Dólar17.12

Los cabos sueltos en Matamoros: ¿Quién está detrás? ¿Hasta dónde participó EU en el hallazgo?

Después de la localización de los cuatro estadounidenses secuestrados en Matamoros, dos fallecidos, uno herido y otra a salvo, surgen incongruencias o piezas faltantes en las declaraciones oficiales y la información disponible. No se tiene claro hasta qué punto participó el gobierno de Estados Unidos, ni la forma en que encontraron los cuerpos. Inicia el traslado de cadáveres.

3 / 9 / 23

EMEEQUIS.– El caso de los cuatro ciudadanos estadounidenses secuestrados el viernes pasado en Matamoros ha generado una serie de incongruencias entre las declaraciones oficiales y la información disponible. 

Se mantiene la hipótesis de que los ciudadanos visitaron Tamaulipas porque una de las integrantes buscaba someterse a una cirugía estética, y que el secuestro de los cuatro, y el asesinato de dos de ellos, habría sido producto de un “confusión” por parte de los cárteles de la droga. 

Sin embargo, el día de ayer, cuando el fiscal Irving Barrios declaró que era la hipótesis más fuerte, la titular de Seguridad Rosa Icela Rodríguez lo interrumpió para decir que sólo era una de varias líneas de investigación.

LOS PUNTOS CLAVE

Mientras este jueves iniciaba el traslado de las dos víctimas fatales a su país de origen, persistían las dudas en varios puntos clave, como la participación de Estados Unidos, pues The Washington Post publicó que hubo ayuda de “inteligencia” para encontrarlos. 

Asimismo, prevalecen las dudas sobre cómo murieron las dos víctimas. The New York Times señaló que una de ellas falleció al inicio de la balacera y la otra posteriormente. 

 The Washington Post asegura que México recibió ayuda de “inteligencia” por parte de Estados Unidos. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

¿Quién está detrás? Hasta ahora todo apunta al Cártel del Golfo, que tiene fuerte presencia en la zona. La organización criminal supuestamente se disculpó por lo ocurrido a los cuatro americanos. 

La noche de este miércoles 8 de marzo, cinco personas maniatadas fueron encontradas en las calles del centro de Matamoros, Tamaulipas, lo que fue noticia la mañana de este jueves. 

A su lado se encontraba una cartulina en la que se anunciaba la entrega de los responsables del secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses y el asesinato de dos de ellos. 

El Cártel alegó que los implicados habían actuado por su propia mano y que estaban siendo reprendidos por “indisciplina”

“El Cártel del Golfo se disculpa con la sociedad matamorense. Las personas familias americanas afectadas, el Cártel del Golfo les pide a la sociedad que esté tranquila porque estamos comprometidos a que esos errores causados por indisciplina no se repitan y paguen los responsables”, dice la cartulina supuestamente obra de dicha organización criminal.

Las autoridades fronterizas siguen investigando los hechos; los cinco presuntos responsables aún no han sido presentados ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas, ni se sabe si tienen cargos en su contra pues, en los hechos, ninguna autoridad los estaba investigando ni fueron capturados en flagrancia. 

La Fiscalía de Tamaulipas dio a conocer que hoy, 9 de marzo, resultado de las indagatorias se obtuvo información de una clínica y una ambulancia que fueron utilizadas para dar atención médica y los primeros auxilios a los estadounidenses retenidos. “Fueron llevados a bordo de la ambulancia, la cual quedó asegurada como elemento de evidencia”, mencionó la fiscalía.

TE RECOMENDAMOS: CASO MATAMOROS. ESCALA DISCURSO INTERVENCIONISTA ENTRE PODEROSOS DE EU, ADVIERTE EXPERTO

La dependencia también comentó que: “Los agentes de la Policía Investigadora y Conase (Coordinación Nacional Antisecuestro) han realizado diversas actividades en varios puntos de Matamoros y realizado análisis de imágenes para la búsqueda de los probables responsables”.

Hasta el momento, el único detenido es José Guadalupe N, quien fue trasladado de la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas al Palacio de Justicia de Matamoros para comparecer ante un juez de control.

La ambulancia se pudo haber utilizado para movilizar en diferentes puntos del estado a las víctimas. El gobernador Américo Villarreal informó el pasado martes que los cautivos habían sido movidos a diferentes lugares de la ciudad antes de ser trasladados a la caseta donde fueron encontrados, en el ejido El Tecolote.

Así aparecieron las personas supuestamente entregadas por el Cártel del Golfo.

Tanto la Fiscalía como el gobierno de Estado Unidos habilitaron líneas telefónicas para proporcionar información sobre los desaparecidos, pero las autoridades no han mencionado cuál fue la pista que ayudó a dar con las víctimas, ni han proporcionado más información sobre su hallazgo.

Previo a su encuentro, el lunes por la tarde, las autoridades de Matamoros ya habían revisado la zona donde se encuentra la caseta, sin encontrar a las víctimas o evidencia; también visitaron un fraccionamiento del sur de la ciudad, donde un denunciante anónimo afirmó haber visto una de las camionetas que los delincuentes habían usado. Horas después, tenían bajo resguardo a los estadounidenses.

La camioneta en que viajaban los americanos quedó bajo resguardo. Foto: Juan Alberto Cedillo / Cuartoscuro.com.

De acuerdo con información de The Washington Post, el gobierno mexicano había obtenido ayuda por parte del FBI, quien le entregó datos de inteligencia a las autoridades mexicanas con el fin de agilizar las investigaciones. Pero la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas no mencionó esto, The Washington Post mencionó que oficiales mexicanos les informaron que los estadounidenses fueron encontrados en Villa Tecolote “gracias a los datos de inteligencia proporcionados por el gobierno de los Estados Unidos”.  

Por su lado el fiscal Irving Barrios informó que las víctimas fueron encontradas como   resultado de una “búsqueda conjunta” con Conase, y que Estados Unidos sólo había conformado el número de placas y la identidad de los personajes.

 A la par, el fiscal señaló que la principal línea de investigación era que algún Cártel los había confundido con narcotraficantes, no especificó de cuál se podría tratar.  Rosa Icela Rodríguez, secretaría de Seguridad federal, agregó que no era la única línea de investigación y que no había porqué descartar otras. 

Los Angeles Times continuó con la hipótesis señalada por Irving Barrios e informó que los cuatro estadounidenses habrían sido confundidos con haitianos que traficaban droga. Los “halcones” (vigilantes a sueldo) encargados de vigilar la frontera habrían notificado la presencia de cuatro personas a sus jefes y, en un afán por defender el territorio, fue cómo habría iniciado la balacera tras la que fueron secuestrados.  

TE RECOMENDAMOS: MATAMOROS: SEÑALAN “CONFUSIÓN” COMO HIPÓTESIS Y CRECE PRESIÓN DE ESTADOS UNIDOS

La posibilidad de que fueran confundidos con haitianos que habían logrado escapar de una red de trata de personas, también fue mencioanda por Pablo Ferri, colaborador de El País.

The New York Times destacó que la confusión pudo darse después de que “los hombres armados pidieron a los estadounidenses que pararan el auto, pero que el conductor aceleró”.  Y que “entre los diversos motivos que analizan las fuerzas de seguridad figura la posibilidad de que los estadounidenses fueran confundidos con traficantes de migrantes haitianos”. 

Otra de las incógnitas es la cantidad de vehículos que fueron utilizados por el crimen organizado para seguir la camioneta de los estadounidenses. Se trata de ocho vehículos diferentes que fueron utilizados para el ataque y secuestro

 ¿QUÉ HACÍAN EN TAMAULIPAS?

Las cuatro víctimas viajaban desde Carolina del Sur a la ciudad fronteriza para que una de ellas se sometiera a un procedimiento médico.

Dos de ellas, Zindell Brown y Shaeed Woodard, fallecieron y sus cuerpos permanecían en el país para hacer las correspondientes autopsias. Este jueves serían enviados de regreso a Estados Unidos. Eric Williams ya se encuentra en un hospital de Texas para atender las tres heridas de bala en la pierna con las que fue encontrado, y la última, Latavia MacGee (quien fue la persona que pretendía hacerse cirugía estética)  fue trasladada de manera inmediata a territorio estadounidense, no presentaba heridas.  

Latavia McGee viajó por segunda vez a territorio mexicano con el fin de someterse a una cirugía médica. Este tipo de actos son conocidos como “turismo médico”. Suelen ser personas que viajan a otro estado o país en busca de mejores precios o tratamientos no disponibles en su localidad. Era acompañada por tres amigos más y se consideraban muy unidos.

Los cuatro secuestrados tendrían antecedentes penales relacionados con delitos contra la salud, de acuerdo con información que trascendió en medios estadounidenses, aunque nada relacionado con la balacera. El 8 de marzo se revelaron las fichas de antecedentes penales de los estadounidenses.

Asimismo, tanto Latavia “Tay” McGee como Erick James Williams, ambos sobrevivientes del ataque, tienen antecedentes penales. Según Arrest.org, McGee, tras dar positiva a la prueba de metanfetaminas, fue acusada de abofetear a su hija menor de edad en público. Williams fue arrestado por vender narcóticos a las afueras de una escuela, publicaron medios como El Imparcial.

Los dos estadounidenses que perdieron la vida, también tenían antecedentes: Shaeed Woodard tenía cargos por distribuir y vender crack cerca de una escuela; y Zindell Brown fue arrestado por posesión de varias drogas: hachís, mariguana y cocaína. También contaba con cargos por violencia doméstica.

LAS PRESIONES DE EU

Al tiempo que esas interrogantes surgían, las presiones por parte de Estados Unidos aumentaban. El congresista Dan Crenshaw, quien ha pugnado por una intervención armada de Estados Unidos para resolver el problema del narcotráfico en México, siguió con sus críticas a políticos mexicanos, comenzando por el presidente. 

“El presidente de México dijo hoy que haría campaña contra mí y contra cualquiera que quiera apuntar a los cárteles.

“1. Adelante. Jajaja.

“2. Contrólate. Deberías hacer campaña contra los cárteles que ASESINAN a tu propia gente, no contra los estadounidenses que quieren ayudar a erradicarlos”.

¿A calmar las aguas? Foto: @lopezobrador_.

Ante este panorama, el presidente López Obrador difundió este jueves una foto de caras sonrientes al lado del embajador Ken Salazar y Elizabeth Sherwood-Randall, asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“Muy buena reunión con Elizabeth Sherwood-Randall, asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Hablamos de fentanilo, del tráfico de armas y de la decisión del presidente Joe Biden de respetar nuestra soberanía”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

@MarRome259

Powered by Froala Editor

Telegram

Dulce: otra Florence, pero no francesa

Una mañana del 2004, tras dejar a su hijo en el kínder, fue levantada y llevada a la antigua SIEDO, donde la torturaron para que confesara el secuestro del hijo de un empresario de la comunidad judía; 18 años y siete meses después, sigue interna en el Reclusorio Femenil Tepozanez, en prisión preventiva y sin sentencia, por un delito que ella no cometió

9 / 9 / 22

Un nuevo día, un nuevo pico: se le traspapelan las gráficas a López-Gatell

EL HUMOR DE LA SEMANA entre curvas indomables, llamados a quedarse en casa que muchos desoyen y las escobas más rápidas del oeste.

5 / 24 / 20