Dólar18.11

Migración africana vulnerada: “No sabía que era negra hasta que llegué a México”

Sin importar si es de manera legal o ilegal, los africanos que tocan suelo mexicano se enfrentan a todo un sistema que los vulnera, viola sus derechos y trata como criminales. Llegan a permanecer hasta seis meses en las estaciones de migración sin siquiera saber por qué han sido privados de su libertad. “No sabía que era negra hasta que llegué a México”, menciona Rouse.

3 / 03 / 23

EMEEQUIS.– A Saud, nombre ficticio para proteger su identidad,  se lo llevaron de la nada. Él estaba comprando un boleto de autobús para Oaxaca, no llevaba su pasaporte, sólo su licencia de manejo, un poco de dinero y ropa. 

Llegó migración y le pidieron su identificación. Él les enseñó la credencial de manejo y le dijeron que no: querían ver el pasaporte. Saud mencionó que ese documento se encontraba en su casa y que sólo viajaba con lo que llevaba en mano.

Él explicó que iba a Oaxaca a ver a una amiga, también de origen africano, pero migración decidió llevárselo sin más explicaciones. Saud residía en México desde hace un mes y su español era limitado, así que no supo qué hacer.

Alika, quien lo estaba esperando, al ver que no llegó, decidió ir a la estación de autobuses para preguntar por Saud. El policía de la terminal fue quien le dijo que se lo había llevado migración.

Alika buscó por todos lados hasta que lo encontró en la estación migratoria de Iztapalapa, Las Agujas. Ella consiguió los documentos de Saud y regresó para solicitar su liberación. Pese a que los papeles de Saud estaban en regla, tardó tres días más en ser liberado.

A la misma estación migratoria llevaron el 16 de febrero a un grupo de 74 migrantes. Entre los “asegurados” se encontraban 12 niños, 32 mujeres y 30 hombres de nacionalidades africanas, árabes y centroamericanas.

Cada vez son más los africanos y árabes que buscan llegar a Estados Unidos cruzando por México, pero el país no cuenta con los recursos necesarios para atenderlos, por el contrario, ellos son discriminados y sus derechos humanos se violan, incluso por las propias autoridades mexicanas.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

No importa si es de manera legal o ilegal que un migrante africano llegó a México, la diferencia en el color de piel y los prejuicios son razones suficientes para que las autoridades mexicanas los arresten sin siquiera explicarles sus derechos.

Tan solo del 1 de enero al 16 de abril del año pasado, México detuvo a mil 282 migrantes de origen africano. El aumento de migrantes de esta nacionalidad se nota cuando la cifra se compara con la del 2000, donde los africanos que cruzaban eran entre 100 y 200. De acuerdo con los datos que tiene la fundación Sin Fronteras México; Senegal, por algunos meses del 2022 constituyó la novena nacionalidad de personas solicitantes de asilo en México con 841 solicitudes.

“Desde hace unos años, la migración africana ha aumentado exponencialmente”, comenta Fernanda Rivero, jefa de comunicación social de la fundación Sin Fronteras, México, en entrevista para EMEEQUIS. Rivero aclara que “Su principal objetivo es irse a Estados Unidos, pero muchos terminan dándose cuenta de que quizá es bastante complicado y deciden quedarse en México”, pero  no por eso su situación mejora.

Rouse lleva 18 años en México. 

Barreras como la distancia, el costo económico del retorno y el idioma coloca a los migrantes africanos y árabes en un estado de mayor vulnerabilidad. “No hay forma de que les comuniquen de manera asertiva cuáles son sus derechos” para solicitar asilo, tampoco se les puede retornar. 

Rivero menciona que en el caso de los centroamericanos y sudamericanos, cuando son migrantes que no logran legalizar su estadía, se les puede retornar, pero en el caso de migrantes africanos y árabes, “realmente no hay recursos para que el Instituto Nacional de Migración los mandé en avión”. 

“Hay mucha desinformación, las personas no saben que tienen 30 días desde que llegan a México para solicitar asilo” las personas que eran candidatas, al no conocer sus derechos, terminan siendo ilegales y su condición para nacionalizarse se hace más complicada.  

Rivero agrega que son víctimas fáciles para el crimen organizado y los traficantes de personas, lo que hace que sus posibilidades de terminar olvidados en un tráiler aumenten. El problema también está en que “los migrantes africanos pueden ser víctimas fáciles, desafortunadamente, de las mismas autoridades” quienes no le explican sus derechos, incluso “tienen derecho a un traductor, pero en la praxis no lo hay”.

La cuestión institucional también es importante porque “Los tienen por ahí (en la estación migratoria) tres meses, seis meses, sin darles información”.

Al final, como no los pueden retener más tiempo, “les dan un oficio de salida y les dicen, bueno, tú tienes 30 días para salirte de México” sabiendo que ellos no tienen las condiciones necesarias para salir del país por sus propios medios.

En 1992 África fue reconocida como la “tercera raíz” mexicana. La cultura y población africana están presentes desde la llegada de los españoles, cuando trajeron población africana como esclava, pero este tema es invisibilizado en México.

Rouse, en entrevista para EMEEQUIS, cuenta que  lleva más de 18 años viviendo en México, ella nació en El Congo, pero en busca de mejores oportunidades de vida su familia decidió migrar a México en el 2005.  Para ella “ni siquiera se reconoce la existencia de una tercera raíz en México. Porque para negar hay que reconocer o aceptar, pero no se acepta”

Rouse menciona que, por su origen, le ha tocado ver cómo las personas se persignan al verla pasar, se siente continuamente observada y diferente a los demás. “No sabía que era negra hasta que llegué a México”, menciona.  

A ella le ha tocado enfrentarse a la policía, quien en una ocasión intentó detenerla junto con un amigo en el Parque España. 

La acusación era por posesión de drogas. “Estábamos caminando y vimos dos policías llegar.  Se acercaron a nosotros y preguntaron ‘¿de dónde son? No dije nada, me callé”. El amigo de Rouse fue quien tomó la iniciativa y comentó que venía de Estados Unidos.

Los policías preguntaron ¿qué hacían en México?, pero fueron increpados por una mujer mexicana que exhortó a que los dejaran en paz. “¿Por qué los molestan? Yo vi que están caminando y no hacen nada”, cuenta Rouse.

Después de ahuyentar a la mujer, los policías comunicaron que tenían reportes por venta de drogas.

Rouse se defendió y explicó que su amigo no hablaba español, pero que ella sí, incluso estaba naturalizada como mexicana. Los policías solo contestaron “¿habla español? Sólo queríamos saber si estaban bien”, pidieron disculpas y se retiraron. 

Rouse agrega que “México es un país que te maravilla desde un principio”, pero la  discriminación, xenofobia, clasismo, racismo e hipersexualización para los africanos estan muy presentes.

Cuando tenía 15 años, un matrimonio de adultos mayores se acercó a ella. La esposa fue quien empezó la conversación “¡Ay, mira, qué bonita negrita!”. Después agregó: “Y eso que es negrita, pero está bien bonita la niña”. Rouse en ese momento tenía 15 años,”o me dije ¡ah, ok! Después entendí; espérate, esto no está bien!”.

La discriminación que Rouse vive en México es continua, cosas simples como ir al supermercado se convierte en muestra de que la sociedad la ve diferente, “hay un policía que te está siguiendo, tal cual, como si fueras delincuente”.  

Rouse explica que “migrar no es nada fácil. Te enfrentas a muchos cambios físicos, emocionales y a una nueva sociedad; es una bomba de tiempo”. 

“Eres mujer, eres negra, eres africana, ¿sabes cómo es eso en México? Es el reto de la vida”, a eso se agrega el sentimiento de ser observada, a ella le “da miedo, da incertidumbre, te quita la paz”.  

@marrome259

Powered by Froala Editor

Telegram



CDMX: tambaleante presupuesto en comedores comunitarios y mala higiene en albergues

EMEEQUIS obtuvo fotos de uno de los albergues de Iztacalco, alcaldía gobernada por Morena, en la que se aprecia la mala higiene de los espacios en los que conviven todos los días personas en situación de vulnerabilidad.

Hace 6 horas

Tribunal da golpe a FGR, “Don Rodo”, hermano de “El Mencho”, no será procesado

La decisión se da después que un juez de control determinara que existieron irregularidades en la detención de “Don Rodo” y su decisión fuera ratificada de manera unánime por un grupo colegiado de magistrados.

Hace 8 horas