Dólar17.01

Ciudad Juárez y Tijuana. Guerra de narcos como trasfondo de la violencia desatada

¿Qué pasó en Ciudad Juárez y Tijuana? Dos de las ciudades que fueron más cruentamente atacadas el fin de semana son también escenario de pugnas entre cárteles y escisiones, con el Cártel Jalisco y el CJNG como los polos. En cierto momento dejaron de apuntarse entre ellos para disparar a la población.

8 / 16 / 22

EMEEQUIS.– Baja California y Chihuahua, dos de los epicentros de la violencia durante la última semana, concentran la disputa entre los mayores cárteles mexicanos por el trasiego de drogas a las principales ciudades de Estados Unidos, entre éstas Los Ángeles y Nueva York. 

En el último lustro, con base en informes de inteligencia de EU, el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco lideran la pugna, pero se han sumado escisiones y pandillas que se caracterizan por su violencia extrema.

TE RECOMENDAMOS: NO ES “TERRORISMO”, ES “PROPAGANDA”, DICE GOBIERNO SOBRE FIN DE SEMANA INFERNAL

Entre la tarde del viernes y la madrugada del sábado, Ciudad Juárez tuvo el saldo letal de 10 muertos, 14 lesionados, comercios incendiados y 10 vehículos calcinados. 

Entre aquellas horas, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Baja California contabilizó 24 vehículos calcinados –15 en Tijuana: siete particulares, siete de transporte público y un tráiler– y, al igual que Juárez, la ciudad quedó hundida en miedo. 

ASÍ EMPEZÓ EL CAOS

El origen del caos en Chihuahua fue un enfrentamiento entre bandas rivales ligadas, originalmente, al mismo cártel, el de Sinaloa: Los Chapos y Los Mexicles, grupos de sicarios y operadores del tráfico de droga en el norte del país. La riña ocurrió en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3, penal proclive al autogobierno en el que ambas pandillas pugnan por el control.  

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

La pelea inició durante un día de visitas al Cereso, cuando familiares conviven con los reclusos, con dos asesinados dentro. De las celdas, el terror se trasladó a las calles, con la quema de dos tiendas de la cadena Oxxo y empezó con su saldo letal: dos mujeres asesinadas en un restaurante, cuatro heridos de bala en una tienda de conveniencia, una cabeza humana en la calle Camino Real, pero era sólo el principio de esta trama orquestada por las pandillas del Cártel de Sinaloa. 

Inteligencia ubica a Los Mexicles como una banda cuyo origen fue el robo de autopartes, a transeúntes y a casa habitación, que se refugiaban en colonias marginales de Juárez. Su primera formación era integrada por pandilleros centroamericanos deportados de Estados Unidos y migrantes mexicanos también expulsados del país norteamericano, hasta que, para usar su estructura y por la organización que tenían en barrios vulnerables, con nivel de captación de reclutas, fueron absorbidos por el Cártel de Sinaloa.

En tanto, Los Chapos son uno de los brazos armados del Cártel de Sinaloa, conformado por desertores del Ejército, las policías federal y estatal.

La confrontación entre éstas y otras pandillas que, inicialmente, pertenecían a la jerarquía del cártel se debió a la ruptura ocasionada tras la detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán y la posterior rivalidad entre Dámaso Núñez, “El Licenciado”, y los hijos del capo nacido en la Tuna, Badiraguato, Sinaloa, y sentenciado a perpetuidad en Estados Unidos, con testimonios en contra de “El Licenciado” y otros narcotraficantes antes aliados. 

Posteriormente, el Cártel de Sinaloa tuvo más escisiones tras la liberación de Rafael Caro Quintero, la pugna entre Los Chapitos y el ala que controla Ismael “El Mayo” Zambada.  

Así lucía Tijuana después de la refriega. Foto: @inesgarciaramos.

EL TABLERO DEL CRIMEN

En Baja California, no sólo las fisuras internas del Cártel de Sinaloa son detonadoras de violencia. 

El territorio vive la disputa entre el Cártel de Ensenada, que participa en la pugna al interior del Cártel de Sinaloa entre los hijos del “Chapo” Guzmán, Los Chapitos, y “El Mayo” Zambada, y opera, además de Baja California, en Baja California Sur y Sonora.  

Además, enfrentan al Cártel de Los Arellano Félix o de Tijuana que se mantiene activo.

Sin embargo, la principal amenaza para todos es el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

DATOS HISTÓRICOS 

De acuerdo con inteligencia de Estados Unidos, cuando inició el actual gobierno federal, el Cártel Jalisco –nacido en 2011, a finales de la administración de Felipe Calderón– era un grupo en expansión; no obstante, ahora Washington considera que es el más potente en el país, con mayor capacidad logística para mover droga en Estados Unidos. 

La clave de su expansión, refiere, es el control de centros en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta donde arriban drogas que ingresan por los tres mil kilómetros de frontera entre ambos países, a través de Tijuana, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua, y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En Chihuahua, Los Mexicles son considerados como uno de los principales generadores de violencia, pero la plaza también está Gente Nueva —conformado por varios brazos armados de mafias afiliadas al cártel de Sinaloa—. El CDS dispone de 37 células en 28 entidades del país. Actualmente, el liderazgo del cártel de Sinaloa se basa en dos pilares: Ismael Zambada García “El Mayo”; y la familia Guzmán Loera encabezada por “Los Chapitos”. 

No obstante, la pelea se extiende, entre los grupos, a más frentes como Los Cabrera, Los Salgueiro, el Nuevo Cártel de Juárez, el Cártel del Poniente, La Línea, Los Salazares, y Los Artistas Asesinos.   Estos últimos, aliados a Sinaloa, desde antes de la fragmentación. 

Al igual que en Baja California, su principal amenaza es Nemesio Oseguera y su Cártel Jalisco Nueva Generación.

Hubo quemas simultáneas en Tijuana, Mexicali y Tecate. Foto: Especial.

QUIERO IRME A CASA

Los ataques simultáneos paralizaban la ciudad.

Andrés recibió un mensaje de WhatsApp en el que un colega le preguntaba cómo estaba, si ya había llegado a su casa.

“No, tenemos un evento en Little Caesars, pero estamos viendo si irnos o qué onda”.

Ya no vayan, le pidió.

“Eso quisiéramos, pero aquí seguimos”.

Andrés, trabajador del área de publicidad, fue una de las cuatro víctimas de la estación de radio Switch 105.9 FM que murió a balazos afuera de una pizzería en Ciudad Juárez, cuando realizaban una transmisión. 

La alerta ya estaba activada en el momento en que se encontraban en el sitio comercial ubicado en la colonia Pradera Dorada. 

Con base en testimonios de sobrevivientes de los ataques, sicarios llegaron al sitio y, sin mediar palabra, abrieron fuego contra personas indefensas. En ese momento, las balas que salieron del penal ya se habían extendido hacia las calles. 

@axelchl

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Áxel Chávez

Aguas, chuecos: La ASF cambiará la metodología y hará más auditorías

Las auditorías al gasto federalizado de 2021 se incrementarán en un 36%, con mejores métodos para detectar “empresas fantasma” y el empleo de inteligencia artificial para establecer relaciones, incluyendo domicilios coincidentes y números telefónicos comunes.

3 / 16 / 22

La negra espalda de García Luna y el final de una era en el narco

Fue el súper policía del sexenio de Calderón y el que realizaba montajes como el de Cassez con Fox. Y el que hacía capturas selectivas del narco, dejando tranquilo al Cártel de Sinaloa. Hoy enfrenta acusaciones en Estados Unidos y la expectativa crece sobre posibles delaciones. ANÁLISIS.

12 / 11 / 19