Logo MX

Precio
dólar

Al día

Gimnasios sudan la gota fría durante la pandemia

Prácticamente en todo el país los gimnasios están autorizados a operar al 30%, pero en la Ciudad de México agregaron la restricción a las actividades de cardio, lo que limita aún más el aforo, pues son las favoritas de los clientes.

Por Patricia Tapia
2 oct 2020

GYM
Los gimnasios en la Ciudad de México y el resto del país han sufrido una merma importante de clientes. Foto: Emeequis.

EMEEQUIS.– “Regresé porque ya estaba desesperada, eran muchos meses de estar en casa y me urgía volver a la rutina, en cuanto nos enteramos que abrieron el gimnasio regresamos”. “Yo venía al gimnasio todos los días y pues perdí la figura que ya traía. Nada más estaba esperando a que volvieran a abrir para regresar, honestamente”. “Me hacía falta volver a mi rutina, porque aunque estaba entrenando en mi casa no es igual”.

Este es el sentir de muchas personas que padecieron el cierre de los gimnasios y clubes durante varios meses por la Covid-19. Otros tantos siguen temerosos de acudir de nueva cuenta.

Prácticamente en todo el país se les ha dado luz verde para que reinicien operaciones: sólo falta Nayarit, pues el 18 de septiembre, el gobierno de la Ciudad de México, que era el otro que faltaba, anunció su apertura con previa cita y un aforo de 30%. 

TE RECOMENDAMOS: INTERJET VUELA A LA DERIVA: DEUDAS, DESPIDOS, IMPAGO DE NÓMINA... Y SIN PASAJEROS

No obstante, un día después de esto hubo un cambio inesperado a lo que habían acordado las autoridades capitalinas y la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (Amegyc).

“Se produce un pequeño ajuste importante al protocolo que realiza la autoridad y nos lo actualiza el sábado (19 de septiembre). Excluye por completo las actividades de cardio, es decir, todo lo que es caminadoras, bicicletas, elípticas, escaleras, todo ese tipo de cosas”, explica en entrevista con EMEEQUIS, Fabián Bifaretti, director general de la cadena de clubes deportivos, Sports World.


En su caso, ante esta situación se decidió aplazar la apertura de los clubes que tiene la cadena en la Ciudad de México, pues no le es viable en función a los gastos de renta y operativos. Datos de la Amegyc apuntan que el aforo en los gimnasios que sí están abiertos llega apenas a 10%, muy por debajo incluso de lo permitido.

Esto se explica porque un 70% de los clientes busca realizar ejercicios cardiovasculares, pero esto para el gobierno de la Ciudad de México es un mayor riesgo de contagio, por el tema de las gotas de saliva que se quedan en el aire.

PUNTO DE EQUILIBRIO

Fabián Bifaretti señala que se reconoce la inquietud del gobierno de Claudia Sheinbaum, por lo que alzar la voz no implica quejas, más bien, preocupaciones, pues son 20 mil puestos trabajo directos y cerca de 50 mil indirectos que hay en gimnasios y clubes deportivos que operan en la Ciudad de México. Con una baja asistencia tendrían que reducirse aún más.

Pero ¿cómo alegar una legítima preocupación?. “Sí, reconocemos que está presente, que es el tema de los aerosoles, que están presentes en toda la vida, no solamente en los gimnasios, y en la parte cardiovascular. Entonces, lo que queremos hacer con la autoridad es que vamos a tratar de elaborar algunos complementos al protocolo que se había elaborado para ver si se pueden incluir algunas medidas adicionales que mitiguen un poco el riesgo, digo, cero no existe”.

Estas medidas van desde cubrebocas obligatorio, que no lo era, hasta la manera de extraer el aire de los clubes. Ampliar más la distancia entre los equipos de lo que estaba establecido. Un elemento fundamental, el aerosol, siempre va en sentido frontal, es así como se planea una redistribución de los equipos, de manera que no queden enfrentados los clientes. 

Explica el directivo que, lejos de la confrontación, buscan un punto de equilibrio, por lo que este viernes esperan reunirse de nueva cuenta con las autoridades de la Ciudad de México.

La Ciudad de México es un mercado importante para la cadena de clubes deportivos, pues de los 58 que opera, 32 se ubican ahí; el resto se distribuye en el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Aguascalientes, Coahuila, Puebla y Veracruz.

Hasta antes de la pandemia estos clubes tenían ocho visitas diarias por cliente, eso en total eran entre 600 mil y 700 mil mensuales. De estas visitas un 40% corresponde a la Ciudad de México.

Con la apertura gradual en el país, la cadena de clubes deportivos ha logrado un aforo de 30 mil clientes al mes, muy lejos de lo que solían tener. Se han tenido que recortar a 700 personas.

QUÉ DICEN LOS CLIENTES Y LOS ESTUDIOS…

El riesgo añadido de las actividades de cardio, por los aerosoles, es algo que no inquieta mucho a los clientes que han regresado a los clubes de Sports World, debido a las medidas sanitarias que se implementan.  

–¿Consideras que estas actividades son de alto riesgo?

—Yo creo que más que las pesas sí, ya que la gente está exhalando mucho más fuerte y constantemente, de todos modos, cancelaron dos equipos entre cada uno –Aliosha Phillips.

—La verdad no, porque todo el tiempo estamos usando cubrebocas y las caminadoras es una sí y la otra no, entonces, tenemos una sana distancia entre las personas –Katia Venegas.

—No, para nada, el ambiente que nos da el gimnasio y todo esto es muy bueno, tenemos cosas de muy buena calidad, la gente, la verdad, es muy respetuosa –Héctor Nevárez.

TE RECOMENDAMOS: EL PAÍS DONDE DESAPARECEN HASTA LOS CADÁVERES. UNA TRAGEDIA QUE NADIE VE

— No, porque en el caso del gimnasio estamos muy separados, una caminadora o elíptica entre una y otra, hay mucha distancia –Alma Torres.

Un estudio de la Universidad de Oslo en Noruega muestra que los contagios son casi nulos si se siguen estrictas medidas sanitarias y el distanciamiento social, su conclusión refiere que “nuestros resultados muestran que no hubo un aumento de enfermedad Covid-19 debido a la apertura de gimnasios”.

El 22 de mayo la Universidad realizó una prueba por tres semanas: las instalaciones fueron abiertas exclusivamente para el ensayo. Se estudiaron a 3 mil 764 individuos, divididos en dos grupos: uno que tuvo acceso a las instalaciones (mil 896) y otro que no (mil 868).

Al final, del grupo que sí tuvo acceso, a un 88.7% se le aplicó la prueba PCR y sólo hubo un caso positivo, pero las entrevistas y controles de rastreo del caso revelaron que el individuo se había contagiado en su trabajo, donde dos personas más habían dado positivo.

En el lado contrario, en el ranking de actividades realizado por la Asociación Médica de Texas, se coloca a los gimnasios como una de las de mayor riesgo de contagio por Covid-19 al igual que cines, museos y bares.

IR MÁS ALLÁ

Bifaretti señala que han implementado estrictas medidas sanitarias, incluso más allá de las requeridas, para garantizar la seguridad de sus clientes: en un principio, no pueden ingresar a algún establecimiento si no hacen una reserva a través de su aplicación.

“Es todo automático. No hay nada de papeles y nada de correo ni nada por el estilo. Se mete a la aplicación o a la página y reserva su acceso, no permite el torniquete el acceso si no está esa la reserva hecha”.

También para las clases y la alberca deben hacer reserva, porque tienen un cupo limitado. Por ejemplo, en las albercas es máximo dos clientes por carril, aunque en teoría el protocolo permite un más, “pero ahí nosotros somos un poco más estrictos para evitar algún riesgo”. 

Luego, una vez que el cliente ingresa al club, entra a un proceso de sanitización, de lavado de manos, de toma de temperatura, lo cual se registra en una bitácora. También está todo un protocolo muy bien establecido con señalizaciones de qué es lo que se puede hacer y lo que no.

“¿A qué me refiero? Por ejemplo, para guardar la distancia hay caminadoras que están bloqueadas y apagadas y esas están con una señalización, y así hacemos con todos los equipos; en el caso donde funcionen vestidores señalizamos los lockers que están permitidos y no, para mantener la distancia, lo mismo en las regaderas”. 

TE RECOMENDAMOS: EBRARD ABRE JUEGO: EMIRATOS ÁRABES Y QATAR ENCABEZAN DONACIÓN DE CUBREBOCAS

En general, en muchos lugares se ha permitido vapor y sauna, pero en su caso no se han puesto en funcionamiento: “estamos yendo un poquito más allá de las medidas”.

Todo su staff debe usar careta (cuando la actividad lo permita) y siempre con cubrebocas. “Hemos tenido casos de clientes que se resisten al tema del cubrebocas; lo entendemos, porque es incómodo, pero hay que hacerlo, y hemos tenido que expulsarlos del club, lamentablemente”.

EL PANORAMA

Luego de vivir un paso acelerado en crecimiento, la industria del fitness se ha topado con la pandemia, que la ha llevado a revisar su negocio. Al año se abren entre 80 y 100 unidades en el país bajo diferentes formatos. En promedio se requiere una inversión de entre 20 y 40 millones de pesos por cada uno.

“Todo eso se tiene que replantear. Obviamente la tensión financiera que genera esto, aunque reestructuremos deuda, busquemos fuentes de financiación adicionales, como nuestro caso, que suscribirnos acciones al ser públicos, esto requiere una replanificación y va a afectar mucho el nivel de inversión y de generación de empleo que normalmente hace esta industria”.

Bifaretti apunta que será hacia el segundo trimestre del siguiente año cuando se empiece a recuperar su actividad, lo cual depende de la vacuna, misma que, según las propias autoridades del gobierno federal, podría llegar en los primeros meses de 2021. 

TEMOR Y COMODIDAD

Con el cierre de gimnasios, algunos capitalinos vieron como una mejor opción ejercitarse en parques, explanadas y espacios abiertos. Hasta los que se quedaron sin trabajo encontraron una oportunidad. Algunos por comodidad y otros porque aún temen regresar. 

Mucha gente tiene miedo de contagiarse en lugares cerrados, entonces, toma como opción venir a entrenar al aire libre. “Antes yo entrenaba y hacía pesas, igual tomaba clases cerradas en salones grupales, pero sí, a raíz de que se cerró y que mucha gente quiere seguir manteniendo la condición, pues sí tomamos esta alternativa”, platica Mónica Alegría, quien ahora hace sus entrenamientos en el camellón de Eduardo Molina y Talismán, en la Gustavo A Madero. 

TE RECOMENDAMOS: JÓVENES APAGAN LA MOTA Y OPTAN POR METANFETAMINAS: EXPLOTA EL CONSUMO

Otros, como Hugo González, quien perdió su empleo al cerrar el gimnasio donde laboraba, ahora da entrenamientos en una cancha de voleibol en esa misma alcaldía.

“Pienso que es lo que se viene, porque veo que hay mucho más riesgo en un gimnasio, porque son espacios cerrados, no hay tanta ventilación y pienso que esto es lo que nos va a acomodar para poder seguir entrenando. Mucha gente me ha dicho que no va a regresar ahorita a los gimnasios, de mientras y aparte les gusta, es padre trabajar al aire libre”.

A Judith García le acomoda mejor hacer ejercicio en el camellón de Eduardo Molina, aunque ella pertenece a un club deportivo al que con la restricción de actividades se le dificulta regresar.

“Nosotros no hemos regresado (al gimnasio) porque no todas las actividades están abiertas al público y tenemos que hacer citas. No nos parece conveniente, porque nos queda un poco retirado y no están abiertas las regaderas. Tendríamos que regresar a casa y bañarnos, implica mucho más desgaste”.

 

@ptcervantes

 

 

 

 

logo mx
Más contenido
Para AMLO, Conacyt pasó de bandera de campaña a chivo expiatorio

Para AMLO, Conacyt pasó de bandera de campaña a chivo expiatorio

A lo largo de sus campañas presidenciales, AMLO criticaba el trato que se le daba al Conacyt, lo defendía ante recortes. Ya en la silla presidencial, justifica la petición de órdenes de aprehensión de la Fiscalía en contra de 31 científicos y exfuncionarios.

Hace 3 horas

El opaco señor Gertz Manero: oculta objetos, patrimonio y conflictos de interés

El opaco señor Gertz Manero: oculta objetos, patrimonio y conflictos de interés

El titular de la Fiscalía General de la República brilla por opaco: oculta 61 objetos millonarios de la dependencia y los mostrará hasta dentro de 5 años. También eligió no hacer pública su riqueza, lo cual complicaría comprobar actos de corrupción en su gestión.

Hace 9 horas