Dólar17.94

Dinamarca queda lejos: IMSS-Bienestar arranca con equipo viejo en varios estados

Apenas el 27 de diciembre AMLO refrendó su promesa de un sistema de salud como el Dinamarca para fines de 2023. Pero la realidad es que el programa federal IMSS-Bienestar, creado para personas sin seguridad social, enfrenta carencias por resolver en al menos 9 estados. ¿Cumplirá su promesa?

1 / 18 / 23

EMEEQUIS.– Equipo médico en mal estado, inoperante, inseguro por obsolescencia y con sobreuso, es el diagnóstico del Instituto Mexicano del Seguro Social sobre el equipamiento y la infraestructura para arrancar el programa del gobierno federal conocido como IMSS-Bienestar en nueve estados del país.

Un programa muy ambicioso que, sin embargo, tiene el tiempo en su contra, pues el presidente López Obrador aseguró que para fines de 2023 tendremos un sistema de salud pública como el de Dinamarca y muchas unidades de salud en varios estados enfrentan carencias por sobreuso.  

El IMSS realizó visitas directas a 3 mil 135 unidades de salud y unidades hospitalarias en los estados de Baja California Sur, Campeche, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas para constatar la infraestructura e inmuebles y encontró que con los equipos e infraestructura trabajan en “rango de operación en el límite de lo seguro” para pacientes y usuarios de los equipos.

“En las unidades médicas, no sé cuenta con suficientes recursos para apoyo al mantenimiento y operación, los equipos médicos y no médicos se encuentran obsoletos y los equipos e instrumental médico que no se encuentran obsoletos, están en malas condiciones por sobreuso, por lo que se les aumenta la característica de deficientes”, admite el IMSS.

El Programa IMSS-Bienestar es el Órgano Público Descentralizado (OPD) con el que se busca levantar el sistema de salud en el país y brindar atención médica a la población sin seguridad social, para garantizar el derecho a la salud, como lo establece la Constitución, pero con la calidad de los países nórdicos.

El 4 de febrero de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la “federalización” de los sistemas estatales de salud mediante el proyecto IMSS-Bienestar. Mediante acuerdos de colaboración, las entidades federativas cederán su infraestructura física y humana al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que se otorguen los servicios de salud a la población sin seguridad social. A través del Proyecto IMSS Bienestar.

Zoé Robledo, director del IMSS. Foto: Cuartoscuro.com.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Desde el 2018, como presidente electo y como presidente en funciones ha repetido que quiere dejar un sistema de salud de calidad, con atención y medicamentos gratuitos antes de concluir el año 2023.

“Estamos trabajando para resolver los problemas, por eso vamos hacia la gratuidad vamos a tener un sistema de salud -ese es el compromiso- como el de Canadá, Inglaterra, el de los países de Suecia, Dinamarca, Noruega, los países nórdicos, de primera. Vamos a garantizar el derecho a la salud al pueblo de México, pero se lleva tiempo”, afirmó en octubre de 2018.

Y esta promesa la refrendó apenas el 27 de diciembre pasado. En plena conferencia mañanera, dijo que para fines de 2023 se alcanzarán estándares de atención médica de primer mundo. “El año próximo, a más tardar a finales, ya tenemos un sistema de salud pública como el de Dinamarca”, dijo. 

 Se acaba el tiempo para cumplir su promesa. 

Sin embargo, en nueve estados no existen las mejores condiciones y se requiere de una fuerte inversión del gobierno para sustituir 49 mil 461 piezas de equipamiento obsoletas o con fallas en su operación en los nueve estados, invirtiendo más de 5 mil 400 millones de pesos.

La falta de disponibilidad de equipos médicos involucrados en el diagnóstico y tratamiento del paciente a consecuencia de no contar con insumos, funcionar inapropiadamente o estar fuera de operación por descompostura, falta de mantenimiento y sobreuso se reflejan en la baja calidad en la prestación de los servicios de salud.

Para la atención de la población sin seguridad social, a nivel estatal, los Servicios de Salud de Baja California Sur, Campeche, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas tienen en su conjunto 4 mil 439 unidades médicas de las cuales 4,189 son unidades de primer nivel para la atención de padecimientos ambulatorios, y 250 unidades hospitalarias de segundo nivel.

Baja California Sur

En las 55 unidades de primer nivel  Baja California Sur se identificaron 355 piezas de equipamiento médico con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación, como son estuches de diagnóstico, estetoscopios, refrigeradores para vacunas, lámparas para examinación rodables, mesas universales de exploración y de ginecología, además de 85 piezas de equipo no médico como refrigeradores domésticos y mobiliario de acero inoxidable.

En las 6 unidades médicas hospitalarias de segundo nivel se identificaron 597 piezas de equipamiento médico como son: camas clínicas hospitalarias de atención general e intensiva, aspiradores, unidades de anestesia, lámparas quirúrgicas, refrigeradores de cadáveres y laboratorios, camas de parto amigable, ultrasonografos, audiómetros, esterilizadores de vapor autogenerado, ventiladores mecánicos, unidades de rayos X, entre otros con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación.

Campeche

En Campeche hay 89 unidades de primer nivel, y identificaron mil 421 piezas de equipamiento médico con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación, como son estuches de diagnóstico, estetoscopios, refrigeradores para vacunas, lámparas para examinación rodables, mesas universales de exploración y de ginecología, además de 373 piezas de equipo no médico como refrigeradores domésticos y mobiliario de acero inoxidable.

Hay 6 unidades médicas hospitalarias de segundo nivel y se encontraron 597 piezas de equipamiento con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación, como son camas clínicas hospitalarias de atención general e intensiva, aspiradores, unidades de anestesia, lámparas quirúrgicas,refrigeradores de cadáveres y laboratorios, camas de parto amigable, entre otros.

Guerrero

El estado de Guerrero cuenta con 501 unidades de primer nivel, y se detectaron 4 mil 555 piezas de equipamiento médico con altos niveles de obsolescencia, afectaciones, como lámparas para examinación rodables, mesas universales de exploración y de ginecología. En las 29 unidades médicas de  segundo nivel se identificaron 2 mil 740 piezas de equipamiento médico como dañadas y con sobre uso.

Michoacán

En Michoacán hay 336 unidades de primer nivel con 2 mil 95 piezas de equipamiento médico con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación, además de 506 piezas de equipo no médico. En las 24 unidades médicas de segundo nivel se encontraron 4 mil 578 piezas de equipamiento médico, como camas clínicas hospitalarias de atención general e intensiva, aspiradores, unidades  de anestesia, entre otros, con daños.

Oaxaca

El estado de Oaxaca tiene 734 unidades de primer nivel con 7 mil 607 piezas de equipamiento médico obsoletos y deficientes, al igual que mil 133 piezas de equipo no médico con sobreuso. Mientras que en las 31 unidades médicas hospitalarias se ubicaron  2 mil 511 piezas de equipamiento médico que concluyeron su vida útil.

San Luis Potosí

En las 175 unidades de primer nivel en San Luis Potosí se identificaron mil 406 piezas de equipamiento médico con altos niveles de obsolescencia, afectaciones físicas o deficiencias en su operación, y en las 13 unidades médicas hospitalarias de segundo nivel en un total de se identificaron mil 74 piezas de equipamiento médico en malas condiciones de operación.

Sinaloa

En 215 unidades de primer nivel de Sinaloa se encontraron mil 3 piezas de equipamiento médico viejas y pésimas condiciones de operación, y en las 17 unidades médicas hospitalarias de segundo nivel se identificaron mil 061 piezas obsoletas. 

Veracruz

En Veracruz hay 700 unidades de primer nivel con 3 mil 215 piezas de equipamiento médico con afectaciones físicas o deficiencias en su operación, y en las 53 unidades de segundo hay 6 mil 735 piezas obsoletas.

Zacatecas

En las en un total de 140 unidades de primer nivel de Zacatecas se identificaron 747 piezas de equipamiento médico obsoletas y con afectaciones, mientras que en las 13 unidades médicas hospitalarias segundo nivel en un total de se detectaron 867 piezas con sobreuso y que concluyeron su vida útil.

“La problemática central es relativa a la deficiente calidad en la prestación de servicios médicos para la población, entre las cuales sobresale como una de las causas principales el insuficiente, inadecuado y obsoleto equipamiento que prevalece en los estados de Baja California Sur, Campeche, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas para la atención de las personas sin seguridad social”, concluye el IMSS.

Los meses se terminan para que el presidente cumpla su compromiso de que México tendrá servicios de salud como los de Inglaterra o Dinamarca, y en el IMSS analizan y piden presupuesto para sustituir equipo viejo, obsoleto y con fallas para mejorar un poco la atención médica para los mexicanos. El tiempo corre. 

Los puntos que deberá resolver el IMSS.

 @Alatriste_III

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



Estatua de la Libertad, viva y contenta por liberación de Assange: AMLO

Julian Assange está libre: abandonó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh este 24 de junio tras llegar a un acuerdo de culpabilidad.

Hace 8 horas

Cambio de canal

Por @osvaldomonos

Hace 8 horas