Dólar17.11

Gana round Luis Cárdenas Palomino, policía oscuro de tres sexenios

Otra derrota de la FGR: la jueza Karina Almada ordenó la libertad de Luis Cárdenas Palomino, quien fuera el “hombre fuerte” del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, por el caso “Rápido y furioso”, pero seguirá preso por tortura. En tres sexenios extendió sus tentáculos en la administración.

Por Emequis
1 / 25 / 24

EMEEQUIS.– Vértice de intereses de los grupos políticos que han arribado al poder en las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto, el exmando policial Luis Cárdenas Palomino ha  librado una de las principales acusaciones que lo mantienen en prisión desde el 5 de junio de 2021: tráfico de armas.

Diversos testimonios, recogidos por la periodista Sandra Romandía, dan cuenta del involucramiento de Cárdenas Palomino con oscuros personajes del crimen organizado. 

En cuanto a “Rápido y Furioso”, la titular del Juzgado Noveno de Distrito, con sede en el estado de Sonora, Karina Almada Rábago, ordenó la libertad de quien fuera el “hombre fuerte” del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna (preso en EU por acusaciones de narcotráfico), y que hace tres años fue apresado por su implicación en dicha operación encubierta de tráfico de armamento.

Almada Rábago consideró que no existen elementos probatorios de su participación en dicha operación, pues los documentos que presentó la Fiscalía General de la República (FGR) “no demuestran que haya estado enterado del ingreso de armas a México por parte de agencias de Estados Unidos”.

A pesar de que la FGR exhibió documentos, videos y testimonios de funcionarios estadounidenses en relación con el operativo, Almada Rábago determinó que ninguna de estas pruebas indica que Cárdenas Palomino tuviera conocimiento de que Estados Unidos introdujera  armas a México con el fin de rastrear a operadores de organizaciones criminales.

La resolución señala que, en tales alegatos, no se hace mención alguna de Luis Cárdenas Palomino y, menos, “señalamientos directos o indicios concretos en su contra de los que pudiera evidenciarse, de manera unívoca y objetiva, que probablemente haya tenido conocimiento de la operación ‘Rápido y Furioso’ y de la temporalidad de la misma, esto es, desde su inicio y hasta su conclusión (otoño de 2009 a enero de 2011), durante el periodo en que, presuntamente fungió como Coordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito y como titular de la División de Seguridad Regional, ambos de la Policía Federal”.

A pesar de la exoneración, Cárdenas Palomino permanecerá en prisión por imputaciones de tortura a cuatro hombres acusados de secuestro, presuntos miembros del grupo delictivo conocido como “Los Zodiaco”. Entre ellos se encuentran dos familiares de Israel Vallarta Cisneros, expareja de Florence Cassez.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Por su parte, el abogado Luis Yasser, defensor de Cárdenas Palomino, acusado por la FGR de no haber impedido la entrada clandestina al territorio nacional de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales de uso exclusivo de las fuerzas armadas o sujetos a control, con un total de 90 pruebas para respaldar la acusación, dijo que, no obstante, “el resultado ha sido un auto de libertad por insuficiencia probatoria”.

En una entrevista con el periódico Milenio, el abogado detalló que la FGR aún puede apelar la resolución para que el fallo sea revisado por un Tribunal Colegiado.

La exoneración de Cárdenas Palomino trae a la memoria los vínculos criminales del personaje, revelados por la prensa, con los grupos políticos y las estructuras policiales de las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, por medio de algunos personajes ligados.

DINERO DEL CRIMEN

En julio de 2021, la periodista de investigación Sandra Romandía –directora editorial de EMEEQUIS y de Opinión 51–, reveló episodios protagonizados por Luis Cárdenas Palomino cuando este se hallaba en la cresta de su poder. 

Con base en el acceso a expedientes judiciales de Estados Unidos y documentos de Inteligencia del gobierno mexicano, así como consultas con exintegrantes de la Policía Federal (PF). Romandía publicó en El Universal (¿Qué se viene en el caso Cárdenas Palomino?) detalles sobre entregas de dinero de organizaciones criminales al entonces Coordinador de Inteligencia en Prevención del Delito.

Relata que “una mañana del año 2008, los hombres del cártel de los Beltrán Leyva se aparecieron en las oficinas de un templo católico en la zona del Pedregal, al sur de la Ciudad de México. Llegaron en camionetas. Ahí se encontraron con los hombres de Luis Cárdenas Palomino. (…)  Llevaban una maleta con efectivo que entregaron como el pago por una supuesta protección para los miembros del grupo delincuencial, entonces aliado al Cártel de Sinaloa”.

La anécdota provenía del testimonio del narcotraficante Sergio Villarreal Barragán, llamado “El Grande”, quien fue extraditado y procesado en Estados Unidos.
 Romandía observa que dichos testimonios “coinciden con acusaciones de Édgar Villarreal , “La Barbie” , quien trabajó para la misma célula entonces al servicio de los de Sinaloa y quien describió que tenía enlaces con Cárdenas Palomino y Genaro García Luna para estar protegidos”.

La columna también planteaba la pregunta de por qué se apresaba a Cárdenas Palomino Palomino bajo imputaciones de tortura, pero no por delincuencia organizada, dados sus vínculos con el Cártel de Sinaloa, sobre los que había más testimonios.

DE FOX A PEÑA NIETO

Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño tuvieron ascenso meteórico en las estructuras policiales de México hasta llegar a ser mandos estratégicos en los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Mientras que los emergidos de Morena, prodigaron posiciones de poder a personajes que en algún momento ocuparon posiciones claves en la estructura operativa de este clan.

Aunque en el último tercio de 2022, cuando se aproximaba el juicio de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, las piezas genaristas en las estructura de gobierno comenzaron a ser excluidas de las mieles del obradorismo y fueron vetadas. 

Con Vicente Fox, Cárdenas Palomino fue nombrado director de la Policía Judicial Federal. Con Felipe Calderón, fue coordinador de Inteligencia de la Policía Federal. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, fungió como director general de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y fue coordinador regional en Sinaloa a partir de 2015. 

Participó en la controvertida captura de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, líder del Cártel de Sinaloa, en enero de 2016. Ese año consiguió la agregaduría policial en la embajada de Washington. Pero además, pertenecía al misterioso “Grupo Chihuahua” de exmandos de la PFP.

En la recta final de la gestión de Genaro García Luna, el gobernador priísta de Chihuahua le pidió apoyo a la Policía Federal para enfrentar la presión pública por la descomposición local de la seguridad. Cárdenas Palomino le envió a dos de sus hombres de confianza, Raúl Ávila Ibarra y Nicolás González Perrín, en calidad de préstamo. Ávila fue nombrado director de la Policía Estatal Única de Chihuahua (PEU), y González Perrín quedó como director de la División Preventiva de dicha corporación. Uno de los casos que más presumían en ese periodo (2012-15), fue la detención de José Enrique Jiménez Zavala, llamado “El Wicked”, asesino confeso de la activista Marisela Escobedo, en octubre de 2012. Pero el caso nunca dejó satisfecha a la familia de la víctima.

Tras el desempeño de Ávila y Perrín, otros exmiembros de la estructura de Garçia Luna y Luis Cárdenas Palomino encabezaron altas posiciones en la estructura de seguridad de Chihuahua.

En 2016, el gobernador panista de Chihuahua nombró como director de la PEU a Óscar Alberto Aparicio Avendaño, policía federal desde 2009, y llegó dirigir la 9a. Unidad de Seguridad Pública y, ya en el secenio peñista, coordinador de Operaciones Especiales de Fuerzas Federales (2014-16). También fue director de Seguridad Pública de Michoacán. En 2017, Javier Corral lo ascendió a Comisionado Estatal de Seguridad, cargo que desempeñó hasta 2020.

El 27 de agosto de ese año, la vacante fue ocupada por Francisco Israel Galván Jaime, exdirector de Intervención de la Agencia Federal de Investigación (AFI), en tiempos de García Luna. Galván Jaime además fue jefe de la Estación de la Policía Federal en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), a las órdenes de Cárdenas Palomino y de su sombra, Menelich García Craviotto, con puesto de “comisario adscrito” a la oficina del comisionado general.  

Galván Jaime ocupó el puesto hasta el 30 de octubre de 2021, cuando fue sustituido por un funcionario local. 

El secretario de Seguridad Pública en ese periodo fue Emilio García Ruiz, quien fuera Jefe del Departamento de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (2006-08), de la AFI; después director de Tráfico y Contrabando (2008-2010), director de Investigación de Delitos Federales (2010-12), director de Investigación de Delitos Federales (2012-15) y coordinador de Investigación Técnica y Operación (2015-16) de la Policía Federal.

Dicho de otro modo, de 2012 a 2021, la seguridad pública del estado de Chihuahua estuvo en manos del grupo ligado a García Luna y Luis Cárdenas Palomino.

Cuando llegó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se esperaba que el grupo viera el fin de sus días de poder, pero hubo resistencias.

― Raúl Ávila Ibarra se desempeñó como comisario Nivel 1 de la División de Fuerzas Federales, al menos hasta el 31 de diciembre de 2019, último registro en PNT; en septiembre de ese año se fue de Secretario de Seguridad Pública de Ciudad Juárez (2019-2021) y desde 2021 secretario de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Protección Civil en el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, que encabeza el morenista Francisco Martínez Neri. 

―   Nicolás González Perrín fue nombrado Comisario en Jefe de la Guardia Nacional (febrero 2019 – mayo 2020). En febrero de 2020, miembros de la corporación, en su mayoría expolicías federales, efectuaron manifestaciones para exigir la destitución de González. En mayo de ese año fue sustituido por José Alfredo Ortega Reyes.

― Óscar Alberto Aparicio Avendaño fue nombrado director del Centro Nacional de Atención Ciudadana (CNAC) de la Guardia Nacional en julio de 2020, nada menos por el general Luis Rodríguez Bucio (Comunicado de Prensa 533, 3 de julio de 2020). No se sabe fecha precisa de su cese, pero a inicios de 2022 apareció como secretario de Seguridad Pública del ayuntamiento de Tulum, Quintana Roo, nombrado por el alcalde Mariano Dzul Caamal (Morena).

― Emilio García Ruiz se desempeñó como director de la Agencia de Investigación Criminal (2018-2019)  y asesor del Secretario de Seguridad -Ciudadana de CDMX (2019-20), Omar García Harfuch, en el gobierno de la morenista Claudia Sheinbaum.

HARFUCH, EN EL PRIMER CÍRCULO DE CÁRDENAS PALOMINO

El propio García Harfuch es una pieza del círculo genarista. Según la periodista Anabel Hernández, García Harfuch “entró a la PF con la ayuda y protección del jefe policiaco Luis Cárdenas Palomino, brazo del entonces secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, ambos acusados en Estados Unidos de operaciones de narcotráfico y complicidad con el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva”.

Asegura: “Cuando García Harfuch entró a la cofradía policiaca, sus integrantes ya estaban involucrados en el crimen organizado. Aunque tenía el cargo de suboficial, García Harfuch fungía en realidad como una especie de ‘valet’ de Cárdenas Palomino: le cargaba el portafolio, lo llevaba a limpiar los zapatos y su ropa sucia a la lavandería, afirman compañeros suyos que lo vieron”.

De diciembre de 2012 a agosto de 2014, García Harfuch fue Coordinador Estatal de la Policía Federal en el estado de Guerrero. Estuvo asignado a la División de Gendarmería para apoyar el diseño del despliegue de dicha corporación y la puesta en marcha de sus operaciones. 

La misma periodista Sandra Romandía revela en su columna citada en líneas previas que Genaro García tenía en su círculo inmediato no sólo a Cárdenas Palomino, sino además a Ramón Pequeño, “su brazo ejecutor”, “un tercero a bordo, quien trabajaba de la mano con ellos dos en los operaciones, estrategias y demás actividades dentro de la entonces Agencia Federal de Investigación , y luego en la Policía Federal”, 

Y comenta: “Fuentes que estuvieron en esa corporación —con las que he podido hablar— señalan a los tres personajes de crear el grupo secreto “Los 100”, en el que operaban de manera discreta para favorecer a un cártel. En ese círculo habrían participado también escoltas del actual secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch”.

En el último tercio de 2022 todo cambió. Los muchachos de Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino cayeron de la gracia del obradorismo. 

Nada menos, el 26 de septiembre de 2022, en conferencia de prensa, el morenista Américo Villarreal, a unos días de asumir la gubernatura de Tamaulipas, anunció su gabinete, donde Oscar Alberto Aparicio Avendaño, que había renunciado a su cargo en Tulum, figuraba como Secretario de Seguridad Pública.

Pero el día 30, 24 horas antes de que rindiera protesta como gobernador, Américo Villarreal canceló el nombramiento de Aparicio. 

@emeequis 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

Política salvaje: el juego de Salinas Pliego, Calderón, PAN, Coparmex y góbers rebeldes

En plena expansión del COVID-19, se aviva frente que dirige torpedos a la línea de flotación de la estrategia nacional contra la pandemia, encarnada por el subsecretario Hugo López-Gatell. Estamos lejos del ejemplo de la oposición portuguesa.

4 / 21 / 20

“No es una cacería, no es algo personal, pero un solo juez corrupto hace mucho daño”

Gerardo de la Cruz Tovar, primer Fiscal Anticorrupción de Jalisco, tiene carpetas de investigación donde aparecen 50 jueces, 3 exsecretarios y un fugaz superdelegado de apellido Lomelí. Ni Sandoval ni Alfaro le han tirado línea, dice

10 / 23 / 19