Dólar17.02

Ecologismo selectivo. Ubican a Quadri e influencers en campaña de inversionistas en Cozumel

Ligan al panista con una campaña ecologista para reservar el control del mercado de cruceros a Carnival Corporation, Sand Dollar y Grupo Carrix. Fue socio director de una firma que ha trabajado para Carrix en temas ambientales en la isla y en la que su esposa, Thelma Lazcano, es actualmente directiva. Quadri niega relación con el tema.

2 / 15 / 22

EMEEQUIS.– En medio de la disputa por el negocio de cruceros turísticos que llegan a  Cozumel, el nombre del diputado panista Gabriel Quadri ha salido a relucir como supuesta cabeza de una “resistencia ecologista” contra la puesta en marcha de un cuarto muelle.

La movilización ambientalista sería patrocinada presuntamente por los grupos que mantienen el control del negocio en cuestión desde hace tres décadas y que se niegan a compartirlo: Sand Dollar Sports, Carnival Corporation y SSA Marine de Grupo Carrix.

Dichas firmas controlan el mercado de atraque de cruceros en la paradisíaca isla caribeña, un negocio que –de acuerdo con estimaciones de los académicos de la Universidad de Quintana Roo, Alejandro Palafox Muñoz y Adrián Alejandro Vilchis Onofre– tiene un impacto económico directo en Quintana Roo de 474 millones de dólares anuales.

Versiones de prensa locales y capitalinas han señalado al diputado panista Gabriel Quadri de la Torre como artífice de las movilizaciones ambientalistas y lo han ligado específicamente a SSA Marine. 

EMEEQUIS obtuvo la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la ampliación del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros de Cozumel, de SSA Marine, y que elaboró la empresa Sistemas Integrales de Gestión Ambiental (SIGEA), firma en la que figura como directiva Thelma Lazcano, esposa de Gabriel Quadri.

Un veterano seguidor del movimiento ambientalista en Quintana Roo comenta, bajo reserva de identidad, que hay grupos ligados a Quadri trabajando para las firmas predominantes del mercado en cuestión: “De hecho, Quadri fue socio director de SIGEA, es su empresa, y condujo otras del mercado ambientalista”.

Consultado al respecto, Quadri comenta a EMEEQUIS: “No estoy ni enterado del tema, yo no tengo nada que ver con Cozumel”.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El caso es que la movilización ecologista contra el cuarto muelle ha generado suspicacias. “Sí hay algo raro en la movilización de ecologistas”, señala en entrevista Juan Carlos Hernández, director de la consultora ambiental Biósfera, con sede en Playa del Carmen. Enumera distintos problemas ambientales en Cozumel que los opositores al cuarto muelle prefieren ignorar. “Es un ecologismo selectivo, obvio que hay otros intereses que están detrás de la movilización”, advierte.

Los cierto es que los activistas han arreciado su campaña ante la proximidad del resultado de la revisión de un amparo que detuvo a inicios de mes las obras del nuevo muelle: organizan una colecta bajo el hashtag #SobornemosaSemarnat para que la dependencia retire autorizaciones al proyecto; y hasta echaron mano de la influencer Zacil Jiménez para promover su “causa”.

MERCADO CAUTIVO

La disputa se detonó en 2019, cuando el gobierno impulsó la creación de un cuarto muelle para el atraque de cruceros, que asignó a la empresa Muelles del Caribe, de inversionistas peninsulares. Surgieron entonces nuevas organizaciones ecologistas, que se unieron con otras ya existentes, para oponerse a la construcción.

El anuncio inquietó de inmediato a los dueños del millonario mercado de atraque de cruceros: Carnival Corporation y SSA Marine, pero también de la empresa de lanchas turísticas Sand Dollar Sports, que tiene como mercado a la clientela de las dos primeras.

La primera de las firmas que se instaló fue Carnival, que en 1996 comenzó a operar el Muelle de Cruceros Cozumel, que más tarde se rebautizaría como Terminal Internacional Puerta Maya.

Aunque opera desde Estados Unidos, Carnival Cruises está registrada en Panamá, y con todas sus marcas controla el 44.8% del mercado global de cruceros, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Quintana Roo ya citados.

En 2008 llegó SSA México a Cozumel, de Fernando Chico Pardo, que desde esa fecha tiene la concesión del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros, construida en 1974 . 

Sand Dollar Sports comenzó operaciones en 1984 dando servicios de buceo. En 1996 ya operaba embarcaciones turísticas y servicios de buceo. John Flynn Comenzó a beneficiarse de la llegada de los cruceros a las terminales de Carnival y de SSA Marine.

Juntas, las tres firmas controlan el 80% de la actividad de embarcaciones en Cozumel. 

Las tres empresas han desplegado obras en distintos momentos que han impactado en el ecosistema de la zona, pero los grupos ecologistas se han mostrado comprensivos antes la ejecución de esos proyectos.

Quadri rechaza las acusaciones. Foto: Cuartoscuro.com.

En 2019, SIGEA, especializada en consultoría ambiental, fue contratada en 2019 por SSA Marine para elaborar la MIA para su proyecto de ampliación del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros de Cozumel: 400 metros más de ampliación sobre las aguas del Caribe, el doble de su perímetro original.

Las conclusiones del estudio señalan: “No se determinó la posibilidad de que ocurra un daño ambiental grave como consecuencia de la preparación de sitio, construcción u operación del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros de Cozumel con las obras de modernización previstas. Los impactos ambientales negativos que se predicen son, en la escala analizada, mitigables, compensables y moderados o despreciables. (…) No se espera que las actividades de modernización de infraestructura representen riesgos a la permanencia de las poblaciones de especies vulnerables y protegidas por la legislación nacional, así como daño al ecosistema marino o a la salud humana”

En el 2016, Carnival también había efectuado ampliaciones de casi 300 metros, y la empresa que efectuó el estudio la MIA fue EMEA, de Jorge F. Salgado Peña, transformada posteriormente en OCSA.

“El resultado de la evaluación de los impactos que serán generados por el proyecto no arrojó ningún valor negativo, por lo que se puede concluir que los impactos adversos identificados son totalmente reversibles y mitigables”.

No obstante,  ante la insistencia de ecologistas y operadores turísticos se tuvo que hacer un programa de reubicación de arrecifes que efectuó la misma empresa que realizó el estudio de impacto ambiental, EMEA.

Modernización del muelle. 

Y, en 2009, Sand Dollar entró al negocio de los arrecifes de coral. La Semarnat le autorizó la creación de un “sendero ecoturístico”, bajo el concepto de negocio turístico – ecológico que recibiera recursos gubernamentales y privados para el mantenimiento de estos arrecifes, frente a la playa privada de la empresa Arrecifes Cozumel S.A. de C.V., dueña de la marca Sand Dollar.

El control de playa y el arrecife artificial lo tiene la firma, que vende la experiencia turística de conocer la zona de “cultivo de arrecifes”. Promocionan sus paquetes como  “la experiencia de salvar el arrecife”. El modelo de negocio incluye tours y restaurante – bar.

En su sitio web, la empresa señala a su clientela y socios: “Algunos de nuestros clientes de cruceros incluyen Disney Cruise Lines, Azamar y Celebrity, por nombrar algunos barcos de alta gama con los que trabajamos. Carnival Cruise Lines, Royal Caribbean, Norwegian Cruise Lines, Holland America y Princess Cruise Line son socios de larga data y estarían más que dispuestos a responder por nuestro historial de servicio al cliente y seguridad”.  

Manifestaciones supuestamente ecologistas de Quadri en su cuenta de Twitter. 

CAMPAÑA CON INFLUENCERS

El cuarto muelle se proyectó en 2019 en zonas semejantes a las que ocupan las otras terminales. No podía ser de otra manera: sólo 15 kilómetros de la periferia total de la isla no es área protegida. No obstante, de inmediato desató la multiplicación de ardientes grupos ecologistas indignados por la destrucción de arrecifes de coral.

Grupos antiguos y nuevos aparecieron en la sucesión de siglas de grupos de activistas contra el proyecto: Conservación, Investigación y Manejo Ambiental de Cozumel (CIMAC), Cielo, Tierra y Mar (Citymar), No al cuarto Muelle, Grupo Ecologista del Mayab, Manglares Más Sanos Más Vivos, Coral Reef Restoration.

Finalmente, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), que dirige Gustavo Alanís Ortega, consiguió que prosperara uno de los amparos contra la obra en el Juzgado 3º de Distrito de Cancún, a cargo de la jueza Pamela López Swain, el cual será objeto de revisión el próximo 28 de febrero.

La proximidad de la fecha ha exaltado los ánimos e imaginación de los ambientalistas, que incluso han promovido una colecta pública, supuestamente para reunir dinero y cohechar a Semarnat para que retire la autorización de la MIA del cuarto muelle. En Twitter crearon una cuenta en la que promueven la colecta con el hashtag #SobornemosASemarnat. Aunque hasta ahora sólo tiene poco más de 130 seguidores.

Eso sí, la uniformidad de camisetas que portan los activistas y las pancartas que utilizan para sus protestas lucen impecables.

Los grupos ecologistas que repudian la construcción del cuarto muelle han incluso echado mano de influencers, como se conocen a los propietarios de cuentas líderes en las redes sociales de Internet, que generalmente son celebridades. 

Una de estas influencers que ha estado participando en la campaña en cuestión es Zacil Jiménez, una popular jovencita de 22 años que si bien tiene cuentas poderosas en otras plataformas, es una estrella de TikTok donde tiene un millón de seguidores.

Forma parte del catálogo de influencers de la agencia de marketing en redes Effect, la cual maneja sus contrataciones para campañas publicitarias. 

La campaña contra el cuarto muelle en Cozumel aglutina a grupos con intereses comunes. Foto: Facebook.

AMBIENTALISMO SELECTIVO

“Sí hay algo raro en la movilización de ecologistas”, advierte en entrevista con EMEEQUIS el ingeniero ambiental Juan Carlos Hernández, director de la consultora ambiental Biósfera, con oficinas en Mérida y en Playa del Carmen. Él es quien refiere el tema de la influencer Zacil Jiménez.

Enumera distintos problemas ambientales que laceran a Cozumel y que los ecologistas opositores al cuarto muelle parecen preferir ignorar: “Hay por ejemplo una zona de Cozumel donde no llega la red de drenaje, y hay hoteles que hacen descargas residuales al mar, ¿por qué los grupos ecologistas no hacen nada? Es un ecologismo selectivo, es obvio que hay otros intereses que están detrás de la movilización”.

Biósfera difunde además información sobre la temática ambiental en distintas plataformas, incluida una revista del mismo nombre. Para documentar uno de sus trabajos (puede consultarse en este enlace), Juan Carlos Hernández entró en contacto con una de las dirigentes de los grupos movilizados, Olivia Rose, cabeza del colectivo “No al cuarto muelle”.

Hernández dice que Olivia es un personaje inquietante: “Olivia dice que su protesta es porque supuestamente le están quitando a la gente el derecho a la playa, pero fuimos al lugar y no hay ninguna playa, lo que hay es una zona de piedras, de peñascos. Por otro lado, afirma que ella misma financia su colectivo porque tiene suficiente dinero, pero también dice que el dinero se lo van a devolver después de que sus compañeros hagan una colecta”. 

QUADRI, OTRO “INFLUENCER”

Un veterano seguidor y reseñista del movimiento ambientalista en Quintana Roo comenta, bajo reserva de identidad, que entre los grupos de activistas hay sin duda algunos ligados a las empresas.

“Quadri, pero no sólo él, está también Adrián Villegas Jiménez, que sirve a los intereses de Carnival. El tiene o tenía como socio a Antonio Lizárraga, muy conocido aquí”. 

Adrián Villegas Jiménez es un decidido detractor del cuarto muelle, oceanógrafo y empresario del sector ambientalista, dueño de la sociedad promotora de inversión WR Capital Natural, que también ofrece consultoría ambiental.

Juan Carlos Hernández comenta que Villegas Jiménez participó en la elaboración de la MIA para la ampliación del muelle de Puerta Maya, la terminal de Carnival Corporation en Cozumel: “Él trasplantó corales al área protegida, está rodeada de piedra. Podrían hacer lo mismo en el nuevo muelle, pero no lo han propuesto. Es raro”.

Por su parte, el reseñista consultado bajo condición de anonimato, reacciona vivamente ante la mención de que Thelma Lazcano, la esposa de Gabriel Quiadri, es directiva en SIGEA, la empresa consultora que elaboró la MIA para la ampliación del muelle de SSA Marine en Cozumel: “De hecho, Quadri fue socio director de SIGEA, es su empresa, y condujo otras del mercado ambientalista”.

En efecto, el documento “Instituto Nacional de Ecología. Quince años de política ambientales en México. Memoria testimonial” (2007), señala que Quadri “es socio director de la empresa Sistemas Integrales de Gestión Ambiental (SIGEA), especializada en consultoría y proyectos ambientales, así como director en México de la empresa EcoSecurities, especializada en proyectos y finanzas de carbono”.

El reseñista retoma el hilo y señala: “Alanís y Quadri ya han trabajado juntos. Si no ve cómo se llevan en redes. Acuérdate que los dos llegaron a colaborar en temas ambientales con gobiernos federales. Quadri incluso fue director del Instituto de Ecología y antes era responsable del área de normatividad (en esa dependencia), en los gobiernos de Salinas y de  Zedillo. Y Alanís creó por esas fechas el CIMAC”.

Según él, “todos los grupos (de activistas que luchan contra el cuarto muelle), o la mayoría, se coordinan con CIMAC”. Agrega: “Y Quadri, pues es como otro influencer, ¡pero de ambientalistas!”.

@estedavid

Telegram



Mauricio Tabe denuncia campaña de calumnias ante el IECM

Mauricio Tabe denuncia audios falsos con fotos suyas que pretenden afectarlo.

Hace 1 hora

Difieren versiones sobre número de atacantes de Alfredo Cabrera

¿Por qué hubo 14 disparos? ¿Cuál es la identidad del agresor ultimado? ¿Cómo burló la seguridad de la Guardia Nacional? ¿Hay más sospechosos? Siguen las incógnitas en torno al asesinato de Alfredo Cabrera.

Hace 3 horas