Logo MX

Precio
dólar

Al día

¿Gobernador de Palacio o mayordomo? AMLO da otro paso al pasado

La figura de Gobernador de Palacio está inspirada en los organigramas del Siglo XIX. El designado, una especie de mayordomo, tendrá que coordinarse con otras oficinas en Palacio y acatar órdenes directas de AMLO. ¿Quién será el valiente?

Por Esteban David Rodríguez
20 feb 2021

AMLO tendrá un Gobernador de Palacio
AMLO durante el mensaje grabado en Palacio Nacional en el que anunció su recuperación de Covid. Foto: Youtube.

EMEEQUIS.– El presidente Andrés Manuel López Obrador pronto tendrá mayordomo. Por decreto, creó la figura de Gobernador de Palacio, la nueva posición burocrática en la estructura del poder presidencial, inspirada en los organigramas del siglo XIX, según admite el decreto que instaura ese nuevo cargo.

Publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación, el decreto de AMLO dicta que el Gobernador de Palacio Nacional tendrá a su cargo la supervisión de las condiciones físicas del inmueble, dará seguimiento a la conservación y mantenimiento del mismo, y la optimización de áreas, “en especial aquellos espacios donde el titular del Ejecutivo Federal resida”.  Dará seguimiento y ejecutará instrucciones del presidente "relacionadas con la protección, restauración y/o mantenimiento a las instalaciones". 

“Necesitamos que haya un encargado, un responsable, pero no es un cargo político; alguien que ayude a mantener este edificio, que es la historia de México”, explicó AMLO este viernes en su conferencia mañanera. 

 

 AMLO durante un recorrido por Palacio Nacional. Foto: Youtube.


Cabe recordar que López Obrador trasladó la residencia del titular del Poder Ejecutivo a Palacio Nacional, bajo la justificación de que Los Pinos era un sitio demasiado lujoso. 

Justamente fue el mismo argumento del presidente Lázaro Cárdenas para rechazar Palacio Nacional y trasladarse a Los Pinos, en 1935.

Y es que, de acuerdo con historiadores, como el investigador de la UNAM, Iván Escamilla González, el antiguo Palacio de los Virreyes “resultaba muy semejante en forma y costumbres a los establecimientos o casas principescos europeos”, y propició una cultura política asociada “a la cultura palaciega y áulica”.

 

El acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación. 

 

EL DECRETO Y LOS “ESPACIOS DEL EJECUTIVO”

El decreto de creación del nuevo cargo del organigrama presidencial admite que se inspira en el pasado, pues lo justifica con el  argumento de que “el cargo de Gobernador de Palacio Nacional fue importante a mediados de Siglo XIX, dado a que era la persona nombrada por el Presidente de la República encargada de resguardar y mantener el recinto en buenas condiciones para el aprovechamiento del Ejecutivo Federal y de las demás áreas administrativas que requiriera la entonces administración pública”.

Hasta ahora, la Conservaduría de Palacio Nacional, dependiente de la Oficialía Mayor de la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se encargaba de la protección, conservación y restauración de las áreas, objetos y colecciones que se encuentran en Palacio.

Por otro lado, el “apoyo personal e inmediato en el desarrollo de las actividades públicas y privadas” del presidente y de resguardar su integridad, estaban a cargo de la Dirección General de Ayudantía de Coordinación General de Política y Gobierno, como señala el decreto.

Ahora serán funciones del Gobernador de Palacio, que deberá encargarse de “supervisar las condiciones físicas de las instalaciones en las que el Titular del Ejecutivo Federal resida y lleve a cabo sus actividades”.

También dará seguimiento y, “en su caso, ejecutar las instrucciones del Titular del Ejecutivo Federal relacionadas con la protección, conservación, restauración y/o mantenimiento a las instalaciones”.

Además propondrá la “optimización de espacios en Palacio Nacional, en particular de aquellos espacios en que el Titular del Ejecutivo Federal resida y lleve a cabo sus actividades”.

También se ocupará de gestionar los insumos necesarios, que prometen ser bastantes, para el cumplimiento de las tareas enumeradas.

Pero sí que es un cargo político. Nada menos, el decreto ordena a la Conservaduría de Palacio Nacional y la Coordinación General de Política y Gobierno de la Oficina de la Presidencia de la República, coordinarse con la Unidad Administrativa a cargo del Gobernador de Palacio Nacional.

LA CORTE EN GOBIERNOS ANTERIORES

Y es que el antiguo Palacio de los Virreyes no es ninguna muestra de austeridad. De hecho, estudios historiográficos señalan que el propósito de Palacio fue el inverso. 

“Resultaba muy semejante en forma y costumbres a los establecimientos o casas principescos europeos”, dice el historiador Iván Escamilla González, investigador del Instituto de Estudios Históricos de la UNAM.

“El estilo de vida de los virreyes y las aspiraciones de la oligarquía local, al fomentar la integración entre el palacio y la sociedad criolla, contribuyeron al surgimiento de un entorno cortesano (....) Una de las más acabadas expresiones de jerarquía y vasallaje”.  

Según Escamilla, “se llamaba corte al asiento del gobierno de un reino, como lo era la Nueva España. (...). El Virrey encabezaba un aparato doméstico que era genéricamente conocido como sus corte o como su casa, voces que designaban tanto a la servidumbre del gobernante como el espacio que él, su consorte y su acompañamiento de damas, gentilhombres y otros criados y sirvientes ocupaban en el Real Palacio de México”. 

TE RECOMENDAMOS: DESPENSAS COVID EN GUANAJUATO. EL CÁRTEL DE LA COMIDA SIGUE GANANDO MILLONES

En su ensayo “La Corte de los Virreyes”, el historiador pondera que la corte virreinal se convirtió “en el vehículo de legitimación política y social de las nuevas élites”.

Además, “el estilo de vida de los virreyes y las aspiraciones de la oligarquía local, al fomentar la integración entre el palacio y la sociedad criolla, contribuyeron al surgimiento de un entorno cortesano”, que favoreció conductas y prácticas asociadas “a la cultura palaciega o áulica”. 

No obstante, incluso en aquellas épocas los Virreyes eran criticados por el lujo de sus aposentos. Artemio del Valle Arizpe reseña (“Virreyes y virreinas de la Nueva España”), por ejemplo, la animadversión generada en la población contra el virrey José Sarmiento Valladares, Conde de Moctezuma y de Tula, y de su esposa, María Andrea Moctezuma Jofre.

Tras describir sus lujosos aposentos en Palacio, Del Valle Arizpe relata que doña Andrea amaba las joyas, que acumulaba, y “deseaba la señora que el orbe entero estuviese rendido a sus pies”. Pero que estos eran de una humildad franciscana comparados con el virrey y arzobispo Juan de Ortega Montañez, conde Moctezuma. 

 

AMLO mientras siembra un árbol en Palacio Nacional. Foto: Youtube. 

 

Ortega Montañez “estaba lleno de su propia honra y estima (..) Era un corazón despreciador de cuanto tiene el mundo y no divisaba en nadie cosa digna de estimación”. Únicamente “apreciaba los lujos”.

De modo que “se rodeó de fausto, la antigua austeridad de su mesa la trocó en banquetes cotidianos, con grandes señores y damas elegantes”, y ocupaba en las corridas de toros, a las que era aficionado, “un palco muelle de terciopelo, de damascos, de alfombras y almohadas de raso”. 

TE RECOMENDAMOS: HASTA CITLALLI TIRA LA TOALLA: SALGADO MACEDONIO SIGUE FIRME EN GUERRERO

El pueblo murmuraba, hasta que los condes hicieron llegar al rey, en España, detalles de la vida del virrey, y lo cambió, “cuando más metido estaba en alegrías”.

DESPUÉS DE LOS VIRREYES

Gentilhombres y ayudantes de Cámara, mayordomos, chambelanes, damas, era personal de Palacio que llegaba a acumular gran poder, y con frecuencia obtenía títulos, tierras y otras “mercedes”.

El imperio de Iturbide y más tarde el de Maximiliano de Habsburgo revivieron brevemente las jerarquías de Palacio. Juárez terminó con los sueños monárquicos, pero no abandonó Palacio, sino hasta su último aliento.

Fue el presidente Lázaro Cárdenas el que terminó con la tradición de que los presidentes de México vivieran entre el lujo inigualable de un Palacio. 

En 1935 se instaló en Los Pinos. Una casa, sí, digna y amplia, pero mejor que un palacio. 

El último presidente que había aceptado vivir en Palacio Nacional, de 30 que lo hicieron, fue Plutarco Elías Calles. Hasta que llegó AMLO, el número 31.

 

@estedavid 

 


logo mx
Más contenido
Round de sombra México-Estados Unidos… El T-MEC flota en el ambiente

Round de sombra México-Estados Unidos… El T-MEC flota en el ambiente

Aunque Ebrard y Clouthier dijeron cosas positivas del encuentro con Anthony Blinken, entre los temas que atoran la agenda bilateral están la reforma eléctrica y cómo afecta al tratado de comercio, el T-MEC.

Hace 2 horas

Pemex pierde casi medio billón en 2020 pero AMLO le apuesta todo

Pemex pierde casi medio billón en 2020 pero AMLO le apuesta todo

Mientras el gobierno le echa ojo a los remanentes de Banxico para salvar a Pemex, en 2020 pierde 480.9 mil millones de pesos, 38% más que en 2019, según su reporte financiero. ¿Barril sin fondo?

Hace 6 horas