Logo MX

Precio
dólar

Al día

Los gobernadores rebeldes: estados disputan a AMLO la agenda del coronavirus

En México apenas se declaró Fase 2 y, sin embargo, la mayoría de los mandatarios ya había tomado acciones paliativas, revela un análisis que circula entre legisladores. ¿La 4T actuó lento? ¿Los estados se aceleraron? Estos son los 5 grupos de gobernadores.

Por Alejandra Crail
25 mar 2020

coronavirus
Enrique Alfaro, de Jalisco, y Jaime Rodríguez, de Nuevo León, destinaron fondos para la crisis. Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro.com

EMEEQUIS.– Antes que el gobierno mexicano diera un paso al frente en la toma de decisiones para afrontar el coronavirus, la mayoría de los gobernadores se le adelantaron. Pocos fueron los que no implementaron medidas propias para combatir la pandemia y sus consecuencias.  

Según un análisis realizado en círculos legislativos, al cual tuvo acceso EMEEQUIS, hubo quienes apostaron por la protección a grupos vulnerables, otros decidieron dar apoyos económicos a adultos mayores y subsidios a pequeños empresarios de sus estados. 

TE RECOMENDAMOS: REPARTIDORES BAJO RIESGO

También están los que anticiparon las medidas de la Fase 2: suspensión de toda actividad no indispensable y el llamado a quedarse en casa

José Ignacio Peralta, de Colima; Enrique Alfaro, de Jalisco; Francisco Domínguez Servién, de Querétaro; Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila, y otros, implementaron medidas, algunas con su dosis de polémica, antes que el gobierno central. 

LO QUE DIGA LÓPEZ… GATELL

A nivel federal, apenas este martes se decretó la segunda etapa para “trazar el horizonte de los próximos 30 a 40 días”, según dijo Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. 

Se anunciaron medidas de contención para reducir los contagios y los problemas económicos derivados de pandemia, entre ellas, la implementación de centros de aislamiento voluntario para los casos graves, así como sumar 4 mil 500 millones de pesos al Plan DN-III y el Plan Marina.

Se emitió un decreto para que los empresarios tuvieran solidaridad con adultos mayores: garantizarles goce de sueldo y prestaciones. López-Gatell lo explicó así en su cuenta de Twitter: “El presidente @lopezobrador_firmó un decreto que establece que las fuentes de trabajo deben permitir la ausencia de personas vulnerables al #COVID19. Las empresas están obligadas a otorgar el salario íntegro por un mes”. 

TE RECOMENDAMOS: CORRE, ANA, CORRE

Además, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que se darán un millón de créditos a pequeños negocios que resulten afectados por la crisis. 

Y aunque el gobierno federal asegura que las medidas se implementaron a tiempo y desde el 27 de febrero, fecha en que se informó sobre el primer caso de COVID-19, algunos gobernadores decidieron tomar la iniciativa ante la crisis, en ejercicio de su autonomía.

“Desde el principio fuimos los primeros en el mundo en atender todos los días este riesgo a la salud pública, informando desde hace tres meses, desde antes de las fases más difíciles, complicadas, decidimos que íbamos a guiarnos por la opinión, las recomendaciones de los técnicos, de los especialistas”, dijo el presidente López Obrador este martes 24. 

El comentario fue reforzado por López-Gatell en la misma conferencia mañanera: “Declaro y reitero: las medidas extremas son parte del repertorio de salud pública, pero lejos estamos de necesitar medidas que vulneren la vida pública o que afecten a las garantías individuales”. Y aludió a un enfoque de derechos humanos.

En Italia, por ejemplo, los primeros casos se confirmaron el 31 de enero y fue hasta casi mes y medio después, el 10 de marzo, que suspendió actividades en todo el país, cuando su número de fallecidos subió a 463. El mismo 31 de enero, España registró su primer caso positivo y mes y medio después, el 15 de marzo, cuando se dio el primer día de confinamiento para sus 47 millones de habitantes. 

TE RECOMENDAMOS: 7 CONSEJOS PARA SOBREVIVIR AL HOME OFFICE

En China, el país donde comenzó el brote del virus, el 7 de enero se informó de las primeras 59 personas contagiadas con el todavía misterioso padecimiento. Dos semanas después, el 23 de enero, ya había implementado medidas extremas de aislamiento para frenar la expansión del virus en Wuhan, el primer foco rojo, y otras 15 ciudades cercanas.

Por su parte, los gobernadores de los 32 estados que componen la República Mexicana han ido tomando diversas posiciones para atender la emergencia. A partir del análisis realizado en ámbitos legislativos, puede establecerse que hay cinco grupos de mandatarios: los previsores, los preocupados por los grupos vulnerables, los económicos, los alineados y los indecisos.

LOS PREVISORES

José Ignacio Peralta (PRI), gobernador de Colima, ordenó que la Secretaría de Seguridad abordara a toda persona que esté fuera de su domicilio para invitarla a regresar a su hogar si su actividad no era esencial. Desde el 18 de marzo anunció estado de emergencia en el estado a causa del virus.

Claudia Sheinbaum (Morena), jefa de gobierno de la CDMX, aseguró que el abasto de víveres a la ciudad está garantizado y llamó a no hacer compras de pánico. Su estrategia está enfocada en la suspensión de labores y actividades: cerraron museos, cines, teatros, salones de fiestas, zoológicos, discotecas, bares, gimnasios, deportivos.

El sábado 21 de marzo, incluso, alzó la voz respecto al papel de los empresarios: No me parece correcto que abandonen a sus trabajadores cuando más lo necesitan. Hago un llamado a las grandes empresas que tienen posibilidad de mantener los ingresos de sus trabajadores a que estén a la altura de las circunstancias”. 

Al tiempo, Diego Sinhue Rodríguez (PAN), titular en Guanajuato, implementó un número de atención personalizada, adicional al federal, y un sistema de vigilancia sanitaria permanente en el aeropuerto, además de protocolos sanitarios en centros penitenciarios.

Francisco Domínguez Servién (PAN), gobernador de Querétaro, emitió un decreto en el que marca la obligación de incinerar a personas fallecidas por COVID-19, la prohibición de realizar velaciones y funerales, así como la autorización a los trabajadores del sector salud a ingresar a cualquier local o casa habitación “por situaciones que pongan en peligro la salud de la población”.

PREOCUPADOS POR LOS VULNERABLES 

Martín Orozco Sandoval (PAN), gobernador de Aguascalientes, decretó apoyos a los adultos mayores que trabajan como empacadores en tiendas comerciales, otorgándoles mil pesos semanales para subsistir, mientras que todo servidor público adulto mayor o mujer embarazada entraría en un periodo de receso en sus domicilios. 

Jaime Bonilla Valdez (Morena), morenista que gobierna en Baja California, exhortó al distanciamiento social antes que se instaurara la campaña de “Sana Distancia” del gobierno federal. También lanzó la campaña “Quédate en Casa”, abrió líneas de atención por WhatsApp y prometió que haría entrega de despensas a familias.

TE RECOMENDAMOS: EL APAGÓN TURÍSTICO

En el caso de Miguel Ángel Riquelme (PRI), gobernador de Coahuila, la suspensión de eventos deportivos y culturales o cualquier otra actividad masiva llegó antes del anuncio federal, lo mismo que el cierre de bares y antros. Además otorgó una licencia con goce de sueldo a empleados mayores de 60 años.  

Héctor Astudillo (PRI), de Guerrero, solicitó que en cada terminal se tome la temperatura de los viajantes, algo similar a lo que lo hizo su homólogo de Hidalgo, Omar Fayad, que instaló cámaras térmicas en las dependencias de gobierno e instó a la colocación de gel antibacterial en restaurantes, bares, cines, deportivos y demás lugares de acceso al público. 

Desde Michoacán, Silvano Aureoles (PRD), autorizó que servidores públicos con hijos menores de 12 años puedan trabajar desde casa y alertó del desplazamiento de unidades móviles para la detección del Covid-19.

LOS ECONÓMICOS 

Enrique Alfaro, el gobernador de Jalisco por Movimiento Ciudadano, fue de los primeros en abrir la cartera. Otorgó 230 millones de pesos para reforzar al sector salud y una bolsa de mil millones de pesos como plan de contingencia.

Carlos Mendoza Davis (PAN), mandatario de Baja California Sur, pidió no invitar al estado a personas de fuera. “Seamos conscientes”, dijo. Además anunció beneficios fiscales para hacer frente a la contingencia, entre ellos posponer el pago de impuesto sobre la nómina y de la revista vehicular en marzo, abril y mayo. 

Algo similar a lo que propuso Javier Corral Jurado (PAN) para el estado que comanda, Chihuahua. Sus medidas están enfocadas en proteger la economía local con estímulos fiscales y apoyos para las micro, pequeñas y medianas empresas, además de revisiones en cruces fronterizos.

Alfredo del Mazo (PRI), gobernador del Estado de México, dijo que usarían mil 600 millones de pesos para ayudar a 800 mil familias, además de instaurar mesas de trabajo con representantes empresariales para fortalecer pequeñas y medianas empresas. Y anunció la operación de 60 unidades móviles para la evaluación de personas que pudieran tener la enfermedad, además de habilitar seis hospitales.

José Rosas Aispuro (PAN), de Durango, exentó el 50% del pago de impuesto sobre la nómina y hasta el 75% de este gravamen a quienes establezcan medidas para facilitar bienes y servicios a la ciudadanía, e impulsó un descuento del 5% a todos los trámites estatales.

Claudia Pavlovich (PRI), de Sonora, dictó acciones para disminuir la afectación económica que la contingencia del COVID-19 pueda traer a pequeñas y medianas empresas: redujo en un 50% el pago de impuestos sobre la nómina para empresas con un máximo de 50 empleados, 100% de descuento en el pago de impuestos por hospedaje y prórrogas para cumplir con la revalidación vehicular.

Para Nuevo León, el independiente Jaime Rodríguez Calderón, conocido como “El Bronco, anunció la creación de un fideicomiso con mil millones de pesos para solventar la emergencia. También aseguró que no dudará en usar la fuerza pública para hacer cumplir las disposiciones.

TE RECOMENDAMOS: MENORES DE 40 ENCABEZAN CONTAGIO

El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel (PRI), cuya hija dio positivo al virus, señaló que pagará 50 millones de pesos a constructores y proveedores del gobierno para ayudarles en su liquidez. También anunció medidas para fortalecer los aeropuertos, las terminales de autobuses y los puertos, además de fomentar el autocuidado.

En Oaxaca, Alejandro Murat tomó medidas económicas para fortalecer empresas privadas y evitar afectaciones a los trabajadores: 180 millones de pesos para fortalecer al sector económico, estímulo fiscal del 100% para quienes brinden el servicio de hospedaje que, dijo, se pagarán con la adquisición de 3 mil 500 millones de pesos en deuda que le autorizó el congreso local a finales de 2019. 

LOS ALINEADOS

El gobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa González (PRI), anunció que ya habían instalado el Comité Estatal de Seguridad en Salud para la toma de decisiones sobre el coronavirus, pero que esperarían las indicaciones del gobierno federal.

Lo mismo dijo Rutilio Escandón Cadenas (Morena), gobernador de Chiapas, quien mencionó que el gobierno estatal seguirá trabajando y se implementarán las medidas sanitarias que se determinen a nivel nacional. 

Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos por el extinto Partido Encuentro Social, sólo determinó la suspensión de actividades masivas; lo mismo que el panista Antonio Echevarría, de Nayarit, quien sólo se sumó a los llamados para que la población no salga de sus casas salvo que sea necesario. 

Miguel Barbosa (Morena), al mando de Puebla, había seguido la línea del gobierno federal, sólo se atrevió a asegurar que presentará un decreto para establecer las nuevas restricciones que eviten la propagación del virus.

El gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López (PRI), decretó la cancelación de eventos masivos, como ferias regionales y la procesión de silencio. Dijo que seguirán lo que mande el gobierno federal.

Alejandro Tello (PRI), gobernador de Zacatecas, también sigue al pie de la letra las indicaciones federales. 

LOS INDECISOS

Carlos Joaquín González (PRD), al mando en Quintana Roo, presentó el Plan Juntos Saldremos Adelante para enfrentar el coronavirus en la entidad. Aunque no dio medidas concretas de combate, sus ejes de acción son “salvar vidas humanas”, “apoyar a las familias” y la “recuperación de la economía” una vez superada la crisis. 

Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN), de Tamaulipassólo pidió evitar salir a los lugares con mayor concentración e invitó a los dueños de lugares con mayor concurrencia de personas que suspendan sus actividades; en Tabasco, lo mismo, además de que se prohibió al acceso a playas y ríos.

TE RECOMENDAMOS: VACUNA CONTRA EL MIEDO

En Veracruz, el gobernador de Morena, Cuitláhuac García, puso en manos de sus alcaldes la decisión de cerrar playas durante la contingencia y pidió cuidar a los adultos mayores; en Tlaxcala, Marco Mena (PRI), sólo reagendó eventos gubernamentales, como la caravana Ruta por tu Salud y el canje de placas de circulación.

En Yucatán, Mauricio Vila (PAN) abrió una línea telefónica que asiste en español y maya y anunció el cierre de las zonas arqueológicas durante sólo tres días. Anunció que se está asesorando con epidemiólogos y expertos en salud.

 

@AleCrail

 


logo mx
Más contenido
Inicio cauteloso de la nueva normalidad: México ronda 90 mil casos

Inicio cauteloso de la nueva normalidad: México ronda 90 mil casos

Se añadieron 3,227 contagios para llegar a 84,627 acumulados: la “nueva normalidad” inicia en semáforo rojo. Estados Unidos rompe relaciones con la Organización Mundial de la Salud.

Hace 11 horas

Las playas desoladas ya no resisten más: están a merced del semáforo

Las playas desoladas ya no resisten más: están a merced del semáforo

La ocupación hotelera en centros de playa pasó de 72.6% en marzo del año pasado a 47.9% en el mismo mes de 2020. Nayarit, Baja California Sur y Quintana Roo son las entidades más afectadas. ¿Hasta cuándo aguantarán?

Hace 12 horas