MANUEL ESPINO ACERCAMIENTOS CON CÁRTELES

De esa forma, AMLO respondía indirectamente al expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, quien criticó ayer las revelaciones de Espino: “Negociando con los cárteles, con conocimiento y autorización del gobierno. ‘A confesión de parte, relevo de pruebas’. Hay más delito aquí que en todo lo que andan inventando. Quienes deberían estar preocupados por las ‘investigaciones  internacionales’ son ellos”.

El michoacano respondía así, a su vez, a las acusaciones del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, que hace un par de días, inopinadamente, dijo que existía una “investigación internacional” contra Felipe Calderón por el operativo “Rápido y furioso” por el cual se introdujeron armas a México.

LA INTERMEDIACIÓN

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

En junio pasado, el excomisionado del Servicio de Protección Federal (SPF), Manuel Espino Barrientos, estableció contacto con al menos dos grupos del crimen organizado para buscar una especie de tregua entre las instituciones del Estado mexicano y los grupos delincuenciales.

El funcionario federal buscó el contacto con los diferentes grupos de la mafia, pero sólo recibió respuesta de dos, y enteró de sus gestiones y su propuesta al secretario de Gobernación, Adán Augusto López:

“Yo le dije al secretario de Gobernación, que la propuesta que puse en sus manos, me hubiera gustado ver la manera de hacerla llegar a algunos de los grupos del crimen organizado en México. Y logré hacerla llegar, en junio. Pero sólo recibí respuesta de dos”.

En un foro efectuado en el Senado de la República el día de ayer, Espino detalló que la propuesta planteada a Gobernación consiste en buscar un arreglo o convenio con los grupos criminales para que no puedan designar ni sobornar funcionarios, se establezcan “conductas no permitidas”, y  se acuerde una especie de pacto de “no infiltración mutua”. 

A cambio, el plan Espino ofrece a los mafiosos “absoluto respeto”, y congelar la apertura de procesos penales.  

 “Un gobernante no puede gobernar con ellos, eso es complicidad; contra ellos tampoco, eso es guerra, ya lo vivimos. A pesar de ellos tampoco, sin ellos tampoco”, según el exdirigente nacional del PAN.

 “VEMOS QUÉ HACEMOS CON EL DINERO”

“Hay que proponerles”, planteó ayer Espino, “una temporada de absoluto respeto”: “Tú, crimen organizado, no puedes nombrar a un funcionario (…); yo no te infiltro, no me meto en tu estructura, tú no te metas de este lado. Y en lugar de que tu dinero se lo des en maletas a funcionarios, vemos qué hacemos con el dinero. No le vuelves a dar dinero a ningún funcionario a cambio de que te dejen libre ningún camino. Hay procesos judiciales abiertos, instalados, de tiempo atrás, no te voy abrir nuevos (…). Pero el tiempo que acordemos tú no vas a hacer tales o cuales cosas. Ya no comercies cristal, regresa a la marihuana, prefiero eso”.

Luego explicó a la azorada audiencia : “Lo que yo vengo a plantear es que nos abramos a la posibilidad de los acuerdos. No de cualquier manera. No con cualquiera. Y que no materialice los acuerdos tampoco cualquiera. (…) Y acepto que para conseguir un bien mayor, consiento un mal menor. Pero que me ayude a resolver lo peor. Aquí tal vez el mal menor que había que aceptar, pues es dialogar y acordar con ellos. Se puede. Atendiendo sus intereses también, porque los tienen. Dos: es aceptar. La propuesta se reduce a aceptar la posibilidad de acordar con ellos”.

Después, cuando la redes sociales ardían en críticas por la frescura con que Espino reveló sus acercamientos con los mafiosos, el expanista quiso negarlo, en una entrevista con Azucena Uresti (Milenio TV), aclaró: “Es una propuesta inusual, que no dudo que se ha realizado en gobiernos estatales… lo hizo Genaro García Luna. En redes dicen que me ofrecí a ser intermediario, eso no es cierto”.

@emeequis

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

Omar Fayad: un gobernador aislado en busca de una salida diplomática

Lo que el gobernador de Hidalgo busca, cuentan fuentes de la diplomacia, es emular lo hecho por los exgobernadores priístas Claudia Pavlovich, de Sonora, nombrada cónsul en Barcelona por AMLO, y Quirino Ordaz, de Sinaloa, propuesto como embajador de México en España. ¿Pacto para evitar investigaciones a su gestión?

2 / 24 / 22

Alfaro quita escoltas a nominado al Nobel de la Paz y le caen amenazas de muerte

“Estas deudas se pagan con sangre”, señala uno de los mensajes. En plena crisis de derechos humanos en Jalisco, el gobernador Enrique Alfaro abandona a su suerte a Juan Manuel Estrada. “Hay intereses muy poderosos en esto”, dice el activista.

6 / 5 / 20