Dólar17.07

El artista de la política. Roberto Palazuelos quiere gobernar como sus antepasados

Anda con pistola, por si acaso, pero no es violento. Roberto Palazuelos, actor, hotelero y “Mirrey”, busca partido para lanzarse por la gubernatura de Quintana Roo. No le han hecho caso, pero él insiste en revivir su estirpe de políticos.

Por Emequis
10 / 6 / 21

Por Esteban David Rodríguez

EMEEQUIS.– Roberto Palazuelos quiere reinstalar su apellido en las marquesinas del poder político, el de una estirpe de diputados, alcaldes y hasta algún funcionario de gabinete estatal, pero que desde hace un siglo quedó fuera de los cargos públicos. 

A sus 54 años, con una larga trayectoria farandulera y en los negocios inmobiliarios y hoteleros,  Palazuelos ha manifestado su intención de contender por la gubernatura de Quintana Roo.

“Todavía no se hace oficial, se me acercaron varios políticos, no sólo Movimiento Ciudadano. Movimiento no postula políticos, postula ciudadanos y creo que ya la clase política debe ser renovada”, dijo en una entrevista televisiva la tarde del 3 de septiembre pasado.

Apenas dos días después, el Comité Nacional de MC emitió un comunicado para desmentir al actor: “El proceso para elegir candidaturas en Quintana Roo aún no comienza. El artículo 43 de nuestros estatutos establece que las convocatorias para la participación en los procesos de selección de las personas candidatas serán publicadas en la Gaceta Ciudadana, y difundidas en los medios de comunicación ”.

Pero, de acuerdo con fuentes locales, el actor intentó filtrar la versión en medios de aquella entidad sobre nuevas ofertas de partidos políticos, señaladamente el PVEM. 

De lenguaje popular en nivel avanzado al que dota un engolamiento que parece buscar distinción, Palazuelos ha protagonizado diversos escándalos que van de su participación en balaceras y homicidios hasta el despojo de comuneros y ejidatarios para el desarrollo de sus proyectos hoteleros. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Siempre con su semiautomática .380 o su Walther PPK cargada y fajada al cinto, según ha relatado, Palazuelos no tiene, sin embargo, fama de bronco o violento. Es más bien un personaje popular que parece convocar la simpatía de ese amplio segmento de población en el que antes que ciudadanos, estos se asumen como público televidente, hipnotizado por “realities” y telenovelas.

No es la primera vez que Palazuelos busca entrar a la política. En 2016 quiso ser presidente municipal de Tulum pero ningún partido agarró el anzuelo. Tal vez el personaje busca que su estirpe regrese a las lides políticas que hace más de un siglo dejaron atrás para dedicarse de lleno a los negocios: aduanas, exportaciones e importaciones, astilleros, construcción, desarrollos inmobiliarios… 

“SIEMPRE HE SIDO DE ARMAS, GRACIAS A DIOS”     

“Siempre he sido de armas, gracias a dios. Mis armas siempre tienen registro, y son armas que las puedes tener, no son de uso exclusivo: escopetas (calibre) 12, (calibre) 380…”, dijo Roberto Palazuelos en una entrevista que dio al actor Yordi Rosado. 

Relató cómo balaceó un par de ladrones que entraron a su domicilio, y también cómo se vio implicado en el asesinato de otros dos supuestos criminales en un estacionamiento del centro de la Ciudad de México.

Cuenta que acudió a visitar a un amigo suyo llamado “El Scarface” (“pero era un wey muy decente, no era hampón”), propietario de estacionamientos. Pero se encontró con ladrones. Palazuelos iba acompañado de hombres armados, como él mismo. Iba su escolta, “un teniente del Ejército”, y un colombiano “con otra nueve (calibre .9), más chueca que él”.

“Yo traía una tres ochenta con permiso de la Sedena, que es el calibre que puedes portar  –cuenta Palazuelos–. Cuando estamos tocando abren la puerta y pas pas, sueltan dos madrazos al aire y nos encañonan (…), con una pinche pistolita 22, un gordote. Y yo, con mi conocimiento jurídico, digo, este wey ya le jaló, trae pólvora, si me lo chingo es legítima defensa. (…) Se armó una puta balacera, Yordi… Matamos a dos cabrones… (…). Todos la traíamos con bala arriba como se debe”.

SOCIO DE VICENTE FOX

Como su padre y su abuelo, Palazuelos es abogado y empresario. Pero a diferencia de la mayor parte de sus antepasados, Roberto se ha visto implicado en diversos escándalos. Tuvo una juventud con problemas de adicciones. Ahora es socio del expresidente Vicente Fox en la comercialización de productos elaborados con marihuana

En 2006, cuando un grupo de comuneros protestó con manifestaciones y otras acciones de resistencia contra el despojo que significó para ellos el arranque de la zona hotelera de la Riviera Maya, Roberto Palazuelos apareció como “ejidatario”. 

“Los verdaderos ejidatarios tienen su documentación desde 1969-1970, como propietarios de tierra de la región. Pero apareció un tal Juan González diciendo que era ejidatario, igual que Roberto Palazuelos (actor de Televisa) y los hijos de Ernesto Zedillo”, dijo entonces Nelson Rodríguez, vocero de los manifestantes (La Jornada, 14 de septiembre de 2006).

Desde que tiene su hotel en la Riviera Maya, Palazuelos ha desarrollado más negocios inmobiliarios y ha cobrado aún más celebridad. Es considerado por algunos como un “chavorruco”, “un mirrey”. Pero él se hace llamar “El Diamante Negro” y dice que todo cuanto tiene es producto de su esfuerzo. 

El periodista Roberto Zamarripa preguntó a Palazuelos en 2016: 

“¿Te molesta que te vean como ‘mirrey’?”.

 “No, no –respondió el actor–.  Primero empezaron con los metrosexuales, luego a los metrosexuales ahora les llaman “mirreyes”, y ahora también hay “ninis” y de todo. Son todas estas tribus que se dan en las ciudades grandes que me dan mucha risa”.

“Pero, tú eres el prototipo del “mirrey”, ¿no? Empresario, galán, playero, playboy”, insistió el periodista. “Dicen –repuso Palazuelos–, aunque, por ejemplo, leí el libro de El Mirreynato. Ahí dice que el “mirrey” no conoce la cultura del esfuerzo, y ahí yo difiero, porque a lo mejor sí seré un mirrey, pero soy uno muy trabajador”.

LOS PALAZUELOS DE ANTES VENÍAN DE VERACRUZ

El actor Roberto Palazuelos Badeaux es hijo del también empresario y abogado Roberto Palazuelos Rosenzweig y de la modelo estadounidense de ascendencia francesa, María de Lourdes Badeaux. El padre pertenecía ya a una familia acaudalada. 

Palazuelos Rosenzweig es hijo, a su vez, de Roberto Palazuelos Bassols, un exitoso abogado asentado en Acapulco y ligado también a los negocios inmobiliarios. Palazuelos Bassols, abuelo paterno del aspirante a gobernador de Quintana Roo, fue hijo de Roberto Palazuelos Léycegui y María Luisa Bassols, hermana del abogado Narciso Bassols, secretario de Gobernación del presidente Abelardo Rodríguez, secretario de Educación de Pascual Ortiz Rubio, y secretario de Hacienda de Lázaro Cárdenas.

En los últimos años del siglo XIX y en los primeros del siglo XX, los Palazuelos y los Léycegui eran dos de las familias más distinguidas del puerto de Veracruz, ambas metidas en los negocios aduanales (“El impacto del comercio y el turismo en el desarrollo de la ciudad de Veracruz, CANACO – Universidad Veracruzana”, México, 2016).

En 1880 contrajeron nupcias Pedro Enrique Palazuelos Flores y Aurelia Juana Léycegui Núñez, hija de Luciano Fernándo Léycegui y Rafaela Juliana Núñez. Don Pedro bautizó y registró a sus hijos únicamente usando el apellido Palazuelos. 

Los hijos de don Pedro y doña Antonia Flores habían prosperado comerciando en los portales porteños. Los Leycegui también. 

En 1909, Felix Léycegui Núñez dirigía la Compañía Félix Leycegui Núñez, importadores de abarrotes extranjeros y agencia aduanal. En 1909 fue regidor de Hacienda en el ayuntamiento, y en 1911, alcalde de Veracruz. 

Por su parte, su sobrino, Alfredo Palazuelos Léycegui, dirigía Palazuelos y Compañía, que tenía como giro “consignaciones, comisiones, consignación de buques”, mientras que su hermano, Leopoldo Palazuelos, dirigía la agencia aduanal “Felipe Aladro”, que fue fundada en 1878.

En 1909, Alfredo Palazuelos Léycegui, formó parte de los socios fundadores  de la Cámara de Comercio de Veracruz, y en 1925, del grupo pionero de la Asociación de Agentes Aduanales del Puerto de Veracruz. 

Leopoldo Palazuelos Léycegui fundó su agencia aduanal en 1920, fue armador de barcos de cabotaje, tuvo negocios de importación y exportación, fue banquero y ganadero. Presidió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en 1936 y en 1937 asumió también la presidencia de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio (Milenios de México, Tomo III, Humberto Mussachio, Raya en el agua, México, 1999).

Sus negocios siguen vigentes: a su grupo pertenece Ocupa, empresa de maniobras en el puerto de Manzanillo; Alaman, almacén general y fiscal fuera del puerto; y Friman (no Freeman), un frigorífico dentro del puerto de Manzanillo. También tienen Palazuelos Logistics, empresa que integra todos los servicios. Sus oficinas principales en el exterior se ubican en Valencia, España, cuentan con “una red global de agentes para el manejo de carga”.

Carlos Palazuelos Léycegui, tío-bisabuelo del actor, también formó parte de la dinastía de agentes aduanales. Murió en noviembre de 1967, cuando era agente aduanal ante la agencia interior capitalina (Diario Oficial de la Federación, 25 de noviembre de 1967).

EL DIPUTADO PALAZUELOS

El último de los Palazuelos en ostentar una posición política fue otro tío – bisabuelo del actor: Pedro Palazuelos Léycegui, que en tiempos del presidente Pascual Ortiz Rubio fue diputado federal y Oficial Mayor del gobierno de Baja California.

Nada menos que el cacique potosino Gonzalo N. Santos cuenta en sus Memorias (Grijalbo, 1986) que el diputado Palazuelos era una  especie de “sombra”  del diputado Manuel Riva Palacio Carrillo, operador de Plutarco Elías Calles.

Relata que cierto día llegó a su oficina de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados, que presidía, un empresario texano llamado Daniel Dalcowitz, a proponerle un negocio en nombre del presidente Ortiz Rubio, de quien era operador financiero. Los acompañaban Riva Palacio y el diputado Pedro Palazuelos.

El negocio consistía en que la Secretaría de Comunicaciones comprara a Estados Unidos unas dragas de deshecho con valor de no más de 4 millones de pesos, con sobreprecio de 22 millones. Santos lo rechazó porque le pareció que el grupo en el gobierno no sólo tenía un interés genuino en el negocio, sino que buscaba además tener un arma para destruir el grupo político del potosino. Descubrió que eran varios los diputados y políticos que iban a recibir “tajada”.

En reunión posterior, Santos dijo a los promoventes, entre los que se hallaba “el lambiscón” de Palazuelos: “Cuando se asalta un tren, un banco o una tienda, siempre los asaltantes han tenido la precaución de ponerse un antifaz, pero aquí vamos a descubierta (…) Este negocio lo rechazo, no por puritanismo, sino por incosteable para mí (…). Los bandidos no nos vendemos, se venden los honrados”.

El cacique escribe de colofón: “Dalcowitz era muy inteligente, hombre de negocios, y muy simpático y se sabía meter muy bien y la oferta era muy tentadora, pero desde que vi a La Pioja Riva Palacio, que como ya he dicho era sayón del general Calles, y de colero a Palazuelos, que era en la Cámara de Diputados una especie de adjunto de Riva Palacio, me fui con tiento”. 

Santos reformó la estructura de su grupo político y aplicó una purga. En agosto de 1930, Pedro Palazuelos salió de la legislatura y se fue al gabinete del gobernador de Baja California, “Territorio norte”.

Curiosamente, el diario El Tucsonense, de Arizona, el 28 de agosto de 1930 dio cuenta sobre la renuncia del gobernador Tapia y el nombramiento del nuevo mandatario:

 “El secretario de Gobernación, (Carlos) Riva Palacio (primo de Manuel), recibió ayer la renuncia del gobernador Tapia (…), cuya renuncia fue aceptada hoy, nombrándose en el acto al general Arturo Bernal quien desde luego rindió protesta de ley y saldrá mañana para Mexicali (…). Al nuevo gobernador lo acompañarán en su viaje sus colaboradores, licenciado Carlos Luna, que será secretario General de Gobierno, el diputado Pedro Palazuelos, que será Oficial Mayor; el general Damián Rodríguez que será inspector de Policía en Mexicali, etcétera.

De aquella casta proviene Palazuelos, quien busca un retorno triunfal a la política como gobernador de Quintana Roo. Ya se verá, pero él, ya se vio.

@estebandavid

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

Caso Ficrea: extraditan a Rafael Olvera, quien habría estafado a más de 6 mil personas

Uno de los escándalos financieros más importantes de los últimos años se acerca a su conclusión. Rafael Antonio Olvera Amezcua, quien habría defraudado a más de 6 mil adultos mayores, de los cuales alrededor de 400 han muerto, será puesto a disposición de un juez en CDMX.

3 / 2 / 22

Nepotismo. Arturo Zaldívar deja huecos en su reforma judicial

La iniciativa del presidente de la Corte se enfoca en la carrera judicial y olvida los escalones en los que amigos y parientes de jueces o magistrados todavía se pueden colar, advierte Héctor Fix-Fierro, especialista de la UNAM.

3 / 3 / 20