Logo MX

Precio
dólar

Al día

Francotiradores y rayos láser mantendrán al “Chapo” preso de por vida

Tras ser confirmada su cadena perpetua, “El Chapo” Guzmán pasará el resto de su vida en la prisión más segura del mundo: ADX en Florence, Colorado, de donde nadie ha escapado desde su creación en 1994 y los presos sufren rigores extremos. Entre sus “vecinos” están Francisco Arellano Félix, Osiel Cárdenas Guillén… el “Unabomber”.

Por Aldo Canedo
26 ene 2022

Chapo cadena perpetua
Así luce la prisión ADX en Florence, Colorado. Nadie ha escapado desde su creación en 1994. Foto: Federal Bureau of Prisons y Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– No más escapes, encuentros con actrices, balaceras. “El Chapo” Guzmán estará confinado de por vida en unos pocos metros cuadrados. Según las reglas de la prisión de súper máxima seguridad ADX Florence en Colorado, pasará encerrado 23 horas al día en una celda que mide menos de la mitad de lo que abarca el área chica de una cancha de fútbol. 

La luz entrará por una ventanilla de apenas 10 centímetros de ancho y un metro de alto. Además, sólo tendrá vista hacia el cielo. Su habitación contará con un banco de concreto frente a un pedazo de cemento anclado a la pared que simula un escritorio. Los mayores lujos que tendrá será una televisión a blanco y negro, una lámpara, un inodoro de acero y una zanja para ducharse. Comerá tres veces al día en charolas que le pasarán en una rejilla de la celda. Y será vigilado en todo momento.

Se trata de la prisión ADX (United States Penitentiary, Administrative Maximum Facility) Florence, en Colorado, considerada la prisión más segura del mundo. Desde abril de 2020 ha estado ahí “El Chapo”, actualmente de 64 años. Pero el día de ayer se confirmó que ahí vivirá la cadena perpetua (más 30 años) a la que se le sentenció. 

TE RECOMENDAMOS: VENTILADORES DE LA 4T: CON RETRASOS, SOBRECOSTOS Y REGALADOS A CUBA

Ayer, 25 de enero, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos en Manhattan confirmó la sentencia a cadena perpetua contra el narcotraficante mexicano y exlíder del Cártel de Sinaloa. Y ratificó su permanencia en “la Alcatraz de las Rocallosas”, como también se le conoce a la prisión.

Guzmán Loera —hallado culpable de 10 cargos relacionados con tráfico de drogas y conspiración de homicidio— pasará de vivir en mansiones valuadas en millones de dólares y custodiado por seguridad privada y sicarios; a sobrevivir en una de las 490 celdas de la “Supermax”, totalmente solo y aislado. 


La imagen corresponde al 22 de febrero de 2014, cuando "El Chapo" fue capturado por segunda vez en Mazatlán, Sinaloa, y presentado en el hangar de la Secretaría de Marina. Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro.com.


LA NUEVA “CASA” DE GUZMÁN LOERA

La prisión ADX Florence fue construida en 1994, está ubicada a unos 185 kilómetros al sur de Denver –por lo que no existe vista alguna de civilización cercana– y es considerada una fortaleza impasable que parece diseñada para ser un infierno para los delincuentes más peligrosos del mundo.

Actualmente aloja alrededor de 380 reclusos, a lo largo de su historia ninguno ha podido escapar de ahí y parte de su imbatibilidad es la tecnología que utiliza. No pueden salir más de una hora al día. El patio –si se le puede llamar así– es una jaula al aire libre con poco más espacio del que hay en las celdas. Siempre están custodiados y, claro está, estas “salidas” son de forma individual, por lo que nunca tienen contacto con otros presos.

Según la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos, en exterior, la prisión está rodeada de más de 12 torres con francotiradores y rayos láser. En interior, cuenta con sistemas de videovigilancia de primer nivel, lo que hace imposible que algún reo se pierda de vista. Los pasillos están repletos de sensores de movimiento y presión, para saber si hay alguien en cierta zona. Además, las más de mil 300 puertas que hay dentro se abren y cierran mediante control remoto. Las celdas poseen una tecnología de insonorización que hace que los presos no puedan hablar entre sí.

Es una cárcel que pareciera de ficción o de alguna película “hollywoodense” con bastante presupuesto. Aunque todas las precauciones lucen necesarias si consideramos la talla de delincuentes que alberga.

LOS VECINOS DE “EL CHAPO”

ADX Florence posee una plantilla de delincuentes que pocas personas quisieran conocer.

Guzmán Loera tiene de “vecino” a un par de viejos conocidos. Francisco Arellano Félix, “El Tigrillo”, exlíder del cártel de Tijuana y el más pequeño de los Arellano Félix, eternos rivales del cártel del “Chapo”. De hecho, Francisco formó parte del tiroteo en Guadalajara en el que asesinaron al cardenal Posadas, mismo que derivó en la primera captura de Guzmán.

También comparte cárcel con Osiel Cárdenas Guillén, exlíder del Cártel del Golfo, y de mejores tratos con “El Chapo”. Fue arrestado en México en 2003, cuando dirigía un pequeño imperio de tráfico de drogas en Tamaulipas y fue extraditado en 2007.

Varios vecinos del mexicano son terroristas, entre ellos está Theodore Kaczynski, conocido como “Unabomber”. Genio en matemáticas y anarquista, organizó 16 atentados que mataron a tres personas e hirieron a otras 28, a través del envío de paquetes bomba.

Otro es Dzhokhar Tsarnaev, el terrorista que perpetró el atentado en la maratón de Boston (3 muertos y 264 heridos). Ahí mismo se encuentra Zacarias Moussaoui, el único condenado en Estados Unidos por los atentados del 11-S, que provocaron casi 3 mil muertos. 

También está Robert Hanssen, conocido por ser “el peor espía de la historia de Estados Unidos” ya que vendió durante más de 20 años información a la URSS y después a Rusia formando parte del FBI.

Para culminar una lista negra, la cárcel tiene asesinos seriales como Michael Swango, quien asesinó a más de 60 personas con inyecciones letales. Mientras que Chevie Kehoe, asesino y supremacista blanco, se encuentra preso por los homicidios y por torturas de tres mujeres.

ADX Florence es el hogar de personajes terroríficos para la historia de la humanidad. Es una colección de maldad y muerte. Y ahí permanecerá Guzmán Loera, exlíder del Cártel de Sinaloa durante la llamada “guerra contra el narcotráfico” en México. Tras 2 escapes de cárceles mexicanas, parece que las fugas de “El Chapo” llegan a su fin.

La lucha, esta vez, será por sobrevivir y no formar parte de los, al menos, seis reos que han optado por el suicidio. Por ejemplo, en 2016, la familia de José Vega, reo que se suicidó debido a “enfermedad mental no tratada”, puso una demanda ante la Corte del Distrito de Colorado. Además de él, existen referencias (“Suicide at ADX: The quietest death” en el Colorado Independent) de que Robert Gerald Knott (2013) y Jarold McMahann (2017) también se suicidaron en la cárcel. Aunque existen versiones que advierten alrededor de 8 suicidios en el lugar.

La prisión ha generado polémica por las condiciones inhumanas en las que mantiene a sus presos, e incluso Amnistía Internacional se ha pronunciado en contra de la gestión de la cárcel, actualmente dirigida por Andre Matevousian. De hecho, en entrevista con BBC Mundo, el exdirector del penal Robert Hood afirmó que las condiciones en las que mantienen a los presos los pone “a un paso de la muerte”. Hood, quien dirigió la prisión entre 2002 y 2005, afirma que es “virtualmente imposible” escapar. Y advierte que uno de los retos que debe prever la seguridad de la prisión es que Guzmán Loera soborne a los empleados del lugar. Ya que, considerando lo que enfrentan, ganan relativamente poco (45 mil dólares al año). “Es terrible”, califica Hood la cifra.

 

@aldo_canedov

 


 


logo mx
Más contenido
Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Anuncian el Gobernador Mauricio Vila Dosal y el Alcalde Renán Barrera Concha la creación del primer Hospital Veterinario Público del estado y todo el sureste. Este proyecto es resultado de la Declaración Mérida 2050 y representará una inversión conjunta de más de 15 millones de pesos.

Hace 2 horas

La tragedia migrante en Texas se gesta en México cada día

La tragedia migrante en Texas se gesta en México cada día

¿No sería tiempo de presionar a que las empresas de transporte tengan mayor control sobre sus vehículos?, se pregunta Claudia Ocaranza en Opinión 51. Se persigue al coyote, al chofer, se hace el conteo de muertos, “pero no se termina de explicar e investigar las redes macro criminales que permiten el tráfico ilícito de personas”.

Hace 3 horas