Logo MX

Precio
dólar

Al día

Estos fueron los gastos de Murillo Karam mientras investigaba Ayotzinapa: parques, comidas, regalos, artesanías…

En México se abría un abismo por la desaparición de los 43 normalistas y el entonces procurador –encargado de dar con su paradero– soltaba millones del erario en compras superfluas.

Por Linaloe R. Flores
31 oct 2019

undefined
El tren de compras de la PGR no aminoró su velocidad mientras sucedía la investigación de Ayotzinapa. Foto: Especial.

Después de la desaparición de 43 normalistas en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014, los días transcurrieron entre zozobra. Pero en la Procuraduría General de la República (PGR, hoy Fiscalía General de la República), a cargo de Jesús Murillo Karam, la vida siguió inalterable, festiva, tranquila y sin que faltara nada.

 

Eso muestran las compras del exprocurador, realizadas al tiempo que en México se abría un abismo de dudas, porque nada se sabía –como no se sabe aún– del paradero de los estudiantes que cursaban el primer año en la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero. 

 

Viandas gourmet en su despacho particular, renta de parques de diversiones y vales de despensa como premios para sus trabajadores. Artesanías para regalar y una amplia difusión del servicio de recompensas para la búsqueda de desaparecidos significaron un gasto de 138 millones 764 mil 972 pesos con 29 centavos en su gestión, que duró de diciembre de 2012 a febrero de 2015. 


PUEDES LEER / DE FUNCIONARIO A CONTRATISTA

 

Sólo un concepto de gasto abordó la tragedia: la contratación del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck, Austria, donde se realizaron análisis de restos óseos para determinar si pertenecían a los normalistas. 

 


Con un costo de 308 mil 236 pesos, según el oficio de la PGR SJAI/DGAJ/14812/2015 (con el que la PGR respondió a través del INAI a un peticionario de información), el resultado dio con la identificación de huesos de uno de los desaparecidos. 

 

Ese fue un elemento básico para para construir "la verdad histórica", presentada por Jesús Murillo Karam ante los medios en enero de 2015, la cual fue derribada ocho meses después por la investigación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

Pero la inversión en la Universidad de Innsbruck, apenas representó 0.2 por ciento del otro gasto de Murillo Karam, el de las diversiones y el buen vivir. 

 

EN UNA BUENA MESA NUNCA FALTA NADA

  

El comedor de la oficina del exprocurador siempre tuvo a disposición cortes de carne y pollo, así como pescados y mariscos. Hubo también una variedad de abarrotes, embutidos y lácteos. El pan y las tortillas fueron infaltables en ese menú. Así, en 2013, el abastecimiento para seis meses del despacho de Jesús Murillo Karam le costó a los mexicanos 2 millones 501 mil 245 pesos; es decir, 416 mil 874 pesos por mes. 

 

En 2014 –el año de la tragedia de Ayotzinapa– el gasto aumentó y fue de 2 millones 686 mil 786 pesos con 70 centavos, lo que significó, mensualmente, 447 mil 797 pesos.

 

Sólo las erogaciones en el comedor de Murillo Karam durante 2013 y 2014, que suman 5 millones 188 mil pesos, habrían alcanzado para cubrir casi la mitad de los 13 millones de pesos que expolicías implicados en el caso Ayotzinapa por el exfuncionario y que el pasado septiembre fueron liberados por falta de pruebas, le exigen al municipio de Iguala en indemnización por salarios caídos.

 

Los bienes perecederos para el despacho de Murillo Karam fueron solicitados a Superissste. Pero en el gasto general de la procuraduría de bienes perecederos también se hicieron pedidos a la distribuidora Las Minas S.A. de C.V. por un millón 40 mil 735 pesos y Procesadora y Distribuidora Los Chaneques S.A. de C.V. por 680 mil 537 pesos.

  

CAMPAÑA DE RECOMPENSAS: 35 MDP QUE NO INCIDIERON

  

Si se siguen los contratos registrados en el portal Compranet –la página diseñada para los proveedores del Gobierno– y el Portal de Obligaciones y Transparencia (evolucionado en el presente gobierno a SIPOT), Jesús Murillo Karam fue un funcionario que no reparó en gastos a la hora de festejar e, incluso, ofrecer recompensas. 

 

Los registros arrojan que Ayotzinapa no frenó el acelerado tren de contratos en la PGR.

 

Contrario a lo que ocurrió en las dependencias gubernamentales durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando se gastó 449 por ciento más de lo aprobado para publicidad oficial, la PGR de Jesús Murillo Karam no invirtió en anuncios para reafirmar la imagen del organismo. Pero, sólo de agosto a diciembre de 2014, gastó 35 millones 640 mil pesos en el servicio de difusión de la campaña de recompensas a quien diera datos sobre el paradero de personas desaparecidas, lo que representó el 24.7 por ciento de la erogación total que hizo el organismo en ese concepto durante el sexenio.

 

Grupo Lajai S.C., una empresa cuya directiva no es pública, fue la que ganó el contrato para dar a conocer las recompensas ofrecidas por la PGR a través de desplegados y espectaculares a quienes aportaran información. Pero la medida millonaria no arrojó ningún resultado y 2014 pasó a la historia como el más crítico hasta ese momento en desaparición de personas, con 5 mil 98 ausencias, según el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas. 

 

PUEDES LEER / LA HISTORIA NEGRA DEL SEGURO POPULAR


Pese a esos resultados, los festines continuaban dentro del órgano encargado de procurar justicia en México. Con la empresa Mágico Comercial S.A de C.V, Jesús Murillo Karam rentó cuatro veces un parque de diversiones para celebrar el Día del Niño y el Día de Reyes. En ello gastó 8 millones 808 mil 800 pesos.

 

En 2013, le hizo un pedido por 502 mil pesos al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) de dos mil marcos para fotografía de madera y envolturas para regalos y en el mismo año pidió alhajeros artesanales de Olinalá, Guerrero, por 770 mil 474 pesos. Se trataba de tener reservas para obsequios. 

 

En total, por cinco contratos, Jesús Murillo Karam gastó en regalos 3 millones 539 mil 850 pesos, tanto para sus trabajadores como para otras personas.

 

Y así, se fueron los millones de la extinta Procuraduría General de la República, mientras que con recursos a través de colectas y cooperación, padres de familia aún buscan a sus hijos, esos 43 normalistas desaparecidos la maldita noche del 26 de septiembre de 2014, de los que aún nada se sabe.

 

LA HISTORIA DE UN VIEJO LOBO DE MAR

 

Jesús Murillo Karam fue uno de los hombres que catapultó la figura de Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2012 rumbo a la Presidencia de la República, pero después representó el pilar en el que se inició el derrumbe del Gobierno.

 

Conocido en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como un “elegante viejo lobo de mar”, ayudó a dibujar esa imagen telegénica que Peña Nieto tuvo durante la campaña de 2012. A su lado trabajó desde 2005, cuando fue delegado del PRI en el Estado de México. En los años subsecuentes, fue senador por Hidalgo (2006) y secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de ese partido (2007). De 1993 a 1998 gobernó Hidalgo.

 

Abogado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, con cédula expedida en 1973, fue coordinador de asuntos jurídicos de la campaña y defendió al PRI ante el Instituto Federal Electoral (hoy Instituto Nacional Electoral) ante la acusación de malversación de dinero a través de tarjetas electrónicas Monex. Una vez que Enrique Peña Nieto asumió como presidente de la República, en diciembre de 2012, fue nombrado Procurador General.

 

A principios de 2015, el 27 de enero, Murillo Karam dio a conocer las conclusiones de la investigación sobre la desaparición de los 43. En una rueda de prensa sostuvo que habían sido asesinados por el grupo criminal Guerreros Unidos, el cual los confundió con otra banda enemiga, Los Rojos. Además, los cuerpos fueron incinerados en el basurero de Cocula, al lado de Iguala. “Esta es la verdad histórica de los hechos, basada en las pruebas aportadas por la ciencia”, concluyó. En un momento, dijo que ya no quería responder más preguntas de los reporteros y se le escapó el “ya me cansé”, la frase con la que más se le recuerda.

 

En septiembre de ese año, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó un informe que confrontó la verdad histórica de Jesús Murillo Karam con una demostración científica: la incineración en el basurero de Cocula era sencillamente imposible.

 

La aprobación de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto descendió a 39 por ciento, la cifra más reprobatoria de la historia desde 1994, cuando empezó a medirse este indicador entre Primeros Mandatarios. Jamás se recuperó y, por el contrario, llegó a los 10 puntos en los momentos más críticos.

 

@Linaloe_RF

 

 

logo mx
Más contenido
Surge otra mano de hierro en el SAT: aduanas intensifica decomisos al narco

Surge otra mano de hierro en el SAT: aduanas intensifica decomisos al narco

Al llegar Horacio Duarte crecieron los anuncios de decomisos en las aduanas. La mitad se relaciona con drogas: el fentanilo asoma los colmillos.

Hace 12 horas

¿Y los derechos humanos? El misterio de Pío y otros temas tabú

¿Y los derechos humanos? El misterio de Pío y otros temas tabú

Noroña, elecciones, Lozoya: los temas polémicos de estos días procesados por nuestro laboratorio de memes. EL HUMOR DE LA SEMANA.

13 / 09 / 2020